El llamado de auxilio de las islas Tuvalu, un cable a tierra para la COP20

El país insular Tuvalu corre el riesgo de desaparecer

Los países vulnerables al calentamiento global piden compromisos y ponen condiciones, durante la Cumbre del Clima que se realiza en la ciudad de Lima.
miércoles, 10 de diciembre de 2014 · 00:14
Isabel Mercado  / Enviada especial a Lima / Página Siete
La urgencia de establecer un acuerdo para combatir o atenuar los efectos apocalípticos del cambio climático en la Tierra no parece tan evidente como las diferencias y cálculos políticos que priman en las negociaciones de la Cumbre del Clima COP 20 que se realiza en Lima.
A pesar del llamado al "espíritu de Lima” –por parte del presidente de la Cumbre, Manuel Pulgar Vidal–, para que se encuentren consensos y se sienten las bases de un acuerdo global, y la exhortación del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para aprovechar las ventanas de la oportunidad "que se están estrechando” y que obligan a actuar "ahora”, las posiciones y visiones irreconciliables se palpan en medio de una multiplicidad casi enloquecedora de voces, ideas y problemas.
"Hay que humanizar el debate sobre el calentamiento global, bajarlo a tierra para que lo entienda la gente”, sostuvo la exministra de Medio  Ambiente de Ecuador y presidenta de World World Foundation, Yolanda Kakabadse en entrevista con Página Siete. Y es precisamente lo que, entre cifras, datos y posiciones científicas y economicistas, hizo la intervención del primer ministro de Tuvalu, Enele Sopoaga, cuando en la reunión de Alto Nivel de la COP 20, preguntó a la comunidad internacional: "¿Qué harían ustedes ante la desaparición de su nación?”.
Tuvalu es un país insular, perteneciente a la Polinesia, en el océano Pacífico, y sería uno de los primeros en sucumbir ante los efectos del cambio climático que ya afecta a sus archipiélagos. Según el primer ministro –que dice "seguir teniendo fe” en el proceso de negociación de un acuerdo sobre el clima–, su población vive "un infierno” y sus 11.000 habitantes se enfrentan ya a un territorio bajo el nivel del mar.
Por ello, en su discurso, sostuvo que no apoyará un protocolo que no contenga un programa de "Pérdidas y Daños”, a favor de los países isleños.
Este es uno más de los obstáculos que presenta el borrador del acuerdo. Todavía, y a pesar del optimismo que se generó a partir de la oferta de EEUU y China de avanzar en un compromiso de reducción de sus emisiones de dióxido de carbono, hay más promesas que acciones previstas para este tema de emergencia para el futuro de la humanidad.
Los cables a tierra, por tanto, provienen de ejemplos dramáticos como el de Tuvalu o de los datos enseñados por el vicepresidente de Tanzania, Mohamed Gharib Bilal, quien dijo que el 70% del territorio agrícola de África ya está degradado y que el 50% de la población africana no tiene acceso al agua.
Por ello, en el trajín de funcionarios y el frenesí de las negociaciones, queda faltando la posibilidad de saber más y de interpelar a los representantes de los Estado sobre soluciones concretas e inmediatas antes que promesas y discursos.
En este ámbito, por ejemplo, fue interrogado el presidente boliviano Evo Morales, quien brindó una conferencia de prensa posterior a su intervención oficial en la reunión de alto nivel de la COP20 .
Aunque ninguno de los medios bolivianos presentes en la cita fue escogido –a pesar de la obvia insistencia- para hacer preguntas al presidente Morales, muchos de los periodistas internacionales que sí pudieron dirigirse al Mandatario preguntaron qué tan posible es que una propuesta como la boliviana pueda ser tomada en cuenta en las negociaciones y acuerdos.
 "Solidaridad y complementariedad, esa es la respuesta. Veamos el caso de Tuvalu. Sería importante que el sistema capitalista entienda que es más importante la vida que la plata y asuma su responsabilidad dejando de ser exageradamente industrializado, dejando de dominar países acabando con la vida. Mi gran deseo es que se asuman responsabilidades cambiando las políticas económicas en los países”.
Con ello parece coincidir el representante de Tuvalu cuando, citando a Dante, afirmó que "el peor lugar en el infierno será para quienes mantienen su neutralidad ante la crisis moral de la humanidad”, que ahora, más claramente que nunca, tiene que ver con el futuro del planeta.

Evo no estará en marcha de los pueblos

En conferencia de prensa, Evo Morales anunció que no participará mañana en la marcha organizada por la Cumbre de los Pueblos, que se realizará paralela a la COP 20, en Lima.
"Acaba de informarme nuestro embajador de Bolivia en Perú que tengo una invitación de la Confederación General de Trabajadores de  Perú, pero por razones de trabajo y compromisos en Bolivia no voy a poder participar. Que me disculpen”, dijo.
Anunció que tiene trabajo pendiente en el país, especialmente en la elección de candidatos para las elecciones subnacionales.

"Hay una infiltración de ciertos ambientalistas que más bien son pro-capitalismo, son instrumentos del capitalismo y usan a los movimientos indígenas”, señaló el Mandatario.

Evo y Humala tuvieron un "fraterno encuentro”

ABI /  La Paz
Los presidentes de Bolivia y Perú, Evo Morales y Ollanta Humala, respectivamente, "echaron por tierra sus supuestos desencuentros mediatizados por algunos medios de comunicación, con un fraterno y cordial” encuentro, en el que tejieron lazos de cooperación, informó ayer Gustavo Rodríguez,  embajador boliviano en Lima.
Rodríguez, que participó en la reunión entre Morales y Humala, explicó que el Jefe de Estado boliviano tuvo un extenso encuentro con su par peruano en Palacio de Gobierno, en el que primaron las proyecciones de "cooperación” y "tranquilidad”.
"Lo importante es que ha echado por tierra esa imagen que a veces aparece en cierta prensa en Bolivia, de un desencuentro entre Bolivia y Perú, y como lo han dicho ambos mandatarios somos  pueblos hermanos y  trabajaremos en construir una mejor red de cooperación”,  agregó.

Bolivia y Perú dialogan sobre inversiones y seguridad

ABI /  La Paz
El presidente Ollanta Humala y su homólogo de Bolivia, Evo Morales, dialogaron sobre temas concernientes a la relación bilateral, entre ellos  la protección del medio ambiente y los recursos hídricos compartidos, seguridad de la frontera común y la vigencia del convenio de promoción y protección de inversiones.
Ambos gobernantes abordaron el tema de la integración en infraestructura y el puerto de Ilo (Moquegua).
El encuentro bilateral se inició a las 15:45 de ayer en la Sala Cáceres de Palacio de Gobierno, en el marco de  la vigésima Conferencia sobre Cambio Climático COP20, desarrollada en Lima.
En la cita, ambos coincidieron en que el narcotráfico, la minería ilegal, el contrabando, la deforestación, la contaminación y la trata de personas  son delitos que deben ser combatidos tanto en el ámbito nacional como en el bilateral.

Valorar noticia

Comentarios