Los abuelos envían comida a la mamá

“Mi esposo no trabaja y hablo con él una vez al mes”

La madre no tiene plata para comprar los útiles escolares de sus hijos este año.
sábado, 4 de enero de 2014 · 18:52
Página Siete / El Alto
El padre de Rosalía, Agustín Apaza, quien viajó a Boston (EEUU) el 20 de junio para cuidar a su hija que fue  atacada por una perra rottweiler el 20 de mayo, no tiene papeles para trabajar y se comunica con su esposa y seis hijos una vez cada  mes y medio.
"Su papá está bien preocupado.  Aquí los chicos lo extrañan, eran bien apegados a él. Es difícil comunicarnos”, relata la madre de Rosalía, Regina Pillco.   Una de las actividades que más  extrañan, comenta Elío, de 10 años,    es ir a pasear al parque.   
Antes del incidente, Apaza ganaba al día entre 60 y 80 bolivianos por trabajar de voceador de minibús y 100 cuando era chofer. Ambos ahorraban todo el año para    comprar ropa y  útiles escolares.
Esta gestión será distinta, se lamenta la mamá, pues no cuenta con  dinero.
Pillco agradece a  los profesores de sus hijos, pues desde que Rosalía partió a EEUU fueron comprensibles y colaboraron a los niños otorgándoles algunas fotocopias. "No sé qué voy a hacer este año, de dónde voy a sacar dinero para que vayan a la escuela, tampoco los quiero perjudicar y sacar del colegio”, añade la madre con preocupación.
 El anterior año todos los niños bajaron sus calificaciones.  "Les a afectado  verme tan triste y que su hermana y su papá ya no estén con ellos”, agrega.
 
Otro de los sucesos  que la tienen intranquila es que  en abril debe viajar a la comunidad Taraco, en la provincia Ingavi, donde viven sus suegros para ayudarles a cosechar papa y luego vender en El Alto.
"No sé con quién voy a dejar a mis hijos; mis hermanas ya tienen sus familias, no podrán cuidarlos”, se aflige la madre.
Los padres de su marido la colaboran y le envían alimentos; lo último que recibió fue una bolsa grande de chuño.
La mamá de Pillco ( 70)  no trabaja y vive con el padre (69), quien continúa trabajando como albañil,  pese a  sufrir  dolores de espalda, para cubrir los  gastos de su casa.
Una de las ideas de la madre es ir a vivir al campo, donde nació su esposo, pues allí no sufriría por falta de alimentación.  "En los ríos podemos pescar peces, hay carne de oveja, vaca, chancho; podemos sembrar papa, haba, tener huevo”, complementa.
 
En la cuenta de  Facebook Fuerza Rosalía, creada por los padrinos de la menor, los  esposos Currier-Tolay , el padre agradece entre lágrimas a quienes ayudaron a la recuperación de su hija.
A su vez, hay  fotos publicadas de la menor. En una de ellas está  junto a su  papá navegando en el  océano Atlántico.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

60
1

Comentarios