Masiva marcha responsabiliza al Gobierno por crisis del agua

Alteños y paceños movilizados exigen que se revierta el presupuesto del centro nuclear para construir represas. Piden que se investiguen fortunas de funcionarios de EPSAS.
jueves, 24 de noviembre de 2016 · 02:00
Leny Chuquimia /  La Paz 

Al grito de ¡Agua para el pueblo!  miles de personas participaron en una marcha que partió de El Alto   a La Paz. En el camino se sumaron más,  con   botellas vacías y un solo reclamo: "Hace días que no tenemos agua, ¿con qué vamos a dar de comer  a nuestros hijos?”.

"Desde el Gobierno nos dicen que es el calentamiento global y que las represas se están evaporando; pero las autoridades no están haciendo nada por prevenirlo y dar soluciones para captar más agua. Por eso hemos decidido movilizarnos. Y esto es sólo el principio”, asegura el vicepresidente de una de las facciones de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de   El Alto, Raúl Canaza.

El pasado 8 de noviembre, la Empresa Pública Social de  Agua y Saneamiento (EPSAS) inició el racionamiento de agua en 94 barrios de la ladera Este y la zona Sur, que actualmente tienen  tres horas de suministro cada tercer día. Las autoridades argumentaron una baja en las represas a causa de  la sequía en el país. 

El pasado fin de semana  la medida se amplió a la ladera Oeste y a al menos siete distritos de   El Alto. Desde el anuncio muchos  barrios no volvieron a recibir agua   de grifos ni de cisternas.

  Ayer, la denominada marcha por el agua planteó  una serie de peticiones. Las principales, la construcción de nuevas represas -a partir de la reversión del dinero destinado a la edificación del centro nuclear- y la destitución de la ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, y  de  todos los funcionarios de EPSAS.

 "Queremos un proceso administrativo para los responsables y una investigación a las fortunas de los funcionarios de EPSAS que han lucrado a costa  de la empresa”, aseguró el presidente de la Confederación de Juntas Vecinales, Benjamín Cáceres.

"Que no nos obliguen a levantar las banderas de octubre”, amenazaron los movilizados en encendidos discursos  que hicieron  referencia a la Guerra del Gas. "Responsabilizamos  al gobierno de Evo Morales por el racionamiento y la falta de políticas para evitarlo. Si no está en capacidad de resolver el problema lo invitamos a que abandone el Palacio de Gobierno”, dijo Canaza. 

"El agua es un elemento vital. Su falta la sufrimos  paceños y alteños por igual”, aseguró Óscar Heredia, dirigente vecinal de la zona Sur. Junto con  otros representantes, se sumó a  la marcha  que, al ingresar al Centro paceño, convocaba a vecinos: "¡Agua sí, alfombras no!, ¡Si quieres ducha, únete a la lucha!

Heredia anunció  una querella contra EPSAS.  "Cada familia debe tener  acceso por lo menos a 100 litros de agua diaria. Por la calidad del agua que está llegando también es necesaria la dotación de purificadores y filtros”, dijo.

  La marcha terminó con un mitin en San Francisco. Preocupado, Miguel Ángel Moncada, vicepresidente de la Fejuve de La Paz, explicó que la declaratoria de emergencia no es suficiente. "Represas y lagunas están secas, los hospitales ya  no pueden operar. Tenemos bloqueos de gente esperando agua. Esto ya no es una emergencia, es un desastre”, aseveró.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
189
5