Las Cebras son las campeonas mundiales en innovación urbana

Las rayadas educadoras paceñas se impusieron entre 171 proyectos de 300 ciudades en el concurso. Su sencillez y calidad humana ya se conocen en el mundo.
jueves, 8 de diciembre de 2016 · 02:00
Madeleyne Aguilar / La Paz

Las Cebras  paceñas se impusieron entre 171 proyectos de 300 ciudades y ganaron el concurso internacional de Guangzhou (China) para la innovación urbana. El premio de 20.000 dólares   será invertido para construir la primera Casa de la Cebra. Su triunfo es atribuido a la sencillez y calidad humana de las educadoras urbanas más chukutas.   

   "Es una alegría muy grande para la ciudad de La Paz y por supuesto para el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. El proyecto ha sido acreedor   de un monto económico de 20.000 dólares,  que van a ser destinado enteramente a la construcción de la Casa de la Cebra”, oficializó ayer el alcalde Luis Revilla.

  Cada día, desde hace 15 años,  jóvenes con  trajes blancos con rayas negras emprenden la tarea de educar. Y en ese objetivo se han ganado el corazón de los paceños y, según atestigua el premio, también el de otros ciudadanos. 

  La primera fase del certamen Guangzhou  consistía en las popularidad en las redes sociales de los 15 proyectos seleccionados entre 171 presentados. La votación se cerró el lunes y  las Cebras resultaron victoriosas con el  42,45%. La Paz, su ciudad natal, las apoyó, así como otras  urbes bolivianas donde se replica  el proyecto -El Alto, Sucre y Tarija-.

   La segunda fase del concurso, finalizada ayer, consistía en una exposición sobre el alcance y contenido del proyecto. El secretario de municipal de educación y cultura ciudadana de La Paz, Sergio Caballero, viajó a China para presentar a las Cebras al mundo. Él  dio la buena noticia.

"Las razones por las que el proyecto fue seleccionado y resultó ganador son  la sencillez del trabajo que  desarrollan los jóvenes que forman parte del programa. Al mismo tiempo, la facilidad que tendría  para implementarse en otras ciudades”, destacó Revilla. Informó que ciudades de otros países solicitaron asesoramiento a la Alcaldía paceña para replicar el proyecto.

 Las tareas de las Cebras no sólo se limitan a la educación vial. Constantemente realizan vistas a unidades educativas, albergues y hogares para transmitir valores de una manera lúdica y para repartir alegría. El Alcalde destacó que el premio es  un "ejemplo de inclusión, de lo que  son capaces los paceños”.

 
Informó que la Casa de la Cebra será construida en la avenida del Poeta y para su edificación a los 20.000 dólares del premio se sumarán  otros aportes del gobierno municipal y de la cooperación internacional. Allí los jóvenes y adultos paceños contarán con un espacio de educación. "Van poder acudir para conocer la experiencia de la cultura ciudadana en La Paz”, adelantó.

Las Cebras se impusieron a proyectos finalistas de:  Addis Abeba (Etiopía), Asunción (Paraguay), Boston (Estados Unidos), Bruselas (Bélgica), Copenhague (Dinamarca), Yakarta (Indonesia), Luleburgaz (Turquía), Malang (Indonesia), Menashe (Israel), Qalyubeya (Egipto), Ramala (Palestina), Songpa-gu (Corea), Tampere (Finlandia) y Tlajomulco de Zuñiga (México).


La  "mamá Cebra”, la concejala Katia Salazar, atribuye el triunfo a la calidad humana de "sus hijas”. "Este proyecto es  especial porque apunta a la calidad, a cambiar el modo de vivir”, dijo.

Contó que las primeras Cebras fueron lustrabotas. "Por este voluntariado  pasaron miles de jóvenes  y aún participan sectores vulnerables. Representan el respeto  y  romperán fronteras”, acotó.

 

Secreto  Cebra:  Respetar  y amar de veras a  la ciudad

 

"Mi  día comienza muy temprano, antes de que los niños se levanten. Mis hermanas y yo debemos estar listas para ayudarles a llegar a sus colegios, enseñarles la función de los semáforos. Así educamos todo el día. Es una experiencia inexplicable porque significa querer y respetar a tu ciudad”, cuenta Sandy, orgullosa en su traje a rayas.

Las Cebras se iniciaron en 2001 como un proyecto para  concientizar a las personas  sobre el uso del paso de cebra, de ahí su nombre.  Después de 15 años  los ciudadanos  las reconocen como las carismáticas educadores.

"Las Cebritas muy valientes/ en las calles siempre están /¡siempre están! / enseñando a la gente/ el respeto a la cuidad/”, cantan mientras  marchan y reparten "abresos” (abrazos y besos)  en las calles.

 La mamá Cebra, la concejala Katia   Salazar, agradeció el apoyo de los paceños que votaron por ellas en el certamen internacional. "A partir de 2007 logramos una filosofía, sobre todo de respeto. Esperamos que algún día podamos llenar de la alegría Cebrita a toda Bolivia. Además ya nos han pedido  replicar el proyecto en  Lima, Buenos Aires. México y Colombia. Nos gusta  compartir”, dijo.

Aclaró que ser Cebra es un voluntariado. Los jóvenes educadores reciben un pequeño monto de incentivo para transporte o  inversión en educación. Los participantes coincidieron   que no es un trabajo, sino "un placer”

 "Disfrutas todos los días porque a través de la piel Cebra ayudas a las personas. Lo más lindo es que toda la ciudadanía, en especial los niños, te aplauden y te dan las gracias”, comentó la Cebra Denis. Destacó que el premio Guangzhou  significa que son reconocidas a nivel internacional, "como soñaban”.
 
 
 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

196
6