La paciente es una mujer de 30 años que ya recibe tratamiento

SEDES confirma el primer caso de chikungunya en Santa Cruz

Se realiza una investigación epidemiológica para verificar el entorno familiar de la paciente y así bloquear la enfermedad. El mal, aunque doloroso, tiene cura.
viernes, 6 de febrero de 2015 · 23:44
La fiebre de chikungunya llegó a Bolivia. El primer caso de la enfermedad este año fue reportado ayer en la ciudad de Santa Cruz por el Servicio Departamental de Salud.    El SEDES trabaja en la investigación epidemiológica para verificar el entorno familiar del paciente  y así bloquear el mal.
  El director del SEDES Santa Cruz, Joaquín Monasterio,  informó que la paciente con la enfermedad es de sexo femenino, tiene 30 años de edad, y que los síntomas iniciales (fiebre y dolor de cuerpo) ya están siendo controlados con tratamiento.

"Esta enfermedad es parecida al dengue, proviene de Centroamérica, donde se reportan más de 70.000 casos. Estamos trabajando en la investigación epidemiológica del paciente confirmado, para verificar el entorno familiar o de vecinos que hayan viajado fuera del país, porque esta enfermedad es importada”, informó Monasterio.

La fiebre del chikungunya se transmite por la picadura del mosquito aedes aegypti, que también puede causar dengue, fiebre amarilla y mayaro.
Los síntomas tras la infección del virus son fiebre mayor a 38 grados, mialgia, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, de espalda y de las articulaciones (principalmente de las manos y de los pies). Se presentan por lo general después de 10 días de la picadura, según informó anteriormente a Página Siete  el jefe de la Unidad de Epidemiología del SEDES La Paz, René Barrientos.
"El periodo de incubación de la enfermedad es prolongado”, afirmó el especialista . Explicó que tan sólo con una persona infectada, aunque sea con la patología importada, la población de un país está en riesgo inminente de contraer esa enfermedad.

 En 2014, Bolivia registró los tres primeros casos importados de la enfermedad en  Santa Cruz. Se trataba de una familia  que viajó de vacaciones a Punta Cana (República Dominicana), donde contrajo la fiebre del chikungunya. Los pacientes se recuperaron y no se registraron más casos de la enfermedad invalidante.
 En octubre, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que era más probable  que llegue  la fiebre del chikungunya  que  el virus del  ébola a Bolivia. "Es más fácil que llegue a Bolivia el virus del chikungunya  que el del ébola. El primero ya está en países vecinos, como Perú y  Brasil”, afirmó entonces Jorge Terán, consultor en Emergencias y Desastres de la OPS.

Explicó que esta enfermedad "es una amenaza potencial desde 1952, cuando se produjo el primer caso en Tanzania (África)”. Según  la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 2013 el mal -que sólo se presentaba en África y en los Países Bajos- emigró hasta  República Dominicana y de allí a por lo menos  15 países.
 En todo el país se llevan adelante campañas para evitar la proliferación del mosquito que transmite no sólo el chikungunya, sino también el dengue. Hasta el momento en el norte de La Paz y en Santa Cruz se ha reportado medio centenar de casos de dengue simple.

Las autoridades recomiendan  eliminar los criaderos de mosquitos. Piden a las personas que viajen fuera del país, que si registran síntomas de fiebre o dolor de cuerpo, acudan a un centro de salud cercano para realizarse un examen de sangre y descartar dengue o chikungunya.

 

El virus llegó a América en 1952
 Lizzie Crouch/ BBC

La primera vez que se habló de chikungunya fue en un brote en Tanzania en 1952. El nombre se origina en una palabra del idioma makonde que significa "hacerse contorsionista”.  "La mayoría de las personas experimentan fiebre alta por poco tiempo, se sienten realmente enfermas y tras una semana, aproximadamente, se les pasa”, explica  el profesor Johan Giusecke, científico jefe del Centro Europeo para el Control de Enfermedades en Suecia.
"Pero han existido casos de chikungunya en los cuales el dolor de las articulaciones duró semanas; o como consecuencia de la infección, la persona quedó con artritis crónica -agrega-. Si bien no es fatal, este mal puede contribuir en la muerte de personas frágiles o de mayor edad”.
En 2013 se supo del primer caso de chikungunya en América,  en la isla caribeña de San Martín. No hay cura o vacuna, por lo que la mejor manera de enfrentar la enfermedad es evitando picaduras.  Una vez que la persona se infecta, se vuelve inmune al virus.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
94

Comentarios