Venden ofrendas desde 20 hasta más de 700 bolivianos

Mesas exclusivas para policías y músicos se ofertan para la ch’alla

Las mesas, que además representan lo que se desea tener, son cada vez más parte de la ch’alla andina, que se realiza entre hoy y mañana en La Paz.
lunes, 8 de febrero de 2016 · 00:00
 Anahí Cazas  / La Paz

"Quiero una mesa para mi trabajo”, dice una mujer.  Segundos después, Ana Callisaya le pregunta: "¿Tienes profesión o tienes un negocio?”. La joven responde: "Soy contadora. Trabajo en  un banco”. De inmediato,  la chiflera   busca una pieza hecha de azúcar con la figura de una persona sentada en un escritorio.

Al igual que Callisaya,  desde ayer decenas de  yatiris y chifleras   preparan   mesas de ofrenda especializadas, las más demandadas por los clientes. En los puestos se observan mesas para policías, músicos, militares, peluqueros e  informáticos, entre otras profesiones.

"En estas fechas, la gente busca mesas  para el trabajo y el negocio.  Por ejemplo, hay mesas para policías, ellos  quieren darle  ofrenda a la Pachamama para que les vaya bien y para pedir protección”, cuenta Callisaya,  mientras atiende a sus clientes en su tienda ubicada entre la Illampu y Santa Cruz.

Según Callisaya, otra de las mesas más demandada es la de los músicos. "Los grupos vienen y se llevan una ofrenda  para   conseguir muchos contratos. Ellos también piden mucho para sobresalir y tener mucho éxito”, dice.

En la tienda se observa  también mesas para  profesionales en informática y que se caracterizan porque tienen dulces en forma de computadoras y en sus pantallas se ve el logo  de Google.

Otros clientes  aprovechan el  Martes de Ch’alla para  pedirle a  la Pachamama éxitos  en  sus futuras fiestas. Para este ritual, las  expertas colocan una pieza con la imagen de la puerta de un local de fiestas. "A  veces la gente quiere  que todo salga bien en su fiesta y evitar las peleas”, explica  Callisaya.

Roxana Acarapi,  otra de las vendedoras de la Santa Cruz e Illampu, explica  que este año las mesas más cotizadas por la gente  para la ch’alla  son las especializadas para cuidar los automóviles y las casas. "Si es auto nuevo, tienen que llevarse una figura blanca, de esa manera, se evitará el robo. Ahora, si es para viajar, hay que ponerle muchos dulce para evitar los accidentes”, asegura y recomienda para los buses de transporte público   incorporar las ofrendas los fetos de llama.    

Además de las figuras hechas de dulce,  una  mesa está compuesta, entre otros elementos, por la plata y k’oa, para la "protección contra las energías negativas”; luego está el incienso para la "paz, tranquilidad”; también están el pan de oro y plata (láminas) para atraer el dinero y el trabajo.

Asunta Apolonia Llanos, quien es la requerida de la zona Max Paredes, comenta también   que los choferes de los sindicatos demandan mesas para cuidar sus autos y evitar accidentes.  

El precio  de las mesas oscila entre 20 y 700 bolivianos. Las más costosas son adquiridas por  empresas, mineros y cocaleros, e incluyen los fetos de llama.

Globos "dalmatas”, las novedades
 
Para  el Martes de  Ch’alla, en los negocios la gente  compra serpentinas, globos,  alcohol y vino.  En las casas  se agregan los confites, los banderines,  los cuetillos,   los globos  de colores, la mixtura, las frutas y  pétalos de flores.

Este año, para el decorado de las casas, Ana María, comerciante en la puerta del Cementerio General, dice  que  ofertan los globos "dalmata” y en forma de flores. La docena vale 10 bolivianos.  

La gente también compra "recados”, que son lentejas, quinuas, arroz y nueces pintados en color plateado y dorado. Otros prefieren   nueces para colocarlas en las esquinas  de  una casa y atraer la fortuna.   

La libra de confite cuesta ocho bolivianos. La serpentina se vende en uno  y cinco bolivianos.

Los mineros y cocaleros se llevan ofrendas especiales

En  estos dos días  de Carnaval, los    mineros y  cocaleros de los Yungas (La Paz)  y hasta del Chapare (Cochabamba)  llegan a la famosa calle de Las Brujas y la calle    Max Paredes  para comprar  mesas de ofrenda  para la Madre  Tierra o Pachamama.

"Para los cocales de los Yungas, la gente viene  y lleva una mesa  grande. Ellos quieren dar ofrenda a  la Pachamama para pedirle coca extra”, cuenta Asunta Apolonia Llanos, quien atiende en su puesto ubicado en la calle Max Paredes  

Según Llanos, para armar las ofrendas, ella usa figuras en forma de hoja de coca y hechas de dulces.  Además, incorpora a las mesas fetos de llama y pide a los clientes enterrar las cenizas en los mismos cocales.

Roxana Acarapi,  comerciante de las calles  Santa Cruz  e  Illampu, explica que para este Carnaval, en especial para el Martes de Ch’alla, los mineros son quienes más compran ofrendas.

"Llevan  mesas para las minas y para el Tío. Nosotros armamos las ofrendas con figuras grandes de   diablos y sapos. Así se pide mucha prosperidad para encontrar los minerales”, dice Acarapi.

El costo de las mesas para minas y  cocales oscila entre 200 y 800 bolivianos. El precio se incrementa cuando se incorpora  el feto de llama.

En estas fechas, la gente también adquiere ofrendas para las cosechas de papa. "Vienen del campo   y para ch’allar sus chacras compran mesas. De esa manera, piden a la Pachamama menos sequías y que les vaya muy bien en la cosecha”, dice Victoria Janco, de la calle de Las Brujas.


Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

63
1

Comentarios