Se desvelan detalles de la vida y acciones del “Jeque Haron”

El islamista secuestrador de Australia era “sanador sexual”

El ciudadano iraní Man Haron Monis, que se definía a sí mismo como un “clérigo”, fue acusado de agresión sexual a una mujer y comportamiento indecente.
martes, 16 de diciembre de 2014 · 23:30
Agencias / Sídney y Madrid
 
Man Haron Monis, el "Jeque Haron”, no era un desconocido para la Policía australiana.
El hombre que mantuvo secuestradas a decenas de personas en una cafetería del distrito financiero de Sídney hasta que fue abatido por la Policía, era un refugiado político iraní de ideas radicales que se declaró culpable el pasado año de escribir cartas amenazantes a las familias de soldados australianos muertos en servicio en Afganistán.
Fue entonces cuando atrajo la atención de las fuerzas de seguridad del estado. Su pena por aquel crimen: 300 horas de servicios comunitarios.

Acusado en 2013 de actuar como cómplice en el asesinato de su exmujer, con quien tuvo dos hijas y que fue apuñalada y quemada viva en un bloque de apartamentos, terminó consiguiendo la libertad bajo fianza.
Pero meses después, Monis, que se definía a sí mismo como un "clérigo”, fue acusado de agresión sexual a una mujer y comportamiento indecente. Fue durante su etapa de "curandero espiritual” -o "sanador sexual”, en sus propias palabras-, actividad que ejerció durante dos años en el oeste de Sídney.

La denuncia la presentó una mujer de 27 años que acudió a Monis a través de un anuncio de periódico, en el que el autoproclamado clérigo se presentaba como experto en astrología, numerología, meditación y magia. Remitía a los interesados a una clínica. La denunciante asistió a dos sesiones en las que el curandero abusó sexualmente de ella. Monis intentó encubrirlo con sus supuestas técnicas de curación espiritual y la amenazó para que no hablase.  
"Refugiado político”
Sin embargo, la noticia de su detención llevó a otras seis víctimas a denunciar otras agresiones. Por aquel entonces, Monis, nacido en Irán en 1964 bajo el nombre de Manteghi Boujerdi, llevaba seis años en el país, al que llegó como refugiado político tras solicitar asilo en 1996. También en esta ocasión logró la libertad bajo fianza.

"Soy como (Julian) Assange”, decía en su página web (sheikhharon.com). El secuestrador justificaba la comparación con el fundador de WikiLeaks con la "persecución política” de la que aseguraba ser víctima. En su opinión, los cargos por amenazar a las familias de soldados desplegados en Afganistán tenían "motivos políticos”.
En tanto, en Australia  la toma de rehenes genera una profunda conmoción, sobre todo por el desenlace que implicó una operación de los cuerpos especiales antiterroristas, señala AFP.
Por su parte, la cadena de noticias Sky News Australia reflejó la preocupación de la sociedad por la presencia de "fanáticos yihadistas”. "Estamos en estado de alerta ante un peligro latente. Ayer fue una cafetería... La cuestión es... ¿y mañana?”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios

Otras Noticias