El Gobierno y la ONUDC lanzaron ayer el Plan de Reducción

Se pretende reducir consumo de droga y alcohol en 30 municipios

Aunque el índice de uso de sustancias controladas y bebidas alcohólicas es bajo, el Gobierno pretende prevenir la dependencia y rehabilitar a las personas.
miércoles, 25 de septiembre de 2013 · 23:42
María Carballo / La Paz
El Gobierno y la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDC) lanzaron ayer el Plan de Reducción de la Demanda de Drogas en Bolivia, con el fin de reducir hasta el año 2017 el consumo de droga y alcohol en 30 municipios del país.
El proyecto comenzará este año y la inversión alcanzará a 49,9 millones de dólares, dinero que será donado por cuatro países, aunque éstos no fueron nombrados.  
El plan se basa en cinco ejes: prevención, identificación de población vulnerable, rehabilitación, reintegración social y capacitación de profesionales especializados en prevención.
El representante de la ONUDC, Antonino De Leo, explicó que  el plan también incluye la capacitación de 20.000 maestros, 300 mil padres de familia, 500 mil estudiantes y al menos un millón de ciudadanos civiles, quienes aprenderán sobre los riesgos y consecuencias del consumo de droga y alcohol.
"Se trata de una campaña de prevención, una campaña nacional con políticas estratégicas de prevención, programas piloto, el seguimiento de la reducción en el consumo a través de redes sociales públicas”, señaló De Leo.
 Según un estudio de 2011 del Programa de Apoyo a la Democracia Municipal (PADEM), en el país hay 339 municipios, lo que significa que el plan para disminuir el consumo de droga y alcohol alcanzará  al 8,8% de las jurisdicciones ediles existentes.
Explicó que el proyecto empezará a desarrollarse en colegios y universidades del  país, ya que se considera que los jóvenes son los más vulnerables al consumo indebido de drogas y alcohol.
 No obstante, hay poco consumo de sustancias controladas en Bolivia, según el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.
"El índice de consumo de droga es bajo en el país. Sólo el 0,4% de la población boliviana consume cocaína y el 1,6% marihuana, pero esto no quiere decir que no  nos preocupemos y que no presentemos este tipo de planes”, indicó ayer  la autoridad, de acuerdo con un estudio que se realizó en los últimos cinco años en el país por el Gobierno.

Tres instituciones se encargarán de rehabilitación

Los ministerios de Salud y Educación, además de la Iglesia Católica,  se encargarán de la rehabilitación de jóvenes y adolescentes que consumen droga y alcohol.
"Hemos hecho un convenio como Gobierno con la Iglesia Católica porque, queramos o no,  se acerca a las personas necesitadas”, aseveró ayer  el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, en  la presentación del Plan Nacional de Reducción de la Demanda de Drogas en Bolivia.
La rehabilitación, al igual que todo el plan, comenzará este año y finalizará en 2017.
Las dos carteras de Estado colaborarán con programas  de orientación educativa, de rehabilitación y reinserción social a través de empleos para los jóvenes rehabilitados.    Este nuevo proyecto se realizará con la colaboración de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el apoyo económico  de al menos cuatro países,  según Cáceres.


 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios