Según las denuncias en la Defensoría del Pueblo

Identifican a las madres como “cómplices” de violencia sexual

martes, 24 de noviembre de 2015 · 00:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

   Las denuncias sobre violencia sexual a niños, niñas y adolescentes, registradas por la Defensoría del Pueblo, identifican a la madre como cómplice del hecho. En muchos casos  las progenitoras no creen a  las víctimas y las califican de mentirosas.

 "En la mayoría  de los casos denunciados  las niñas han dado a conocer a su madre algún caso de violencia sexual; pero ella  encubre esta situación. Pide a la niña que se calle y la acusa de decir mentiras”, indicó   ayer la responsable de la Unidad de Niño, Niña, Adolescente del Defensor del Pueblo, Lidia Rodríguez,   en el primer congreso de la Red Nacional de Lucha Contra la Violencia Sexual Infanto-adolescente.
 
Resaltó que según las 600 denuncias de violencia sexual contra menores, que registró el Defensor del Pueblo entre enero y agosto de este año, se identificó a la madre como "cómplice” de esa situación. "Mayormente porque quiere evitar una separación del agresor de los menores”.

La coordinadora de la Red Nacional de Lucha contra la Violencia Sexual y directora de Sepamos, Jeaqueline Butrón, informó que en un alto porcentaje  los  agresores pertenecen al entorno familiar o de las escuelas de los niños y niñas. "En el  90% de los 440 casos (que atendió la institución que dirige  desde 2009) el agresor fue  un familiar y en el 10% algún extraño”, dijo.
 
La mayoría de las víctimas son niñas, aunque aseguró que también hay niños. Los varones  entre  tres y nueve años y  las mujeres  entre los cuatro y 16 años son más propensos a sufrir agresiones sexuales. "Ellos expresan sus sentimientos, en cambio ellas son  retraídas porque  las educan para estar  calladas”, dijo.
 Butrón comentó que  el daño es mayor cuanto más estrecho es  el vínculo afectivo entre la víctima y el agresor, y cuanto más  largo es el periodo de violencia. Cuando ocurre la agresión en una familia "se observa ambos fenómenos”.

El evento, que reunió ayer a representantes de ocho redes departamentales, excepto Beni, analizó  las causas para que los niños sufran estas agresiones y las consecuencias de la violencia infantil. Se concluyó en que la problemática es multicausal y multidimensional.

Los expertos coincidieron en que hay un entorno que caracteriza a las agresiones: se presenta en cualquier estrato social y en ámbitos donde prima el adultocentrismo,  patriarcado y  abuso de poder de parte de los varones de familia. "Muchas veces la autoridad de la madre se ve rebasada”, explicó Butrón.
 
La médica forense del Instituto de Investigaciones Forenses  María Terán  recordó que en Bolivia se trabaja con un protocolo de atención a la víctima con una orden judicial. Afirmó que no siempre se requiere una identificación y que basta una huella digital para una denuncia. "Los casos no son denunciados porque hay temor”, lamentó.  

 

Baja de nivel escolar, alerta de  agresión infantil

 Uno de los  primeros signos de  violencia sexual es  el  retraimiento  del niño en su desarrollo pedagógico, es decir, que en estos casos los alumnos  bajan su nivel escolar significativamente, afirmó la coordinadora de la Red Nacional de Lucha Contra la Violencia Sexual, Jeaqueline Butrón.

"Bajan su nivel y los maestros los estigmatizan. Les dicen que están flojeando, ya no quieren aprender o están distraídos”, apuntó Butrón y precisó  que ese es el momento  para indagar lo que sucede en la familia.

La responsable de la Niñez y la Adolescencia  del Defensor del Pueblo, Lidia Rodríguez, comentó que en los últimos años los maestros son los que denuncian estos casos. Ambas  coincidieron en que es preciso que  los profesores estén preparados para detectar tempranamente los casos de violencia.

Butrón resaltó que eso es lo que ahora busca la Ruta Crítica de Prevención Integral que elaboró la red junto al Viceministerio de Igualdad de Oportunidades  (VIO) del Ministerio de Justicia. "En el documento  que unificamos buscamos   la capacitación de  profesores para identificar víctimas”, resaltó.

Explicó que el documento  se  dio a conocer ayer por la tarde y se    busca  que cada Gobernación y municipio lo implemente en el marco de sus autonomías. El documento presenta ejes temáticos y  principios de interés del niño, los derechos fundamentales, la interculturalidad  y plantea actores ante  casos de violencia.

  Recomienda que la intervención debe ser en el conjunto de los niños, en las escuelas y en las víctimas de las agresiones.



 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Otras Noticias