Basura acumulada en Alpacoma

Una orden de la Fiscalía impide que los desechos sean tratados.
miércoles, 20 de enero de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia /  La Paz

Desde hace  tres meses, más de 11.500  toneladas de basura se encuentran  expuestas al aire libre   en el relleno sanitario de Alpacoma debido a  un requerimiento fiscal  para la búsqueda del cuerpo de una bebé. El director del Siremu, Giovanni Jemio, señaló que los desechos entraron en descomposición y  se convierten en un problema ambiental.

El 27 de octubre de 2015, la Fiscalía emitió un requerimiento por el que   pedía a  la empresa de aseo urbano Sabenpe la paralización de trabajos en el área donde  se habían depositado los residuos sólidos recolectados desde el 6 de octubre. En esa fecha,   la pequeña Keyla, de seis meses de edad,  desapareció junto a su madre, quien fue hallada muerta tres días después.

El autor confeso del asesinato indicó haber arrojado el cuerpo sin vida de la bebé a la basura, por lo que se instruyó realizar un rastrillaje en el relleno sanitario. Sin insumos para la búsqueda de "una aguja en un pajar”, la ubicación del cuerpo entre toneladas de basura  no tuvo resultados.

Sin embargo,  el requerimiento fiscal no fue retirado y la basura acumulada durante 21 días  en un área similar al de una pequeña cancha de fútbol    aún se encuentra expuesta a cielo abierto.

"Tenemos un requerimiento fiscal que  nos instruye no realizar ningún tipo de trabajo en un área que no compromete el 100% del relleno sanitario. Esa área  ya está más de dos meses  sin los servicios de tratamiento. Nosotros cerramos cada noche todas las áreas,  pero ésta ha quedado a disposición de la familia y las autoridades para la búsqueda del cuerpito de la bebé”, indicó Jemio.

En el sector  específico -que representa un 5% del total del relleno sanitario- se cavó un foso de 10 metros de profundidad para reunir los residuos de 21 días desde la desaparición de la bebé hasta el requerimiento del fiscal.   Para realizar  un peritaje que pueda dar con los restos buscados allí, es necesario  remover cerca de  11.550 toneladas de basura,  calculando que al día se recoge un promedio de 550 toneladas.

"Para eso necesitamos especialistas que no existen en el país y dudo que los haya en los países vecinos. Ya han pasado tres meses y los residuos de esa data están en franca descomposición y en una situación muy compleja. Los familiares han concluido que es imposible hallar el cuerpito,  pero nosotros estamos aún con el espacio abierto”, explicó.

Diariamente los residuos recolectados  por Sabenpe son vaciados, compactados y tapados con tierra en Alpacoma. Ese proceso no se realiza en esta área desde hace tres meses.

Jemio  indicó que al estar abierto, el  lugar ha comenzado a emanar   malos olores que se convierten en un problema ambiental. Sin embargo, descartó un proceso infeccioso para las urbanizaciones aledañas.    

"Ya hemos recibido quejas de estos malos olores que afectan a la zona de Alpacoma y  a otros sectores aledaños, pero no podemos hacer mucho porque son órdenes del fiscal”, manifestó.

Aclaró que si bien mantener abierta esta microcelda  de basura no es recomendable, por el momento no afecta a la licencia de calidad ambiental del relleno sanitario de Alpacoma, que ha sido catalogado como el mejor de Latinoamérica. Pero insistió en que no puede mantenerse esta situación por más tiempo.  

"Ya hemos remitido unas tres notas al fiscal para conocer cuál va a ser la situación de aquí en adelante, pero no hemos tenido  ninguna respuesta y estamos esperando para  no vulnerar    ningún tipo de derecho. Pero el fiscal ya debe tomar una decisión porque no podemos mantener abierta esta zona”, recalcó.

Controlar  la totalidad de  basura "es imposible”

El director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Giovanni Jemio, manifestó que es imposible hacer un control de toda la basura recolectada  a través de barrenderos, canastillos y camiones antes o después de su entrada al relleno sanitario de Alpacoma.

"No hay un procedimiento para escoger o revisar la basura; la única separación  es la que se hace de forma directa en los puntos verdes para  reciclar. No entramos a canastillos, contenedores o los propios carros para ver el contenido”, explicó.

Manifestó que implementar un control  es una tarea imposible al momento, debido a que diariamente se recogen cerca de 550 toneladas de basura, que equivalen a 100 camiones basureros o un edificio de 10 pisos.

"Hacer una revisión de todo eso, cada día, es humanamente imposible. No estamos en condiciones de ni siquiera hacer una evaluación previa”, sostuvo.   

En el caso específico de Keyla, con datos de control de ruta se puede descartar que el cuerpo de la bebé esté en Alpacoma. "El autor declaró  que la dejó en Cotahuma y no hubo nada, luego que la botó en un camión basurero, pero no teníamos un camión el día y  en la ruta indicada,  y por último dijo que la dejó en un canastillo recolector en Villa Fátima, que podría ser más creíble”, explicó.

Años atrás, un caso similar se presentó en el relleno, cuando se hallaron partes de un cadáver. En esa ocasión se procedió a la búsqueda manual de un sector donde encontraron los restos. El caso nunca se resolvió.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

63
2

Comentarios