El Túpac Katari será lanzado el 20 de diciembre desde China

Evo inaugura una de las bases para operar el primer satélite

La base cuenta con seis gigantes antenas satelitales, una que enviará comandos y recibirá la señal y cinco que monitorearán los canales de comunicación del aparato.
martes, 03 de diciembre de 2013 · 00:16
Página Siete  / La Paz
El presidente Evo Morales inauguró ayer la primera estación terrena en la zona altiplánica  de Amachuma, desde donde se monitoreará el funcionamiento del satélite de telecomunicaciones Túpac Katari.
La base  cuenta con seis gigantes antenas satelitales, una que enviará comandos y recibirá la señal del Túpac Katari y cinco que monitorearán los canales de comunicación del aparato.
Inicialmente en la estación  trabajarán  35 profesionales bolivianos formados en China, especializados en la instalación, montaje y administración de satélites.
Las seis antenas de la estación terrena, separadas por alrededor de 100 metros una de la otra, giran sobre un eje que les permite realizar movimientos de 160 grados para buscar y enviar señales del satélite Túpac Katari.
Según la Agencia Boliviana Espacial (ABE), la construcción civil de la estación de Amachuma demandó una inversión de 2,5 millones de dólares y en su montaje técnico se invirtieron 30 millones de dólares, registra una nota de la gubernamental ABI.
El presidente Morales confirmó que el lanzamiento del satélite Túpac Katari será el  20 de diciembre desde el centro espacial de Xichang, en China. Para este evento histórico viajarán a ese país el canciller David Choquehuanca y otros ministros del gabinete.
    Morales dijo que el satélite orbitará a 36.000 kilómetros, en la línea del Ecuador y que, una vez en el espacio, ingresará a un último período de prueba por tres meses y comenzará a emitir frecuencias entre marzo y abril del próximo año, según la ABI.

De acuerdo con datos de la ABE, el lanzamiento y el primer año en órbita del satélite Túpac Katari están protegidos con un seguro de aproximadamente 200 millones de dólares, que representan el costo total del aparato, construido en un moderno laboratorio espacial de China.
El proyecto Túpac Katari comprende la construcción de un satélite de comunicaciones, su lanzamiento y puesta en órbita, además de la construcción de estaciones terrenas en La Paz y Santa Cruz y la capacitación de profesionales bolivianos en tecnologías espaciales.
   El costo del proyecto asciende a 302 millones de dólares, financiados por el Banco de Desarrollo de China y una contraparte del Estado boliviano.
La segunda estación de control  está ubicado en el municipio de  La Guardia   y servirá de apoyo y para prevenir contingencias.

El Jefe de Estado anunció que  se instalarán "miles” de telecentros en el territorio para replicar la señal del satélite, que tiene el fin de mejorar el acceso a telefonía móvil, televisión, radio e internet en los 339 municipios del país. "Se proyectará en la primera fase contar con mil telecentros hasta marzo de 2014 y 1.500 telecentros rurales adicionales durante la gestión de 2014”.

El Gobierno encarga diseño de otro satélite para prospección

El Ministerio de  Obras Públicas, Servicios y Vivienda  informó ayer que profesionales bolivianos  empezarán a diseñar, a partir de enero de 2014, un nuevo  satélite que servirá para la  prospección que podría ser  puesto en órbita antes del año 2025.
El anuncio fue realizado por el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez. El diseño estará a cargo de los profesionales  becados en  China. "A partir de enero  van a comenzar a trabajar el diseño  del satélite de prospección; por tanto, ya en enero damos los  primeros pasos para el segundo satélite”, afirmó, después  del  acto de inauguración de la estación terrena de Amachuma, uno de los dos centros desde donde se controlará el satélite Túpac Katari (TKSAT-1).
El anuncio fue realizado luego de que, en ese mismo acto, el presidente Evo Morales expresara que uno de sus  sueños es impulsar  la construcción de un satélite "para saber exactamente qué recursos naturales tenemos en Bolivia. (...) Será el próximo paso, esperamos que no sea para la Agenda 2025, ojalá sea mucho antes”.
Sánchez explicó que el segundo satélite  permitirá hacer un "diagnóstico de los  recursos naturales, el comportamiento de una riada, de una catástrofe, incluso de los recursos naturales en el subsuelo. Por tanto, va a ser un satélite de mucho apoyo  al desarrollo económico del país”.
De acuerdo con el  director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana,  se prevé que este satélite se desplace en una órbita mucho más baja que  el TKSAT-1 y que en lugar de  antenas y repetidoras de microondas llevará cámaras y sensores.
"Llevará cámaras  y sensores para hacer medidas de la superficie de la Tierra; permitirá hacer un inventario de recursos naturales, llevar una cuenta de cultivos, de la salud de los cultivos, de los reservorios de agua; podrá tomar fotografías de las ciudades para ordenar su crecimiento. Es un satélite de muchas aplicaciones”.

Valorar noticia

Comentarios