De cara al futuro

El desafío cosmopolita

Uno de los retos de Santa Cruz es equilibrar su desarrollo urbano con la conservación de sus áreas productivas y manteniendo la integración.
lunes, 23 de septiembre de 2013 · 21:03
El departamento de Santa Cruz es el destino frecuente de los emigrantes bolivianos que buscan nuevos horizontes sin salir de Bolivia. Los datos del censo 2012 lo confirman: la región tiene el índice más alto de crecimiento poblacional, 37%.
Y es que la marcha al oriente, que comenzó en los 60, no ha parado hasta ahora porque la región ofrece oportunidades económicas y de condiciones de vida favorables, como su clima y su desarrollo industrial, por ejemplo, para todos los que buscan hacer realidad el "sueño boliviano”.
El exprefecto cruceño Carlos Hugo Molina explica que esta atracción que el departamento ejerce sobre la población del resto del país obedece al hecho de que el desarrollo del mundo gira en torno a la energía, el agua y los alimentos, los cuales abundan en la región.
Añade que a esas fortalezas se suma que el territorio cruceño, el más extenso de Bolivia, tiene frontera con Brasil, Argentina y Paraguay.
"Desde el punto de vista del desarrollo social masivo, no del extractivo minero que movió la economía de Bolivia durante tantos años, la posibilidad de que el sueño boliviano pueda hacerse efectivo se hace notoriamente mayor en Santa Cruz”, asegura.
Desde la Gobernación de ese departamento, el director de Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink, señala que la región representa una oportunidad de empleo en las diferentes actividades económicas, desde la producción agrícola hasta los servicios y el comercio.
"Todas las actividades en Santa Cruz generan crecimiento porque la región tiene una economía diversificada, no está centrada en la actividad extractiva, por eso el PIB del departamento creció en 8,6%. Todas las personas que llegan acá encuentran una respuesta”, afirma.

Desafíos: desarrollo
y equilibrio
Sin embargo, la región tiene aún muchos retos que cumplir para responder a la creciente migración. Entre otros, están consolidar proyectos de vivienda, transporte, seguridad ciudadana, servicios públicos pero cuidando al equilibrio entre lo urbano, donde vive la gente, y lo rural, que es el área de producción que da seguridad alimentaria.
"Éste es el gran reto: encontrar el punto de equilibrio entre un desarrollo urbano acelerado y la necesidad de conservar una relación efectiva, respetuosa con los actores productivos sociales, indígenas y campesinos que son los que dan seguridad y soberanía alimentaria”, explica Molina.
Un segundo desafío es la planificación e incorporación de valores de desarrollo sobre la  base de la cohesión social, lo que implica ponerse de acuerdo entre todos los habitantes y estantes del departamento.
Molina añade que para todo ello es preciso alcanzar la competitividad y la complementariedad, lo que implica que se destaque claramente qué tiene de distinto, novedoso y diverso Santa Cruz en comparación a las otras ciudades de América Latina; a partir de lo cual se puede diseñar el mejor mecanismo para convertir a la urbe en un punto de atención, pero no sólo en materia de desarrollo económico, sino social, cultural, organizativo y hasta político.
Carlos Schlink anota otros tres desafíos. El primero, consolidar el modelo productivo a través de la tecnificación para incrementar la producción de alimentos de 15 a 45 millones de toneladas anuales para reafirmar soberanía alimentaria de Bolivia.
Su segundo desafío es integrarse al resto de los departamentos y los países vecinos a través del corredor bioceánico y la construcción de carreteras para facilitar la exportación e importación.

"El tercer desafío es desarrollar los sectores estratégicos para la industrialización de los recursos naturales y la generación de energía”, concluye Schlink.

Ivone Juárez
 Periodista

 "La región tiene aún muchos retos que cumplir para responder a la creciente migración”.

El estigma regionalista

"No estigmatizamos a nadie por su origen, eso hace que Santa Cruz sea un espacio donde todo el que llega quiera desarrollarse, lo que hace que la región crezca; acá no hay regionalismo”, asegura el expresidente cívico Germán Antelo.
De esa manera descarta el estigma de regionalismo que pesa sobre la región. "Hace muchos años que Santa Cruz es cosmopolita; la migración nos hizo plurales, entendemos las culturas. Parte  de las comidas del occidente son nuestras comidas y se respetan las costumbres, bailes y expresiones culturales”, afirma.
Por su lado, Carlos Hugo Molina califica de "mito” el hecho de concebir al departamento como regionalista. "La realidad es más generosa que los análisis”, sostiene y plantea que si Santa Cruz hubiese tenido una posición regionalista, radical, sectaria, racista o xenofóbica, ¿habría  venido toda la gente que viene, que produce y se desarrolla en Santa Cruz? "¿Alguien va a un sitio a sufrir, a que los exploten y le impidan su crecimiento?”, cuestiona.

Punto de vista
Hugo Siles Espada,  economista
Santa Cruz
debe mirar a la industrialización
Durante los años 60, 70 y 80, Santa Cruz recibió un gran respaldo público a través de inversiones para hacer posible su acumulación originaria de capital.
Ese capital originario viene del rentismo del sector público, pero en los años 90 el sector privado comenzó a dinamizar la economía cruceña en base fundamentalmente a la agroindustria. Hoy el desafío de la región es lograr un mayor valor agregado ligado a la industrialización, es decir que ya no exporten soya, sino cereales procesados; y también avanzar más en la capacitación de su capital humano.
El cruceño tiene buen nivel de conocimiento, pero necesita más capacitación, similar a la que se alcanzó en La Paz, cuyo capital humano es el más competitivo de toda Bolivia. Si Santa Cruz suma un recurso humano competitivo a las materias primas, puede convertirse en una de las regiones más pujantes de la América del Sur.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios