El estudio fue realizado por la Fundación para la Producción

47% de egresados demora más de 18 meses en obtener trabajo

En el país, cada año se titulan 170 mil estudiantes. Para el CEDLA, no hay una demanda de empresas para profesionales; mayormente requieren técnicos.
jueves, 25 de junio de 2015 · 21:36
Verónica Zapana S.  / La Paz
El 47% de los egresados de las universidades de Bolivia no consigue trabajo en los primeros 18 meses, y la mitad de ellos sí lo hace después de ese tiempo, según el CEDLA y un estudio de empleabilidad  realizado por la Fundación para la Producción (Fundapro).
Entre las principales causas están la falta de experiencia y la baja autoestima, informó el rector de la Universidad Central (Unicen), Ramiro Bustamante.
 "Ese informe  indica que sólo el 53% consigue el primer trabajo en los primeros 18 meses después de haber egresado”, dijo.
Según el estudio de Fundapro, cada año egresan de todas las universidades públicas y privadas 170.000 personas, de ellas el 47% no consigue trabajo en los primeros 18 meses o tiene un trabajo por horas en la semana y con ingresos insuficientes.
El investigador del Centro de  Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Bruno Rojas, comentó   que de ese 47%, la mitad  sí obtiene un trabajo en una fuente laboral que tiene que ver con su área de formación, pero el resto "trabaja en áreas donde no fueron formados, por ejemplo un arquitecto trabajando como encuestador o una trabajadora social como recepcionista”.
Aseguró que en 2010, los ingresos de la mayoría alcanzaban los 1.000 bolivianos, es decir menos del mínimo nacional, seguidos de los que ganaban dos mínimos nacionales. Sin embargo, también se encontraba el grupo de aquellos que gracias al nivel de formación, porque consiguieron un posgrado, obtenían salarios altos que llegaban hasta 10.000.
Rojas explicó que el nivel salarial hoy en día mejoró, ya que el mínimo nacional ahora alcanza los 1.656 bolivianos, pero más allá del dato actualizado se muestran  las brechas de ingresos que hay entre diferentes profesionales,  pues "no todos ellos tienen ingresos adecuados”, puntualizó Rojas.
Lamentó que en Bolivia hay "un divorcio” entre la oferta y la demanda de trabajo. Aseguró que en la actualidad hay más ofertas de trabajo en áreas técnicas. Recordó que según un estudio que elaboró el CEDLA, en La Paz  los trabajos demandan empleados que no requieren calificación profesional. Aseguró que en el país pasa lo mismo. El "65% de la población ocupada se encuentra en  el sector informal”.
Rojas afirmó que hay una gran cantidad de profesionales titulados de las universidades y de los que egresan de los  280 institutos técnicos.
"Es decir, se genera un gran problema porque para esa oferta no hay demanda de empresas. Por eso el empleo  que se demanda  no está a la altura de los profesionales”.
A ese problema, según el rector de la UNICEN, se suman otras razones que impiden conseguir un trabajo:  la falta de experiencia o práctica y la falta de autoestima en los postulantes.
El también vicepresidente de la Asociación de Universidades Privadas (Anup) comentó que ante esa situación,  casi todas las  casas de estudio ya realizaron convenios con empresas para que los estudiantes de último año de formación realicen prácticas laborales. "Eso les ayuda bastante”, reconoció.

Bustamente comentó que de los 270 profesionales que egresan de la universidad  que dirige  de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, el 85% consigue trabajo en 18 meses y el 70% lo logra en seis meses. El resto "ingresa a la bolsa de desempleados”, dijo.

 Unicen capacita en la mejora de la autoestima

 Para evitar la depresión laboral, la Universidad Central (Unicen) habilitó ayer el Centro de Oportunidades Laborales (COL) en La Paz, donde los estudiantes tendrán una bolsa de trabajo, además de cursos extras de autoestima y de la búsqueda del primer empleo.
El rector de la Unicen, Ramiro Bustamente, contó que muchas veces, cuando los jóvenes no consiguen trabajo, ingresan en una depresión laboral muy fuerte y para evitar aquello  ayer inauguraron el COL. Ahí los jóvenes tienen una bolsa de trabajo, además cursos extracurriculares para mejorar su autoestima. "Es decir, tenemos dos tipos de capacitación; uno para desarrollar las habilidades cognitivas y otra para desarrollar las socioafectivas”.
En la segunda capacitación ingresan técnicas para que los jóvenes sean propositivos en el trabajo,  a elaborar un currículum vitae, a tener una entrevista de trabajo, además a determinar los promedios salariales, a cómo ir vestido a la primera entrevista laboral, entre otros.
Explicó que esos cursos se dan en espacios extraordinarios, en seminarios de actualización.
"En este momento estamos abocados en el tema del encuentro de trabajo, pero también trabajaremos en la migración de fuente laboral”, puntualizó Bustamante.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
97

Comentarios