Policía instruye revisar sistema de combustible en inspección vehicular

Tránsito sostiene que controla carros a GLP, pero no sanciona

Un decreto de 2005 prohíbe a los vehículos el uso de gas licuado de petróleo. Tránsito anuncia que intensificará operativos para confiscar garrafas en los coches.
miércoles, 22 de octubre de 2014 · 22:57
Sergio Mendoza  / La Paz
El Organismo Operativo de Tránsito sostiene que controla que los vehículos no utilicen gas licuado de petróleo (GLP)  como combustible, pero no emite ninguna sanción a los conductores debido a una ausencia en la norma vigente.
 "La normativa no establece una sanción, sin embargo dice que está prohibida la circulación de vehículos a GLP y dispone que la Policía debe decomisar estos vehículos y, en coordinación con las autoridades que tienen que ver con el tema, proceder a la destrucción pública del kit, del sistema ilegal de combustible”, informó ayer el director departamental de Tránsito de La Paz, Rubén Zegada.
El artículo al que hizo referencia el jefe policial es el noveno del Decreto Supremo 28380, promulgado en octubre de 2005, que prohibe la circulación de motorizados con GLP y señala a la Policía como la entidad responsable de efectuar el decomiso y destrucción pública del equipo, "sin perjuicio de seguirse las acciones pertinentes ante el Ministerio Público en caso de evidenciarse comisión de delitos”.
Esto se debe a que el GLP, a diferencia del gas natural vehícular (GNV) -combustible avalado por las autoridades- es más inflamable y, al ser instalado en talleres de forma clandestina, el riesgo de sufrir fugas se incrementa.
El martes, a las 8:00, el conductor de un micro de la línea 2 del sindicato Eduardo Abaroa perdió el control, colisionó contra otros cinco coches e impactó por último contra un árbol. El motorizado funcionaba con tres garrafas de GLP, a pesar de tener la conexión para GNV.
Según el informe preliminar de Tránsito, el impacto ocasionó  una  chispa en el sistema eléctrico, que se convirtió en una llamarada cuando una de las garrafas se soltó y expulsó el gas. La mayoría de las 30 personas que estaban dentro del micro sufrieron quemaduras; dos fallecieron ayer.
En 2005 se promulgó la norma que prohibe el uso de estas garrafas para el transporte, pero Zegada desconoce si desde entonces se hizo algún operativo para identificar el incumplimiento de esta norma. "Yo estoy en el cargo  25 días. En este tiempo hicimos operativos para  el control de velocidad, tests de alcoholemia, pero específicos para el combustible no. Lo que sucedió (el martes) nos ha despertado, vehículos como estos utilizan este tipo de combustibles. Se intensificarán los operativos en este sentido”, sostuvo.

Ayer, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) anunció que solicitará al Ministerio de Gobierno instruir a la Policía que incorpore la revisión del sistema de combustible como parte de la inspección técnica vehicular. Sin embargo, Zegada adelantó que el  Comando General ya ordenó esto, además de que en los operativos del Plan Chachapuma se revise y prohíba el uso del GLP.

El mismo sindicato
Se repite En marzo de 2009 un micro del sindicato Eduardo Abaroa se incendió y dejó cuatro heridos. Usaba GLP como combustible. Las autoridades del Ejecutivo dijeron que se iba a pedir a la Policía doblar esfuerzos para evitar que esto se repita. El martes se encontró otro micro -además del accidentado- que incurría en esta falta.

Las cuatro causas del accidente
Al menos cuatro causas son las que ocasionaron el accidente del martes, según un informe preliminar del Organismo Operativo de Tránsito de La Paz.
 El micro de la línea 2 descendía por la avenida Jaimes Freyre, zona de Sopocachi, con exceso de velocidad. Al interior habían 30 personas, cuando el límite, según Tránsito, es de 22 pasajeros. Ésas son las dos primeras causas.  
Asimismo, la constante lluvia que cayó en la madrugada y el frío provocaron que la superficie del asfalto  esté húmeda y con escarcha. Las llantas del micro tenían las huellas desgastadas, lo que impidió que éstas se sujeten al suelo. "Estas habrían sido las razones de que el vehículo colisione con cinco coches y después con un árbol. Aparentemente no se trató de una falla en los frenos”, dijo.
Sin embargo, la esposa de José Luis Arroyo, el conductor del motorizado, opinó diferente: "mi esposo apretaba el freno y se le hundía. Los pasajeros vieron que él pisaba y nada”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios