El sector pide fusionar el salario con el bono de seguridad ciudadana

Policías en nueve ciudades se repliegan por mejora salarial

Anssclapol anunció que hasta hoy esperará un llamado al diálogo, de lo contrario radicalizará sus medidas de presión. Las esposas iniciaron huelga de hambre
jueves, 03 de julio de 2014 · 23:36
Página Siete / La Paz
 Policías de base de las nueve capitales de departamento del país se acuartelaron ayer en rechazo a la propuesta del Gobierno, que consiste en analizar el ajuste salarial en agosto para su aplicación en 2015. La principal demanda de los efectivos es fusionar el salario con el bono de seguridad ciudadana.
"Si mañana (hoy) no tenemos una respuesta de convocatoria  de las autoridades indicadas, esto se tiende a masificar a nivel nacional, será contundente. No vamos a renunciar a nuestra propuesta planteada. Que no provoquen a la institución, a la familia policial, nosotros nos vamos a defender con todo lo que podamos, no nos vamos a rendir”, afirmó el presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), Javier Quispe.
Después de tres días de reunión (lunes a miércoles) entre representantes de los policías de baja graduación, autoridades del Gobierno y del Comando policial, el Ejecutivo propuso analizar el ajuste salarial desde agosto de este año para que se haga efectivo el próximo año.
"Nos sentimos víctimas porque ellos mismos (Gobierno) dijeron que era viable y así nos han tenido desde 2012. Por eso dentro de 24 horas  si no hay respuesta, nos vamos a volver a reunir  y vamos a definir otras medidas para llevar adelante”, dijo.
Esta sugerencia fue recibida con desagrado por los policías de base, quienes desde las  7:30 de ayer tomaron la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) en La Paz y Cochabamba, y otras unidades policiales en Oruro, Santa Cruz, Beni, Pando, Potosí, Tarija y Sucre.
"En 2012 firmamos este convenio (luego del primer motín), el Gobierno nos ha ido diciendo que lo dejemos para 2013, luego que haríamos ingresar la demanda en 2014 y llega este año y nos dice hasta 2015 y así esto se va  a proyectar hasta 2016. Eso ha ocasionado el malestar”, afirmó el sargento Quispe.
Después del repliegue en la UTOP, el comandante de la Policía de La Paz, Edward Barrientos, arribó al lugar, sin embargo, no pudo persuadir a los uniformados a que depongan su medida. Los policías declarados en emergencia lanzaron una granada de gas lacrimógeno, lo que provocó un momento de tensión en dicha unidad policial y causó el alejamiento del jefe policial.
"Estamos evaluando el repliegue de los suboficiales, sargentos, clases y policías que reclaman la nivelación salarial y la fusión del bono de seguridad ciudadana al haber básico”, dijo Barrientos.
En Santa Cruz, efectivos y esposas tomaron las dependencias del Organismo Operativo de Tránsito, donde instalaron una huelga de hambre, informó Quispe. Los policías del Batallón de Seguridad  Física se replegaron en Oruro y en Beni también se acuartelaron.
Según el presidente de la Anssclapol, el mismo panorama se vive en Potosí, Pando y Tarija. Los últimos en replegarse fueron los de Sucre. Otro de los representantes de Anssclapol, Carlos Calle, aseguró que por conducto regular es el Comando de la Policía el que debió haber respondido por las demandas de los uniformados a su tiempo. "Mientras no nos convoquen a un diálogo, el repliegue va a continuar porque fue decisión de nuestras bases”, aseveró.
Cerca de mediodía de ayer, los efectivos expulsaron de la UTOP de La Paz a dos uniformados, a quienes les calificaron de traidores. En horas de la tarde y también en la noche, los policías de civil protestaron en la plaza Murillo.

Diez esposas ingresan a tercer día de ayuno
 
En respaldo a la protesta de los policías de baja graduación, diez mujeres cumplen ayuno voluntario y hoy ingresan al tercer día consecutivo en la sede de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), en la ciudad de  La Paz.
La vicepresidenta de la Asociación Nacional de Esposas de Suboficiales, Sargentos, Cabos y Policías (Anessclapol), Marisol Rodríguez, informó que mantendrán esa medida hasta las últimas consecuencias, ya que el pliego policial está irresuelto desde hace dos años.
"Estamos en huelga de hambre y no en vigilia. Nuestros esposos, todos policías de baja graduación, están replegados en huelga de brazos caídos y no saldrán a las calles, ya que permanecerán en la UTOP hasta que atiendan nuestras reivindicaciones sociales”, agregó.
El representante de la Defensoría del Pueblo de La Paz, Gregorio Lanza, visitó ayer a los policías de bajo rango replegados en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) con el fin de escuchar las demandas de los uniformados e intentar que no existan medidas de presión.
Entre otros, Lanza exigió al Gobierno  atender favorablemente la demanda salarial de los policías de bajo rango.
 El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, Eugenio Scarpellini, "desestimó” ayer todo acto de violencia e instó al Gobierno  y a los policías replegados agotar el diálogo en aras de la convivencia pacífica en el país. "Estamos preocupados por la tensión que se vive en algunas regiones de Bolivia,  desestimamos todo gesto y acto de violencia, instamos a las partes a recorrer el camino del diálogo”.

Al menos cuatro demandas están pendientes desde el año 2012

 El presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), Javier Quispe, señaló que hay al menos cuatro demandas que quedan pendientes por resolver desde 2012, cuando se realizó el primer motín policial, entre ellas el salario.
"El documento se firmó (en 2012) con ciertas cláusulas como la jubilación con el 100% del último sueldo activo,  que no está concretada, la abrogación de la Ley 101 (régimen disciplinario de la Policía) que no se terminó, aunque hay avances, pedimos la creación del Defensor del Policía y el incremento salarial”, dijo.
En el acuerdo firmado hace dos años  el Gobierno incrementó 100 bolivianos al salario básico de un policía, pero, según Quispe, se comprometió  a nivelar el salario  en tres años  con otros sectores de la sociedad.
"Sin embargo, este tema que trabajamos desde 2012 tuvo muchas propuestas que presentamos que no fueron consideradas. Hace seis meses se consideró la fusión del bono de seguridad ciudadana con el salario y nos dijeron que era viable”, explicó el sargento.
El presidente de Anssclapol recordó que desde 2012 hay la promesa de  postergar el incremento salarial, primero  hasta 2013 y luego hasta 2014. "Eso nos cansó, nosotros nunca quisimos llegar a estos extremos, desde la Cumbre del G77 ya nos tenían que dar una respuesta, nos dijeron que íbamos a tener respuestas para nuestro aniversario. Pero después nos dijeron que había que modificar el proyecto. Es una decepción que nos den tantas vueltas, nos sentimos engañados”.
El policía aseguró que hace dos años que esperan respuestas concretas con paciencia, pero  el miércoles el Gobierno volvió a postergar el tratamiento hasta agosto para aplicar en 2015.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias