Acuden al hospital cuando la enfermedad presenta complicaciones

Pacientes con males avanzados saturan centros de tercer nivel

El SEDES afirma que el riesgo de mala praxis médica se incrementa cuando se acude a hospitales en última instancia, cuando la dolencia se complica.
sábado, 14 de septiembre de 2013 · 20:36
Carlos Moreira A./La Paz
 Con un sistema de salud fragmentado, como el que se tiene en Bolivia, los usuarios no acuden a tiempo a los centros de salud de primer nivel, lo cual genera  una saturación en los centros de tercer nivel que atienden las patologías más avanzadas.
El director del SEDES de La Paz, Henry Flores, aseguró que ese fenómeno incrementa el riesgo para que un médico incurra en una mala praxis médica al querer atender a muchos pacientes dada la elevada demanda.
 "Por hacerlo bien, tenemos el riesgo de cometer algunos errores atendiendo simultáneamente a dos pacientes. La autoridad cae sobre esta persona (el médico), pero no toma en cuenta estos otros aspectos cualitativos. El profesional no mide la capacidad que puede tener ante estos riesgos”, precisó.
Además dijo  que la población no acude a su atención ordenadamente. "Se ha establecido que, en nuestro sistema de salud, nosotros tenemos un primer nivel de patologías comunes. El 80% de patologías se puede tratar ahí. Después tenemos un segundo nivel, donde se resuelven problemas de especialidades básicas. Si  acá no se ha logrado resolver y aparece una patología algo más específica, necesitarías subespecialidades, entonces se pasa al tercer nivel”, añadió.
 Según Flores, la gente no conoce este tema. Acude de la comunidad, zona o barrio directamente a los hospitales de tercer nivel, pero conllevando una enfermedad avanzada.
"Hay denuncias sobre  mujeres que después de un parto domiciliario han llegado al hospital y fallecieron en un par de horas. Y eso aparece como negligencia, cuando se ha desangrado en la casa, acude a una atención privada y llega al hospital con muchas dificultades como para salvarle la vida”, explicó.
 
Además considera que el sistema de salud en el país está fragmentado y  esto incrementa el riesgo en los centros de tercer nivel. "Si nos fijamos los casos de denuncias por negligencia médica, se da más en los centros grandes, porque lo más complicado de resolver llega ahí. Entonces, con el incumplimiento de protocolos, falta de equipo, de personal, el riesgo aumenta y puede desencadenar en  muerte”, subrayó.
El director del SEDES recomienda que el paciente esté en contacto permanente  con su médico de barrio, pero en el país lo primero que hace   es buscar remedios caseros.
 Luego acude a farmacias, legales o ilegales, y se automedica. Entonces, una simple infección dental se puede convertir en un absceso por un mal tratamiento antibiótico.
 De 700 farmacias estimadas en La Paz, sólo 300 son legales.

No remuneran a los auditores
Así como se plantea la necesidad de más auditores médicos,  el director del SEDES  La Paz, Henry Flores,   admite  que no se tiene un presupuesto reservado para remunerar este servicio. "Como son acreditados del sistema (público de salud), sólo los declaramos en comisión. Es algo que estamos planteando cambiar, porque durante todos estos años nunca se planteó crear el ítem de auditor”, señaló.
Por su parte, el jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Salud, Marcelo Sandstein Mariño, explicó que a un médico auditor le llega en cualquier momento un memorándum invitándolo a participar en un examen. "Los galenos preguntan cuánto se les va a pagar, pero no hay ningún pago. Se queda con el mismo sueldo que ya estaba ganando.  Los médicos no quieren saber de eso y se excusan en todos los casos, presentan justificaciones”, explicó.
 Además, estos galenos, que tienen otras especialidades, deben abandonar su trabajo habitual, durante 20 días, para hacer la auditoría respectiva. "Tenemos que sacarlos cada mes”, añadió el galeno.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias