Javier Tellería, gerente General de la empresa Doppelmayr Bolivia

“Doppelmayr está lista para construir más teleféricos”

A punto de entregar la línea Verde, tercera del sistema, la empresa pugnará por construir más ramales. En Potosí ganó una licitación pero perdió otra en Oruro.
sábado, 18 de octubre de 2014 · 21:17

Timo Kollbrunner /La Paz

 Precisamente un día como hoy, hace dos años, el español Javier Tellería llegó a Bolivia  para iniciar la construcción del teleférico. A punto de entregar el tercer ramal de sistema, el gerente de la Doppelmayr dice que su empresa "quiere hacer todos los teleféricos posibles”. 
  En pocos días la empresa estatal Mi Teleférico va a inaugurar la línea Verde. ¿Está satisfecho?
Muy satisfecho, aunque algo cansado. El trabajo ha sido muy duro, tanto para nosotros como para  Mi Teleférico. Lo hemos hecho en el plazo más rápido posible. El día 19 de octubre de 2012 llegué a Bolivia, éramos tres personas en una oficina sin muebles. Ahora, dos años después, se va a poner en funcionamiento la tercera línea. Mucha gente pensaba que no era posible hacerlo en dos años. Los plazos han sido muy exigentes, pero lo hicimos.

¿Además de los plazos cortos, cuáles fueron los mayores retos?

Muchos. Por ejemplo ha habido dificultades para importar cualquier material que no se fabrique en Bolivia. Las importaciones son por vía marítima y eso siempre toma mucho tiempo. La relación del proyecto con la topografía de la ciudad es compleja. Sufrimos con las interferencias de los cables eléctricos, los cables de comunicación, las redes de alcantarillado y de agua, todo esto ha sido difícil. Había que moverse con grandes camiones por calles estrechas, siempre intentando no molestar demasiado a la gente.
¿Hubo resistencia de los ciudadanos paceños?

Hay gente que ha sufrido molestias durante la obra, por ruidos, por el paso de los camiones, por el cortado de calles. Esto hemos intentado reducirlo al máximo, pero claro que hubo afectación. Cualquiera infraestructura implica afectaciones, de manera temporal o definitiva. Si no desarrollase infraestructuras,  La Paz no tendría autopista ni aeropuerto ni muchos otros servicios. Por supuesto que también hay personas que no están tan felices con que el teleférico pase sobre sus casas. Pero me parece obvio que el beneficio público de este proyecto es mayor que las restricciones.

¿Sabe la fecha exacta de la inauguración de la línea Verde?
Esto no depende de nosotros. La tenemos lista, podría subir todo el mundo mañana. Cuando nuestro cliente -la empresa Mi Teleférico- nos diga abriremos las operaciones al público. Esperamos que sea este mes, pero no sabemos cuándo.

Además de la línea Verde, ¿qué otros planes tiene la empresa?

Hace poco hemos completado las áreas exteriores de la línea Roja. Eso estamos haciendo también en la Amarilla y después en la Verde. El sistema está listo, los edificios también, pero queremos  que los exteriores estén acondicionados. Antes de final de año queremos entregar todo.
¿Y después, la Doppelmayr dejará Bolivia?
No. Una parte de los trabajadores va a volver: los montadores, la gente que es puramente de obra. Pero hay una estructura que se sigue. Somos entre 70 y 80 empleados de Doppelmayr, y en el pico han trabajado unos mil obreros bolivianos. Ahora somos un poco menos, porque ya estamos terminando. En 2015 vamos a bajar la estructura a aproximadamente 25 personas que se van a quedar durante largo tiempo. Es parte del contrato un año de acompañamiento.
El tamaño del proyecto aquí requiere que haya siempre gente de nuestra empresa atendiendo y asegurando que todo funcione correctamente. Además, hay la intención de que se construyan cinco nuevas líneas.

¿Entonces ya está claro que ustedes van a hacer las próximas cinco líneas también?

No, de ningún modo. Nadie nos ha confirmado que las vamos a hacer nosotros. Todavía no sabemos la definición exacta de estas líneas. Sabemos más o menos por donde van a ir, estamos esperando la definición y después vamos a preparar nuestra mejor propuesta. Tenemos la expectativa de que podemos lograr un contrato de cinco líneas con Mi Teleférico, pero no es más que una expectativa.

¿Sería una decepción que cualquier otra empresa construya las próximas cinco líneas?

Claro que sí. Nuestra empresa quiere hacer todos los teleféricos posibles, entonces, si perdemos uno es una decepción. También sería una sorpresa si se la dan a otra empresa. Desde mi punto de vista, lo lógico sería que nosotros hagamos las cinco líneas; hemos demostrado que tenemos todo para cumplir en plazo y calidad; hemos hecho las tres líneas en tiempo y con una calidad que en mi opinión es excelente, y el proyecto no se ha vuelto ni un dólar más caro de lo previsto. Por eso esperamos recibir la confianza para hacer las siguientes líneas.

Quizás otra empresa tenga mejores precios. Existe un rumor de que por las tres primeras líneas había ofertas más económicas. ¿Es verdad?

A nosotros nos han pedido nuestra mejor oferta y la hemos presentado, y nos han contratado. Punto. Recientemente, en Oruro, hubo una licitación también y nosotros éramos bastante más baratos que la competencia, sólo por un problema administrativo no la hemos conseguido. En Potosí acabamos de ser adjudicatarios de otro proyecto también con un precio inferior frente a la competencia. Esperemos que con respecto a las cinco líneas de La Paz también seamos los mejores. Para nosotros fue una prioridad y es un orgullo construir el teleférico más grande del mundo. Por supuesto que nos gustaría continuar.

¿Y cuando comenzaría  la construcción de la cuarta línea?

Eso tampoco depende de nosotros. Para mí sería lógico empezar en enero  próximo, pero también puede ser un año más tarde. Estamos listos para más.

¿Listos para construir más de ocho líneas también?

El plan maestro establece una red de unas 18 líneas. Hoy, aunque este proyecto ya es enorme, no cubre toda la ciudad. Cuando se hagan las próximas cinco líneas, el impacto será mucho mayor. La Paz necesita más líneas. Corresponde a las autoridades  ver lo óptimo. Hay que buscar el equilibrio entre cómo mejorar el tráfico y el costo del proyecto.

¿Para usted, este equilibrio se encontraría con cuántas líneas?

Con siete más ya se notaría mucho la mejoría. 10 líneas cubrirían gran parte de la demanda de  La Paz y El Alto.

¿Y en cuánto tiempo se podrían realizar estas siete líneas adicionales?

En unos seis, siete años. Se puede pensar en aproximadamente una línea por año, esto sería recomendable. Nos gustaría tener un poco más de tiempo del que tuvimos en las primeras tres porque durante estos dos años hemos trabajado sin pausa. La gente de montaje, por ejemplo, ha trabajado todos los días durante las últimas trece semanas.

¿Como va a cambiar la ciudad de La Paz con 10, quizás 18 líneas?

En una manera maravillosa. Si tienes más líneas, cada una estará menos congestionada. Tendríamos mucho menos tráfico en las calles, es decir menos humo, menos ruido y menos peligro; la gente ganaría mucho tiempo en su vida diaria y unas zonas podrían volverse peatonales, como sucede  en algunas capitales europeas. La Paz sería una ciudad mucho más amable.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Comentarios