Antecedentes del proceso libertario

La Guerra de la Independencia en Santa Cruz de la Sierra

El 24 de septiembre de 1810, los doctores que habían estudiado en Charcas se levantaron y proclamaron el nuevo gobierno de la Junta Provisoria.
lunes, 23 de septiembre de 2013 · 21:06
La Guerra de Independencia de las colonias españolas en América fue un proceso largo y complejo que duró alrededor de 15 años. La emancipación fue el resultado de una serie de condiciones que se presentaron en el contexto americano en los últimos años del siglo XVIII.
La Audiencia de Charcas y la provincia de Santa Cruz de la Sierra no estaban fuera del contexto. Hubo reformas territoriales que definieron la actuación futura de los cruceños.
Primero, la Audiencia y sus provincias dejaron de pertenecer al Virreinato del Perú para formar parte del Virreinato del Río de La Plata (1776). Estas reformas territoriales no fueron arbitrarias, más bien reflejaron e intensificaron el proceso de diferenciación regional.
Segundo, se crearon las intendencias (1782), un nuevo régimen administrativo por el cual la provincia de Santa Cruz de la Sierra se transformó en Intendencia y la capital pasó a Cochabamba, quedando la primera ciudad como una subdelegación militar.
Tercero, expulsaron a los jesuitas en 1767, lo que significó que Moxos y Chiquitos pasen a depender la provincia de Santa Cruz de la Sierra, es decir de la Intendencia en lo militar y de real hacienda, del Virrey en lo gubernativo y de la Audiencia en lo económico y en administración de justicia.
Santa Cruz de la Sierra se había mantenido desde su fundación en 1561 y pese a la posterior fusión con San Lorenzo en 1621, como una provincia aislada geográficamente de los centros de poder, era marginada de los circuitos comerciales, lo que había permitido que los cruceños gocen de autonomía en las decisiones por  tomar.
Ya en el contexto de la Guerra de la Independencia, un antecedente en Santa Cruz fue la sublevación de los esclavos en agosto de 1809. La población negra esclava estaba destinada básicamente para los servicios personales. Al parecer los esclavos se habían enterado a través de sus amos del levantamiento de La Plata de mayo de ese año, y esperaban su libertad.
La rebelión empezó la noche del 15 de agosto para la procesión de la Virgen de la Asunta, con la consigna de acabar con todos los blancos. Pero no faltó un esclavo que delató a los demás y la rebelión fue sofocada.

1810- 1811
La Guerra de la Independencia en Santa Cruz empezó el 24 de septiembre de 1810, cuando los doctores que habían estudiado en Charcas se levantaron  y proclamaron el nuevo gobierno de la Junta Provisoria, siguiendo el ejemplo de la Junta de Buenos Aires.
El levantamiento lo lideraron Antonio Vicente Seoane, Antonio Suárez, José Andrés Salvatierra, Juan Manuel Lemoine y el argentino Eustaquio Moldes.
Este último había llegado desde Buenos Aires con la misión de difundir las ideas a favor de la patria.

1811-1813
El nuevo gobierno se mantuvo hasta la derrota patriota en Guaqui, en junio de 1811, a manos de las fuerzas realistas bajo el mando del general José Manuel Goyeneche, quien ordenó al teniente coronel José Miguel Becerra recuperar Santa Cruz.
Becerra, que dominaba la región de Cordillera, retomó la plaza y fue nombrado gobernador intendente de la provincia de Santa Cruz de la Sierra. La ciudad quedó bajo el dominio realista hasta marzo de 1813, cuando fue recuperada por las fuerzas patriotas dirigidas por el coronel Antonio Suárez.
Posteriormente, Suárez fue electo representante al Congreso Constituyente de las Provincias Unidas de Río de la Plata, por lo que el coronel Belgrano, del segundo ejército argentino, nombró al coronel Ignacio Warnes como nuevo gobernador de Santa Cruz.
Para entonces, Santa Cruz ya había recuperado su antiguo status de capital de la Gobernación, dejando de lado la dependencia de Cochabamba.

1813- 1816
Warnes gobernó Santa Cruz desde 1813 hasta 1816. Durante su gobierno liberó a los esclavos negros, con los que formó el batallón de los Pardos Libres. Durante los tres años que duró su gobierno se enfrentó con las tropas realistas enviadas por Joaquín de la Pezuela, sucesor de Goyeneche.
El enfrentamiento más importante fue la Batalla de Florida, el 25 de mayo de 1814, en la que Warnes y el coronel Manuel Álvarez de Arenales vencieron al realista Joaquín Blanco.
Warnes continuó la lucha contra el realista Francisco Udaeta, quien había escapado a Chiquitos. En octubre de 1815, en la Batalla de Santa Bárbara, Warnes venció a Udaeta y al gobernador de Chiquitos, Juan Bautista Altolaguirre, quienes contaban con cerca de 5.000 indígenas. Con los realistas vencidos, la provincia entera quedó en manos patriotas. Warnes volvió a Santa Cruz y la mantuvo independiente hasta 1816.
Con la vuelta al trono de Fernando VII en 1814 llegó a América una nueva ofensiva del ejército español para reprimir a los rebeldes. Los realistas enviaron a Francisco Xavier  Aguilera y dos regimientos españoles, los talverinos y los fernandinos.
Aguilera se enfrentó con Warnes en la Batalla del Pari, en las afueras de Santa Cruz. En el enfrentamiento murió Warnes y su colaborador más cercano, José Manuel Mercado, marchó hacia Cordillera con las tropas patriotas.

1816-1825
La victoria realista de Pari convirtió a Aguilera en el nuevo gobernador de Santa Cruz, y por esta conquista recibió el título de brigadier y Caballero de la orden de Santa Isabel.
El primer acto de su gobierno fue la exhibición de la cabeza de Warnes en una piqueta en la plaza principal. Los meses siguientes fueron de muerte y violencia; ejecutó a todos los sospechosos de pertenecer a la patria.
El gobierno de Aguilera restituyó la esclavitud, lo que complació a la mayoría de los cruceños. Sin embargo, estuvo todo el tiempo asediado por José Manuel Mercado el Colorao y sus montoneros, que desde Cordillera los hostigaban constantemente, tratando de recuperar la plaza cruceña.
A pesar de varios intentos, Mercado no logró retomar Santa Cruz. Aguilera afianzó su poder en toda la provincia, que incluía Moxos y Chiquitos, nombrando gobernadores de su confianza.
La noticia del triunfo patriota en Junín y Ayacucho permitió a Mercado tomar Santa Cruz y proclamar la independencia el 14 de febrero de 1825. Aguilera se escondió entre Santa Cruz y Vallegrande hasta octubre de 1828, cuando se levantó en nombre de Fernando VII, siendo finalmente derrotado por las fuerzas republicanas.

La provincia de Santa Cruz de la Sierra se convirtió en el departamento de Santa Cruz, que abarcaba las regiones de Beni, Pando y el norte de La Paz. A partir de ese momento los cruceños consolidaron el territorio del oriente para la recién creada Bolivia.

Paula Peña Hasbún
 Historiadora

 "Ya en el contexto de la Guerra de la Independencia, un antecedente en Santa Cruz fue la sublevación de los esclavos, en agosto de 1809”.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

35
11

Comentarios