Flor de leche, una experiencia de reciclaje de agua en La Paz

Página Siete viajó a Achocalla para conocer la experiencia de reciclaje de agua que se da en esa factoría. Arguyen que forma parte de su compromiso con la ecología.
lunes, 28 de noviembre de 2016 · 00:00
Rodrigo Salcedo /  Achocalla  

Son tiempos en los que  el agua escasea, mucha gente en las esquinas llena recipientes, y camiones cisternas distribuyen el líquido vital; ello no es una novedad. Flor de Leche es una microempresa boliviana que produce quesos, cremas de queso y yogures de manera artesanal; y la leche que utiliza proviene de 180 pequeños productores del municipio de Achocalla; quizá tampoco eso sea una novedad. Si decimos que esta organización productiva ecosocial se encarga  de reciclar toda el agua que utiliza en su producción para regar y producir otros alimentos,  eso sí es una novedad, una gran novedad.

Dependiendo de la cantidad de producción por día, se utiliza entre 3.000 y 8.000 litros de agua por jornada, las cuales provienen del lavado de los equipos de producción. "Toda el agua que se utiliza en producción queda con restos de leche, de jabón, detergentes; entonces se la  trata de manera biológica  para luego  regar las pequeñas parcelas”, relata Teresa Gilles, gerente estratégica de la empresa. 

Reciclaje de agua paso a paso

Samuel Oblitas es el gerente de medio ambiente de Flor de Leche. Él relata  cuáles son los pasos por seguir para reciclar el agua utilizada en la empresa láctea: "Empieza en el ecualizador, que es una especie de tanque, donde llega toda el agua de la planta; ahí se almacena y se da el pretratamiento, que es simplemente mantener el agua neutra”. 

"Después se traslada a la parte de arriba, se la almacena en otro tanque y al mismo tiempo esta agua se calienta mediante un sistema de calentamiento solar y luego enviarla a los biodigestores”, describe Samuel, quien agrega que se calienta el agua para que las bacterias estén en su ambiente adecuado, ahí  la materia orgánica se va degradando biológicamente.

 "Una vez que pasa por el sistema biológico, esta agua que ya está definitivamente tratada, pasa a otro sistema de tratamiento: el de los humedales, esto consiste en capas de arena y plantas, cuya función es degradar y absorber toda la materia orgánica como nutrientes; es una forma de regar y fertilizar al mismo tiempo”, concluye. Los "pastos elefantes” que fueron regados también ayudan a degradar la materia orgánica y sirven como alimentos de vacas y conejos.


En las instalaciones de Flor de Leche se utilizan algunos baños secos, los cuales no utilizan agua, sino aserrín. "Hacemos  una separación de desechos líquidos  y sólidos.  Los desechos sólidos y orgánicos después se pueden compostar y utilizar como fertilizante; los desechos líquidos, igual”, comenta Teresa. Es sólo una parte más de compromiso que muestra la empresa en pos de la ecología.

¿Es todo? No. "Tenemos bastante agua y la empresa produce 3.000 litros de suero (líquido obtenido en el proceso de fabricación del queso), y lo podemos usar para hacer los muros, son tapiales que son súper resistentes”, comenta Frank Gutiérrez, encargado de medio ambiente de la empresa. "El suero tiene buen contenido de proteínas, entonces es buen alimento para engordar animales y está disponible para la gente de alrededor; es una buna forma de darle uso a otro residuo”, agrega Samuel Oblitas.

En Flor de Leche son conscientes de que el agua escasea, entonces tienen claro que el tema no es sólo reciclar, sino también reducir el consumo. "La idea es establecer límites máximos de consumo por litro de leche procesada”, sostiene Frank.

Cosecha de agua

La cosecha de agua consiste en la captación de precipitaciones pluviales para darles un uso, y claro, en Flor de Leche también lo hacen. "Se construyó un reservorio debajo de las canaletas, que son previamente perforadas y toda el agua de lluvia que cae se acumula y está disponible para el riego de las plantas”, relata  Samuel, quien dará un curso sobre el tema el 4 de diciembre.
 
"Se va a discutir y hablar sobre estos temas: cómo diseñar sistemas, en qué nos  beneficia y todo lo relacionado a la cosecha del agua; están todos bienvenidos”, finaliza.

 

 
 
 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

Más de
88
2