Con este ritual, cientos de paceños despidieron el Carnaval

La ch’alla reúne a las familias para agradecer a la Pachamama

Como cada martes de Carnaval, la ciudadanía adornó sus casas, vehículos y hasta a sus mascotas. El Alcalde, por su parte, ch’alló el Hospital La Portada.
miércoles, 10 de febrero de 2016 · 00:00
Carla Hannover  / La Paz

"Amarra fuerte los globos. Cuidado se caigan”. Doña Elsa Escóbar daba las instrucciones a su esposo Antonio, quien montado en una escalera amarraba un cordel en el que había sujetado cerca de una docena de globos de colores. Esos globos, junto con la serpentina,   adornaron la pared de su domicilio ubicado en  Alto Sopocachi.

Faltaban 20 minutos para el mediodía del martes de Carnaval y varias de las casas circundantes a la plaza Lira, al igual que la de doña Elsa y don Antonio Escóbar, estaban adornadas con serpentina, globos y guirnaldas de colores. Las aceras habían sido regadas de confeti y pétalos de flores, mientras que algunos perros, con trajes de pepino, caminaban por el  lugar con sus dueños.

"La ch’alla de Carnaval es algo que practicamos desde nuestros abuelos”, explicó Elsa, quien se preparaba para degustar  junto con su esposo, hijos y  hermanos el tradicional  puchero. "Esta mañana estamos pidiendo a la Pachamama que este año nos vaya bien, que haya prosperidad, trabajo y salud”, dijo Antonio, quien luego de adornar los muros de su casa, se disponía a hacerlo con una imponente  imprenta  instalada en su garaje.

Víctor Gutiérrez / Lorena Martínez (centro) y sus hijas adornan su casa

 

El día de ch’alla  es un ritual que se celebra el último martes de Carnaval. Este día  las familias dan las gracias  por todo lo recibido de la Pachamama o Madre Tierra y de esta forma despiden el Carnaval. En La Paz, autoridades ediles también participaron de este ritual con la ch’alla del Hospital La Portada, ubicado en el macrodistrito Max Paredes.

Unas cuadras más abajo de la casa de doña Elsa, ya en Sopocachi, en la calle Melchor Pérez de Holguín, don Juan José Angulo adornaba su vehículo. "Primero bendecimos, damos gracias a Dios  y a la Virgen de Copacabana. Ahora estamos preparando la casita para dar gracias a la Pachamama”, explicó Juan José, que siguiendo la tradición familiar  contó  que su  ch’alla la inicia temprano con el roceado de agua bendita en todos sus bienes.

Víctor Gutiérrez /Doña Julia de Tintaya (centro) ch’alla su hogar junto con su esposo e hijos en Alto Sopocachi

 

"El agua bendita la traigo  de la Iglesia Cristo Rey. Después esparcimos vino, mixtura, flores, confetis  y comenzamos a poner globitos”, explica emocionado mientras sus hijas y esposa adornan las rejas de su casa y también a  Dorito, un perro chapi  que llevaba envuelto en el cuello serpentina morada y otros coloridos adornos.

De igual forma, Rogelio Tintaya ch’alló su hogar junto con su esposa, su  hijo y su nuera. "Estamos ch’allando  para que la casa esté siempre bien, para agradecer a  la Pachamama y para pedirle que nos traiga prosperidad”, dijo este padre de familia, quien se alistaba para salir de paseo. "Siempre, cada año, nos vamos a  comer algo rico afuera”.

Víctor Gutiérrez /Antonio Escobar agradece a la Pachamama por los bienes recibidos

 

Víctor Gutiérrez /Alegre, un joven ch’alla su hogar con cerveza y serpentina.

Alcalde participó en la ch’alla de hospital

Con dos mesas, una blanca para pedir salud a la Pachamama y otra de colores para agradecerle por la cosecha, las autoridades municipales ch’allaron ayer el hospital de segundo nivel La Portada, una de las obras más importantes que el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz entregará este año.

La Alcaldía paceña construyó el Hospital Municipal La Portada, situado entre las calles Aguirre y Florida en el Macrodistrito Max Paredes, con una inversión de 59,5 millones de bolivianos. Se trata del centro de salud más grande y moderno de la ciudad, construido sobre una superficie aproximada de 10.000 metros cuadrados.

Dolores Mayta, directora de Servicios de Salud Municipales,   resaltó que este hospital "cuenta con un sistema de ventilación que permite purificar el aire y aclimatar la temperatura y la humedad de los diferentes ambientes de la edificación”, se lee en una nota  de la Alcaldía.

La moderna infraestructura fue ch’allada ayer por las máximas autoridades del municipio asistidas por cuatro amautas. Uno de ellos, Guineol Quilla, quien entregó un atado de aguayo con flores que las autoridades cargaron en sus espaldas. El alcalde de La Paz, Luis Revilla, y su esposa Maricruz Ribera ingresaron al hospital llevando la mesa blanca; detrás  el secretario municipal de Salud, Roger Tapia, llevó la mesa de colores, llena de dulces, lana, la yerba wiracoa, un sullu (feto de llama) y un poco de grasa de llama.

"Estamos entregando una ofrenda para agradecer a nuestra Pachamama, además estamos ch’allando una de las obras más importantes de la gestión municipal de este año que muy prontito, en apenas unos meses, vamos a poner en funcionamiento para el servicio y el bienestar de toda nuestra comunidad del macrodistrito; es una obra que va a traernos salud de calidad”, destacó el alcalde Revilla.

Según el secretario Roger Tapia, el hospital municipal beneficiará a más de 250 mil personas, ya que brindará atención en todas las especialidades de segundo nivel y priorizará los servicios de maternidad y pediatría.

El Hospital La Portada será inaugurado en mayo o junio de este año, una vez que se mejoren las vías de acceso a la moderna infraestructura.

Víctor Gutiérrez

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

61
1

Comentarios

Otras Noticias