La discriminación hacia el colectivo TLGB comienza en la familia

“Todas las trans recibimos agresiones constantemente”

Preocupan los casos que quedaron impunes, como el de la transexual cochabambina que recibió una brutal agresión debido a su identidad sexual.
sábado, 28 de septiembre de 2013 · 19:17
Margarita Palacios  / La Paz

Como muchas transexuales y travestis en Bolivia, Laura Álvarez, vicepresidenta del colectivo  Trans, Lésbico, Gay y Bisexual  (TLGB), recibe constantes agresiones  por su condición de género.
En las calles de La Paz, donde Laura y  sus compañeras trabajan como prostitutas, los insultos y golpes persisten. La discriminación se mantiene, asegura.
 
"Entre nosotras nos cuidamos y por eso siempre caminamos en grupo, ya que todas tenemos malas experiencias, a todas alguna vez nos han amedrentado y lo siguen haciendo”, cuenta.
 
Esta discriminación empieza en la familia, lo  que dificulta la denuncia para la víctima. "En este caso es difícil, porque si alguna de nosotras sufre una agresión, desde un insulto hasta una violación o asesinato, la familia prefiere callar, porque tiene miedo al qué dirán , por el estigma de la sociedad”, sostiene Laura.
Otra de las transexuales,  Antonella Navia, asegura que la  violencia comienza desde la infancia. "Te van metiendo día a día en la cabeza  (la idea de) que eres una persona pecadora, que no mereces  afecto, inservible, inferior”, comenta.


De acuerdo con David Aruquipa, presidente del colectivo TLGB en Bolivia, muchas  transexuales trabajan en el área sexual debido a que el sistema no les ofrece otra opción de vida, al excluirlas de la sociedad.
"Maracos”, "maricones”,  "vergüenza de los hombres” son sólo algunos de los insultos que a diario reciben los  transexuales, quienes se identifican con el género opuesto a su sexo biológico, y los travestis, que  utilizan vestimenta del género opuesto.
Deysi Dinatale, otra de las transexuales paceñas, recuerda  con mucha tristeza y con la mirada cabizbaja que  la intolerancia de las personas llegó a tal extremo que la apedrearon  mientras circulaba por las vías públicas.
"Nos tiran botellas  vacías, piedras, huevos. Ellos son los maricones porque no afrontan,  huyen  como criminales. Por eso la calle nos enseñó que hay mucha  violencia”, explica Deysi.
Los seis entendidos en la materia con los que se entrevistó este medio reflejaron su preocupación ante tres  casos criminales que quedaron "impunes” en el país.
En mayo, tres transexuales fueron golpeadas por un grupo de taxistas en pleno Prado cochabambino. Dos de ellas lograron huir, pero Gabriela fue víctima de una feroz agresión que incluyó patadas y golpes con una barra de hierro.
Otro de los casos dramáticos fue el que se registró en octubre de 2012, en Santa Cruz, cuando asesinaron a la transexual Luisa Durán con 52 puñaladas.
 También estremeció el asesinato ocurrido en El Alto en  2009, cuando murió apuñalada por su esposo  la lesbiana Virginia Huanca.

Cifras
Luego de la promulgación de la Ley 045 contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, las agresiones a los gays, lesbianas y bisexuales disminuyeron notablemente, pero siguen contra el grupo transexual y transgénero, según el  director ejecutivo de la   Asociación Civil de Desarrollo Social y Promoción Cultural (Adesproc) Libertad, Alberto Moscoso.
"Hace años la  Policía era la entidad que más vulneraba los derechos de esta población y ahora está en proceso de sensibilización”, agrega.

Según Navia, la discriminación  empieza por falta de  documentación. "En el aeropuerto, cuando presentamos nuestros carnets, nos llevan a un cuarto y nos hacen desvestir”, explica.

 Punto de vista
Griselda Sillerico  Trabajadora Social
Hay que trabajar con los niños y adolescentes
Por mucho que hayamos avanzado en las normas,  a veces una ley no resuelve la discriminación de identidad sexual y de género, porque la causa de este problema es  la construcción mental.
Hay un avance importante en la organización   del colectivo  TLGB (Trans, Lésbico, Gay y Bisexual), ya están en los medios.
Existen avances, pero hay mucho que trabajar con  la sociedad y las autoridades.
Lo más complejo es que esa discriminación que afecta y viola los derechos humanos tiene  dimensiones de violencia física y  es una expresión que se traduce en homofobia y transfobia.
 Hay que trabajar mucho en este tema. Primeramente con  formación de reconocimiento  de que las personas TLGB son sujetos que tienen derechos y están reconocidos en  el  país.
Debemos empezar con la población de  niños, niñas y adolescentes.
Hay que luchar contra las  actitudes de discriminación,  porque eso no nos ayuda.
  La sociedad  en general tiene que aportar a partir de la no discriminación.
Debemos reconocer los derechos humanos de la población TLGB.

Cinco muertes por homofobia al año
En Bolivia se registran   cinco asesinatos por homofobia y transfobia cada año, según el colectivo TLGB (Trans, Lésbico, Gay y Bisexual ).
Empero, Martín Vidaurre, jefe nacional de la organización Iguales ante la Ley de Capacitación y Derechos Ciudadanos, afirmó que  estos registros son inciertos. "Desde 2011  hemos atendido 28 casos relacionados con agresiones físicas y  verbales a la población de  gays, lesbianas, bisexuales y transexuales”, informó.
 De acuerdo con el  estudio del observatorio  Transrespeto versus transfobia en el mundo  2009 - 2013,  se han  registrado en Bolivia  11  asesinatos a  trans.
 Alberto Moscoso, representante de TLGB, hizo notar que en la Marcha del Orgullo Gay en La Paz en 2007   hubo una agresión con una bomba  molotov.  "Siete personas  resultaron heridas. Hace años había amedrentamientos con bastante fuerza”, recordó.

Lo que dice  la ley
Norma  El artículo 14 de la Constitución Política del Estado (CPE) prohíbe y sanciona la discriminación   por la orientación sexual y la  diversidad  de género. La Ley 045 contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación sanciona los delitos por  homofobia  y  transfobia  con uno a cinco años de cárcel.

 
Estudio Según un estudio de la Defensoría del Pueblo, el colectivo TLGB (Trans, Lésbico, Gay y Bisexual) revela que el 88% sufrió violencia psicológica; el 75%, física; el 9,3%, sexual, y el 17,6%, económica. El documento determina que  se inician en el trabajo sexual a una edad promedio de 17 años, debido a que muchos dejan sus estudios y abandonan su hogar debido a la intolerancia de sus  familias. 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios