La historia de una menor de 17 años

“Mientras estaba embarazada continuaba haciendo pieza”

La menor denuncia que su propia pareja la obligaba a prostituirse en El Alto. Ella no sabía que tenía VIH/sida hasta que se realizó los controles prenatales.
sábado, 28 de diciembre de 2013 · 21:07

Página Siete / El Alto
La menor de 17 años abandonó su domicilio a sus 12, tras la muerte de su madre. Contrajo el  VIH/sida y tuberculosis de su pareja, quien posteriormente se volvió su proxeneta.  Actualmente vive en un hogar de niñas y cuenta  que desea estudiar,  abrir un negocio para ganar dinero y pagar la educación de su hijo.¿Cómo fue su  infancia?
Con mi mamá me  llevaba muy bien, me consentía mucho, me compraba todo lo que le pedía. Iba al colegio y también le ayudaba a vender. Pero a mis 12 años  mi mamá murió,  fue muy triste.
¿Qué hizo después de la muerte de su mamá?
Mis tíos me botaron del departamento  donde vivíamos con mi mamá, era  en la calle 8 de la zona Villa Dolores (El Alto). Pero como mi mamá no tenía los papeles firmados, mis familiares se quedaron con la casa.  Ellos decían que les correspondía y me trataban muy mal. Así que me escapé  y me fui a vivir a la calle.
¿Cómo hizo para sobrevivir en la calle?
Ahí conocí a chicas que me enseñaron, tenía que conseguir plata para vivir en  alojamientos y comer. Hacía pieza (mantener  relaciones sexuales con clientes a cambio de pago).
¿Conoció a alguien bueno en la calle?
No. Conocí a un muchacho que es el papá de mi bebé, también vivía en la calle y falleció a sus 22 años porque también tenía tuberculosis y VIH/sida.  No lo extraño porque a veces me pegaba o me insultaba.
Me gustaba, pero se volvió mi tío (proxeneta) y me obligaba a hacer pieza. Luego vivía en la casa de la familia de mi pareja, ellos también me obligaban a hacer pieza.
Cuando falleció me quedé un tiempo viviendo  con su familia, pero me seguían molestando. Me decían tienes que hacer pieza si no lo haces, no te voy a dar de comer. No quería robar, lo único que me quedaba era hacerles caso. Vivía el día a día.
Por eso me volví a escapar a la calle y ahí me di cuenta que estaba embarazada.
¿Cómo fue su embarazo?
Estaba embarazada y seguía haciendo pieza, inhalaba clefa y a veces tomaba con los chicos  de la calle. Cuando veía a los trabajadores de la fundación, les pedía ayuda para que me lleven a hacer mis controles prenatales.  El doctor me dijo que tengo infecciones de transmisión sexual, pero que primero me cuide del embarazo, me  recupere y luego me harán un tratamiento.
¿Sus amigas de la calle sufren también de tuberculosis?
En la calle hay  una epidemia de tuberculosis. Cuántas serán las  que tienen y ni saben, porque no van al médico.  Muchas veces se come del  mismo plato, tomamos del mismo vaso  o nos besamos con chicos que tienen tuberculosis.

¿Cómo está la salud de su bebé?
Esta bien, pero aún no sé si se contagió de VIH, porque no se hizo el examen. El médico me dijo que tengo que esperar dos meses, como me han hecho cesárea, existen pocas posibilidades de que tenga lo mismo que yo.
¿Cómo es un día en el hogar?
Como recién tuve a mi bebé, me cuidan y no hago nada. Tengo que estar pendiente de él. Acá las chicas pasan clases, tienen una sala de computación con internet, una sala donde ven televisión y  películas. También cada una tiene sus turnos para lavar los platos, limpiar la cocina y  el baño. 
¿Cómo pasó la  Navidad?
En la tarde fuimos a cantar villancicos a la iglesia, luego tomamos un chocolate con panetón que hicimos nosotras mismas para vender. En la noche hicieron picana, a mí me dieron un poquito porque el médico me prohibió. Fue la primera vez que  recibí regalos por Navidad.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
1

Comentarios