Las siamesas nacieron hace 4 meses en Cochabamba

Muere niña Danitza y Damaris responde de forma favorable

El domingo fueron separadas. La fallecida dependía mucho de su hermana y, al estar sola, sobrevivir fue más difícil.
viernes, 20 de septiembre de 2013 · 01:04
Jackeline Rojas  / Opinión
De la sala de terapia intensiva del Centro Médico Boliviano Belga, la siamesa Danitza pasó ayer  a ser velada en un ambiente prestado, de una vecina, en la zona sur, donde vive la mamá María Isabel Gerónimo.
Sin flores y con pocas velas, sólo las lágrimas incesantes de la madre acompañan la pequeña caja blanca que guarda su reducido cuerpecito.
María Danitza Mita Gerónimo no resistió más y falleció ayer, a las 15:35 a causa de una falla multiorgánica, de acuerdo con el informe del cardiólogo Carlos Brockmann. Pero su hermana evoluciona favorablemente y es posible que mañana respire sin necesidad del ventilador o por su cuenta, como denomina el médico pueda darse el "destete del ventilador”.
Las siamesas que nacieron cuatro meses atrás, en el maternológico infantil Germán Urquidi, fueron trasladadas al Centro Médico Boliviano Belga, donde se les practicó, el  domingo, una cirugía de separación. La intervención duró más de ocho horas y fue realizada por un equipo de 29 médicos.
Según Brockmann,  la siamesa que falleció dependía demasiado de su hermanita y al estar sola, sobrevivir fue más difícil.
El galeno informó que la bebé presentó una "falla multiorgánica”. Desde el principio la niña tenía  mala oxigenación cerebral, en ese estado las infecciones tienden a perpetuarse, el hígado empieza a fallar y pese al soporte de medicamentos (vaso-opresores) para mantener la frecuencia cardíaca  Danitza no resistió.
El pasado miércoles, se les cerró la caja torácica a ambas niñas. Damaris reaccionó bien, pero Danitza quedó muy deprimida. El médico especialista relató que las siamesas compartían el hígado y pese a tener corazones independientes, éstos estaban unidos por una especie de  vena, un apéndice que comunicaba ambas corazoncitos. Dijo que jamás, en su experiencia, se había encontrado con un caso similar y que aprendió mucho con las siamesas.
Aclaró también que de no haber sido siamesas asimétricas, si no se hubiese dado el fenómeno "espejo”, la niña que falleció habría reducido su porcentaje de mortalidad de un 90% a un 50%. Ahora todas los cuidados se enfocarán en Damaris de quien, adelantó,   necesitará un control permanente a su corazón y una cirugía de hernia. Lo que suceda en el futuro con la pequeña Damaris dependerá de la valoración médica que haga el cardiólogo pediatra.
Según Brockmann, el Centro Médico Quirúrgico Boliviano Belga es el de mayor especialización en cirugía cardíaca de Cochabamba y probablemente del país.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Valorar noticia

Comentarios