El accidente de tránsito dejó un saldo de 10 muertos y siete heridos

Minibús accidentado iba a gran velocidad y los frenos fallaron

Según versiones de los sobrevivientes, el vehículo bajó a gran velocidad una vez que pasó el peaje. El chofer intentó frenar, pero ya era demasiado tarde.
martes, 31 de diciembre de 2013 · 16:38
María Carballo / La Paz
El Organismo Operativo de Tránsito confirmó ayer que el minibús que protagonizó el accidente del lunes en la autopista La Paz - El Alto, en el que 10 personas murieron, era conducido con exceso de velocidad y además hubo una falla en el sistema de frenos.
"A la altura de la Universidad Salesiana (en la zona de Achachicala) el minibús ya  empezó a fallar, empezó a tambalearse y al tratar de reducir la velocidad y evitar un vuelco entró por el desvío (hacia la avenida Vásquez) y allí colisionó con el camión”, detalló el director de Tránsito de La Paz, Abel de la Barra.
El lunes, un minibús de la línea 233 del sindicado 25 de Abril venía por el carril de bajada a gran velocidad. En primera instancia colisionó  con un minibús y luego con un camión en el desvío que va hacia la avenida Vásquez. Diez personas  fallecieron y otras siete resultaron heridas.
"La recomendación es que se conduzca a sólo 75 kilómetros por hora, pero este señor aumentó la velocidad hasta llegar a más de 80 kilómetros por hora”, señaló el jefe policial.

Explicó que el conductor Ángel Fernández, quien falleció, aumentó la velocidad del vehículo al pasar el peaje de control de El Alto. "Después de pagar el peaje, el minibús empezó a correr y sentimos olor a quemado, le dijimos al chofer y él trató de frenar, pero ya no pudo”, dijo Wílder Quispe, uno de los sobrevivientes.
De acuerdo con el jefe policial, existe la hipótesis de que el chofer apagó el motor para descender la autopista, pero ese dato no está confirmado.
Según su relato, el chofer trató de conducir el motorizado hacia la cuneta (zanja) de la vía para frenar, pero no lo logró.
"Yo estaba en el minibús de atrás y pude ver cómo el minibús que se accidentó se tambaleaba (antes) tratando de frenar. Luego escuché los gritos”, contó por su parte Héctor Chiri, hermano de uno de los heridos.
Cuatro de los heridos se encuentran en la clínica Amid, otros dos de gravedad están internados en la unidad de terapia intensiva de la clínica Aranda y otra persona en el hospital Arco Iris de la zona de Villa Fátima.
 "Son policontusos y con fracturas. Hay una niña de ocho años que será operada por una fractura en el brazo”, dijo el director de la clínica Amid, José Veizaga.
  El resto de los heridos tiene fracturas y otras contusiones.
 Otras víctimas
Constancio Mamani falleció una hora después de  llegar a la clínica y Dania Bernal murió prácticamente en la puerta del nosocomio, explicó el médico.  

La Policía aún no confirmó si este motorizado  pasó por la inspección técnica vehicular.
 El hecho trágico ocurrió el lunes y dejó familias de luto, las cuales, en la mayoría de los casos, aguardaban ayer en la morgue del Hospital de Clínicas que los cuerpos de sus seres queridos les sean entregados.
El vehículo accidentado quedó completamente destrozado y fue remolcado a un garaje de la Policía Boliviana.

Otros detalles
 
Piden precaución Los familiares de las víctimas y los sobrevivientes del accidente de la autopista  piden a los conductores del transporte público que hagan  revisar sus vehículos  en la inspección vehicular y que conduzcan con precaución.
Herido Edwin Chiri, una de las personas heridas, es atendido en terapia intensiva. Su estado es delicado. Tiene tres hijos pequeños.
 

Niña fallecida era voceadora e hija del chofer

Brenda Fernández, de ocho años, quien falleció en el accidente ocurrido en la autopista La Paz- El Alto el lunes en la mañana, era la hija del conductor del minibús protagonista del hecho y hacía de voceadora.
El dato lo confirmó el director departamental del Organismo Operativo de Tránsito, Abel de la Barra, quien explicó que la menor trabajaba con su padre desde sus siete años, según declaraciones de sus familiares.
"Por no pagar un salario a un voceador, los choferes hacen que sus hijos los ayuden . Muchos de estos niños son muy pequeños y los padres no saben a qué riesgo exponen a los menores”, dijo.
De la Barra explicó que en el momento del accidente, la pequeña se encontraba de pie porque el minibús estaba lleno de pasajeros. "Su cuerpo fue encontrado prácticamente bañado en sangre, tenía muchas cortaduras y seguramente fracturas, aunque en ese momento no nos percatamos de ello”, indicó.
El jefe policial recomendó a los conductores que no trabajen con sus hijos como voceadores, ya que un accidente no es el único riesgo al que se expone a  los menores de edad.
"Los choferes trabajan hasta altas horas de la noche y muchas veces suben a los minibuses delincuentes o ebrios y eso también es un peligro para los niños”, indicó De la Barra.

"Mi mamá por irse rápido se subió a ese minibús”

Ramiro Franklin Laguna, hijo de María Esther Yana de Laguna, una de las víctimas fatales del accidente, contó  que su madre iba a la Gobernación de La Paz para asistir a una reunión. Minutos antes, él le pidió que se quede en su casa a cocinar.
"Nosotros llegamos de la provincia Camacho a mi casa de Alto Lima, en El Alto. Mi mamá tenía una reunión y estaba muy apurada. Por irse rápido se subió a ese minibús”, contó el joven de 17 años con lágrimas en los ojos.
La reunión a la que debía asistir María Esther Yana se iba a desarrollar en los ambientes de la Gobernación de La Paz. La víctima era representante de su provincia. "Cuando llegamos a mi casa, le pedí a mi mamá que se quedara a cocinar y que después fuera a la reunión, pero no quiso hacerme caso y como era muy terca se fue; la fui a despachar, no pensé que era la última vez que la vería”, relató. Hasta ayer, la familia aún no había podido recoger el cadáver de la morgue.

"El minibús  golpeó unas cinco veces la pared”

Cristal Ramos, de ocho años, relató a Página Siete cómo logró sobrevivir al accidente en la autopista La Paz -El Alto.
"Estaba con mi papá y mi abuelo, íbamos a la ciudad para visitar a mi abuela que está en otro hospital (...) Me acuerdo que sentí olor a quemado, era un olor como de llanta quemada. Yo me asusté cuando el chofer no podía frenar. El minibús se golpeó unas cinco veces contra la pared”, contó la menor.
De acuerdo con su relato, el minibús casi atropella a dos transeúntes que estaban cerca de la avenida donde ocurrió el accidente.
"Eso decía la gente, me acuerdo que había muchos gritos. Una señora que después se murió estaba llena de sangre y gritaba que no la dejen morir (...) no sé quién me ayudó a salir, sólo sentí unas manos que me sacaron por la ventana”, agregó la pequeña con lágrimas en los ojos.
La menor tiene una fractura en el brazo derecho y la clavícula; permanece hospitalizada.

 

 


   

60
1

Comentarios

Otras Noticias