Hospitales y colegios activan plan de contingencia por falta de agua

EPSAS dice que la medida sólo afecta al 13% de los usuarios. La Alcaldía hace evaluaciones para un plan de atención. Hoy no habrá agua en 36 barrios del Sur.
jueves, 10 de noviembre de 2016 · 06:40
Leny Chuquimia /  La Paz 

Hospitales, establecimientos educativos y mercados de la zona Sur, afectados ayer por el corte del servicio de agua, activaron  planes de contingencia para paliar la racionalización  anunciada por EPSAS el martes. Contar con agua para mantener la  higiene es una de las principales preocupaciones en estos espacios.

Bolivia soporta una de las peores sequías de los últimos  25 años. Habitantes, sembradíos y animales   del área rural  y  de las ciudades sufren la escasez del líquido.

En La Paz la desaparición  de los glaciares y la falta de lluvias han ocasionado que las reservas de las represas de Hampaturi e Incachaca  se reduzcan hasta el 5% y 8% de su capacidad. En ambas  el agua que abastece a  gran parte  de la urbe es insuficiente. Esa es -según EPSAS- la  causa del racionamiento de agua  en 94 barrios de la ladera Este y la zona Sur.
  
"Nosotros hemos logrado atender  a los pacientes con relativa normalidad, poniendo en marcha el plan de contingencia a partir de un tanque  que tenemos en el edificio”, indicó la gerente administrativa de la Clínica del Sur,  María Luisa Land.

En un hospital o centro de salud el agua es  primordial para todas las tareas, desde  desinfección de habitaciones, la limpieza de insumos, hasta la  alimentación de los pacientes. Si bien las atenciones no se han suspendido, la falta de agua hace que muchas de las actividades se realicen con cierta restricción.

 "Tenemos que utilizar el tanque con mucho cuidado. Hay cosas que si no son urgentes tenemos que pasarlas para mañana cuando haya agua, 12 horas de corte es mucho”, dijo Land.

En la misma situación están las escuelas. A los administrativos y maestros  nunca les llegó un comunicado previo y se enteraron del  cronograma de cortes  por los informativos. "No hay notificación oficial, nos ha sorprendido”, comentó la profesora de la unidad educativa Juan Herschel, Carmen Flores.

    En el establecimiento, ubicado en  Obrajes, el suministro de agua se cortó a media mañana. Como  otras escuelas, ésta no cuenta con un tanque de emergencia y ayer  no fue ninguna  cisterna. "Vamos a reunirnos con el director y los profesores para trazar un plan de emergencia para los días que habrá cortes de agua”, manifestó Flores.

Recalcó que una de las preocupaciones del colegio es la higiene, ya que el agua es fundamental para lavar las frutas que los niños llevan para el recreo. "También para el lavado de manos para evitar enfermedades y contagios en grupos grandes”. 

Sólo en este establecimiento estudian 500 niños en cada uno de los tres turnos. Se teme  que sin agua los   baños  colapsen. 

También hay preocupación en los centros de abasto. El director municipal de Mercados, Kevin Martínez, señaló que las caseritas de las zonas afectadas  ya están tomando previsiones. "Se están aprovisionando de agua para garantizar una atención adecuada”, aseguró el edil. 

El gerente interventor de  EPSAS, Rudy Rojas, aseguró  que el plan de racionamiento  afecta solo al 13%  de los usuarios de La Paz. La concejala Cecilia Chacón  explicó que en ese porcentaje se encuentran hogares de niños y adultos mayores, así como  hospitales que no pueden carecer de agua sin previo aviso.   

  El alcalde Luis Revilla informó que la comuna realiza  un relevamiento de datos  para ver  cuántos establecimientos y centros de salud  se ven afectados por el corte de suministro. A partir de ello se asumirán acciones.
 
 
El cronograma de racionamiento no se cumple

 

Vecinos de Villa Salomé, Villa Fátima, Villa Copacabana, San Antonio, Pampahasi y otros barrios aledaños denunciaron que el cronograma de cortes no se cumple. Varias zonas  que sufrieron el corte la jornada del martes continuaban sin el servicio hasta mediodía de ayer, pese a que  éste debía ser de 8:00 a 20:00.


Tras constantes llamadas de reclamo, EPSAS respondió a los vecinos de la ladera Este que el servicio  iba a ser restablecido a media mañana y que se iba a mandar a  la zona  una cisterna. La misma denuncia se replicó en las villas Copacabana y San Antonio,  donde fue tal la demanda que  las tiendas  vendieron toda el agua embotellada y en bolsas que tenían.  

   La concejala Cecilia Chacón (SOL.bo) señaló que el Concejo Municipal recibió varias llamadas de ciudadanos en busca de información. Denunció que en La Paz el problema no es sólo  por la sequía  o el mal uso del agua, sino por una incapacidad de EPSAS de mantener el sistema en condiciones.  Recalcó que, según datos de la misma empresa, el 30% del agua se pierde por filtraciones y desperfectos en la red.  

Por la sequía en el país, el lunes pasado un grupo de niños y comunarios de Tarvita (Chuquisaca) peregrinaron a los cerros implorando a Dios por lluvia. Mientras  en  la capital, Sucre,  los vecinos de las laderas aún esperan el paso de las cisternas. 

Similar panorama se ve en Cochabamba, donde, además, los vecinos    denuncian que laguna Alalay se seca por  la falta de   precipitaciones; lo que causa la putrefacción del agua estancada.

 

 

 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
63
6