Los abuelos envían comida a la mamá

“Mi esposo no trabaja y hablo con él una vez al mes”

La madre no tiene plata para comprar los útiles escolares de sus hijos este año.
sábado, 4 de enero de 2014 · 18:52
Página Siete / El Alto
El padre de Rosalía, Agustín Apaza, quien viajó a Boston (EEUU) el 20 de junio para cuidar a su hija que fue  atacada por una perra rottweiler el 20 de mayo, no tiene papeles para trabajar y se comunica con su esposa y seis hijos una vez cada  mes y medio.
"Su papá está bien preocupado.  Aquí los chicos lo extrañan, eran bien apegados a él. Es difícil comunicarnos”, relata la madre de Rosalía, Regina Pillco.   Una de las actividades que más  extrañan, comenta Elío, de 10 años,    es ir a pasear al parque.   
Antes del incidente, Apaza ganaba al día entre 60 y 80 bolivianos por trabajar de voceador de minibús y 100 cuando era chofer. Ambos ahorraban todo el año para    comprar ropa y  útiles escolares.
Esta gestión será distinta, se lamenta la mamá, pues no cuenta con  dinero.
Pillco agradece a  los profesores de sus hijos, pues desde que Rosalía partió a EEUU fueron comprensibles y colaboraron a los niños otorgándoles algunas fotocopias. "No sé qué voy a hacer este año, de dónde voy a sacar dinero para que vayan a la escuela, tampoco los quiero perjudicar y sacar del colegio”, añade la madre con preocupación.
 El anterior año todos los niños bajaron sus calificaciones.  "Les a afectado  verme tan triste y que su hermana y su papá ya no estén con ellos”, agrega.
 
Otro de los sucesos  que la tienen intranquila es que  en abril debe viajar a la comunidad Taraco, en la provincia Ingavi, donde viven sus suegros para ayudarles a cosechar papa y luego vender en El Alto.
"No sé con quién voy a dejar a mis hijos; mis hermanas ya tienen sus familias, no podrán cuidarlos”, se aflige la madre.
Los padres de su marido la colaboran y le envían alimentos; lo último que recibió fue una bolsa grande de chuño.
La mamá de Pillco ( 70)  no trabaja y vive con el padre (69), quien continúa trabajando como albañil,  pese a  sufrir  dolores de espalda, para cubrir los  gastos de su casa.
Una de las ideas de la madre es ir a vivir al campo, donde nació su esposo, pues allí no sufriría por falta de alimentación.  "En los ríos podemos pescar peces, hay carne de oveja, vaca, chancho; podemos sembrar papa, haba, tener huevo”, complementa.
 
En la cuenta de  Facebook Fuerza Rosalía, creada por los padrinos de la menor, los  esposos Currier-Tolay , el padre agradece entre lágrimas a quienes ayudaron a la recuperación de su hija.
A su vez, hay  fotos publicadas de la menor. En una de ellas está  junto a su  papá navegando en el  océano Atlántico.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Comentarios