Jóvenes dan chocolate y regalos a niños en el albergue municipal

Desde las 6:00 se registraron largas filas alrededor del albergue municipal y fuera de la Terminal de Buses para recibir algún regalo de los voluntarios.
domingo, 25 de diciembre de 2016 · 00:19
Wendy Pinto  / La Paz
 
Jóvenes voluntarios de universidades, institutos y congregaciones religiosas repartieron ayer chocolatada, panetón y juguetes a los niños   que están en el Albergue Municipal Transitorio de Invierno y Navidad. Los niños hicieron largas filas para recibir algún presente.
 
 "Ese conejito con su zanahoria  me gusta”, dijo Rosita, de siete años de edad, que llegó desde Potosí para recibir algún obsequio en esta Navidad. Pero no fue lo único que le dieron, también le ofrecieron un vaso de leche y chocolate caliente, además de una ración de panetón.
 
Los voluntarios empezaron a llegar  a partir de las 6:00 al albergue y coordinaron la distribución de los presentes con miembros de la Alcaldía paceña.
 
 "¡A mí, a mí!, ¡andá a la fila!, ¡mi hermano me lo está haciendo fila!”, "¡él ya ha recibido!”, así reclamaba uno de los pequeños, al inicio de una de las filas.
 
Los jóvenes de la congregación Ekklesía fueron los primeros en llegar con tres ollas llenas de chocolate y más de un centenar de bolsas llenas de juguetes. "Dios lo manda y no se olvidó de ustedes”, eso decía uno de los voluntarios.
 
Sin embargo, la cantidad no alcanzó para todos. "Faltó manos, faltó material, es nuestra primera vez y  nos sentimos bendecidos”, manifestó el representante de este grupo, Jhony Nina.
 
Algunos se quedaron sin obsequios y los más pequeños lloraron, pero inmediatamente al salir del albergue llegaron otros voluntarios, se se   caron las lágrimas  y recobraron la esperanza.
 
"¡Una fila por favor!, ¡todos los que están en la fila van a recibir!”, dijo uno de  los voluntarios de La Liga de las Sonrisas.
 
  Apenas los veían los niños empezaban a correr hacia ellos. En la fila, un poco agitados y con los rostros quemados por el sol, pedían que ojalá alcancen los regalos. "Quisiera que me regalen un osito”, dijo Luis, un niño orureño de 10 años, mientras que las niñas Carolina y Masiel, (de 11 años) esperaban muñecas. 
 
 "Que me toque una muñeca grande que camine”, confesó Carolina, junto a sus seis hermanos, quienes vinieron desde Llallagua sólo para recibir regalos.
 
"Lo más lindo de todo esto es brindar un poco de esperanza a los niños de escasos recursos”, aseguró Jaime Gutiérrez, director de este voluntariado, que inició hace cuatro años.
 
Hubo algunos problemas en la distribución pero la mayoría pudo recibir algún juguete.
 
Actividades en el albergue
 
El responsable del albergue transitorio, Andrés  Santos, explicó que desde el 5 de diciembre el albergue está lleno todas las noches y que el 80% de las personas provienen de la provincia Bustillos, del departamento de Potosí, y el resto pertenece a Cochabamba y Oruro. Asimismo, señaló que les dan talleres de educación, salud y música. 
 
"El 80% son niños y el resto mamás y abuelitas. Acá se les da cursos de alfabetización, reciben atención médica y también se incentiva la cultura con la interpretación de instrumentos musicales”, afirmó Santos.
 
El responsable recordó que el ingreso de la gente es  de 19:00 a 22:00 y la salida es de 6:00 a 8:00.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1