Sucedió en el municipio de Mizque, en Cochabamba

Comunarios casi linchan a 2 brujos

miércoles, 14 de enero de 2015 · 00:57
Gente /  Cochabamba
En menos de 24 horas, dos hombres acusados de brujería fueron víctimas de chicotazos, golpes y uno estuvo a punto de perder la vida. Ambos casos sucedieron en el municipio de Mizque, en Cochabamba.
Ayer, Darío A., de 35 años, fue detenido y chicoteado por los comunarios de Taboada. Le propinaron ese castigo debido a que la fallecida, madre del acusado, practicaba brujería, según ellos, y pensaron que el hombre también se dedicaba a lo mismo.
Los pobladores se reunieron, atraparon al hombre y lo trasladaron a un tinglado, donde debatieron su suerte. Negó que  se dedique  a la brujería.
Luego de debatir, los pobladores determinaron chicotearlo como castigo. En el lugar estaban cerca de 300 personas de al menos cinco comunidades aledañas. Acordaron que dos dirigentes por cada poblado debían  ejecutar los chicotazos.
El acusado, abandonado a su suerte, se puso de rodillas y fue azotado con un cinturón.
Luego de que se cumplió el castigo, fue liberado.
El pasado domingo,  Eusebio H., de aproximadamente 60 años, también fue acusado de brujería e intentaron enterrarlo  y quemarlo vivo.
Los pobladores encontraron en su casa prendas de vestir de hombres y mujeres, cartas y varios nombres de personas a quienes supuestamente embrujó.
Ante la amenaza, un contingente de la Policía de Punata acudió al lugar y calmó los ánimos. Los comunarios amenazaron con lincharlo si el hombre no curaba a todas las personas que embrujó, que llegarían a ser 12.

Finalmente, ayer fue liberado tras firmar un compromiso de no realizar más brujerías.

Los  acusados
Brujería Dos hombres fueron acusados, en Mizque (Cochabamba), de brujería: Darío A. y Eusebio H. El primero fue retenido ayer y el segundo entre el domingo y el lunes. Ambos fueron liberados.
Comunarios Al menos 300 comunarios participaron de los chicotazos y la golpiza a ambos acusados.
  Policía Intervinieron los policías de Punata.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
94

Comentarios