Valles de Potosí: cabras carecen de comida por escasez de lluvias

Los pobladores consideran que la falta de precipitaciones provocó que las plantas de las que se alimentan en los cerros no se desarrollen plenamente este año.
domingo, 10 de abril de 2016 · 00:00
Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza   / Toropalca, Potosí
 
Poco antes de anochecer, al pueblo de Toropalca, en la provincia Nor Chichas de Potosí, comienzan a llegar rebaños de cabras. Retornan después de una jornada de pastoreo en las montañas cercanas. Los animales corren ansiosos hacia una acequia en la que sacian  su sed; en los lugares donde se alimentan no hay fuente alguna donde beber.
 
La falta de lluvia ha provocado que las plantas de las que se alimentan en los cerros -como palqui, algarrobo, cinti, entre otras-, no se desarrollen plenamente este año. Ello afecta la producción de leche, que a su vez merma la elaboración de queso. 
 
"Ojalá que llueva, sólo hay un poco de nubes; el viento no deja. Estamos sufriendo de carne, de queso y de leche”, afirmó el propietario Natalio Anze, en el lugar donde cada día los chivos se concentran y beben agua antes de partir a las montañas.  
 
Por estos territorios consideran que los animales "están mal alimentados”, debido a la falta de  las precipitaciones. Según cuentan, a causa de la falta de comida, el rebaño debe "caminar lejos” para conseguir alimento.  

Al menos 10 propietarios de alrededor de 450 cabras se turnan para conducir a los rebaños. La concentración es cada día entre las 9:00 y 10:30, al borde de una acequia que conduce agua que es desviada del Río Grande, que afortunadamente durante todo el año mantiene un caudal. "Por cada 10 cabezas vamos un día”, explicó Anze, quien tiene 30 animales, por lo que debe cumplir con un turno de tres días cada dos semanas. 
 
El primer rebaño que se observó cuando este periodista visitó la región  estaba conformado por alrededor de 150 animales, de siete dueños. No había chivos parecidos y tampoco tenían alguna señal para ser identificados, por lo que consultamos con el propietario cómo reconocen a sus animales. "Los animales se van a sus corrales, a su dormitorio cada tropa se va. A la tarde, cuando vienen a tomar agua, cada quien a su corral se va a ir”, respondió.  
A pesar de que los propietarios tienen perros pastores, siempre hay un riesgo de que un chivo se pierda. "Se pierden, les puede atrapar el zorro; atrapa sobre todo a las crías. Aunque vamos con nuestros perritos, igual se desparraman, no siempre estamos junto a las cabritas”, contó.
 
Los perros de los propietarios trabajan cuidando los rebaños.  Al igual que los chivos, los caninos beben agua sólo antes y después de la jornada de pastoreo. Los propietarios llevan comida y agua para la jornada. 
 
Son las  9:22  y las cabras de la primera caravana  parten encabezada por  un macho dominante. El grupo es conducido por dos personas y cinco perros.
 
En ese momento comienzan  a llegar a la acequia, los animales del siguiente grupo, pues en total son tres rebaños, cada uno con alrededor de 150 cabras.

Los animales del segundo grupo, luego de permanecer en el lugar por casi media hora, conducidos por dos personas y siete perros, parten  a las montañas, a más o menos cuatro kilómetros de Toropalca.
 
"No hay pasto, no hay agua, no ha llovido”, afirmó la propietaria Fausta Puqui Mamani. Ella tiene 50 animales, por lo que debe cumplir con un turno de cinco días.
 
Filomena Chincha Mamani, quien pasa por el lugar de concentración, comenta que  hasta años pasados también tenía cabras. "Tenía hartos chivos, los llevaba por la montaña y sacaba fotos”, recordó. "Ahora tiene hartos recuerdos, han vendido sus chivos; esos recuerdos sigue teniendo y llora cuando mira (las fotos)”, explicó. 
 
Ambas mujeres coincidieron en señalar que en años pasados más gente de Toropalca criaba cabras. Diversos factores han provocado que esta actividad disminuya, como la escasez de lluvia y la consiguiente reducción de alimento en los cerros.
 
Poco después, la tercera tropa parte rumbo a los cerros. Por la tarde, los animales comienzan a aparecer a partir de las 18:30. Luego de beber en la acequia, cada grupo se separa y se dirige a su corral, donde descansan hasta el día siguiente; cuando retornan al lugar de concentración para beber, antes de dirigirse nuevamente a las montañas.
 
Anze habla de la necesidad de implementar un apoyo en el campo. "Necesitamos un mejoramiento en cuanto a su alimento y agua (de las cabras)”. Con algún incentivo, expresó, se puede hacer más queso durante todo el año. "Nosotros tan solamente (tenemos) para el consumo; es sabroso el queso de cabra, es todo natural, no ponemos nada”.
 
Carencia  y una salida
  • La falta La carencia  de lluvia ha provocado que las plantas de las que se alimentan en los cerros –como palqui, algarrobo, cinti, entre otras-, no se desarrollen plenamente este año. Ello afecta la producción de leche, que a su vez merma la elaboración de queso.
  • ¿A qué se debe? La disminución de lluvia en la región de Toropalca se debe a la presencia de un fenómeno de El Niño fuerte, dicen los especialistas entrevistados. 
  • Apoyo Quienes se dedican al pastoreo sostienen que se requiere  implementar un apoyo en el campo. "Necesitamos un mejoramiento en cuanto a su alimento y agua (de las cabras)”. 
  • Incentivos Con algún incentivo, dicen,  se puede producir  más queso durante todo el año. "Nosotros tan solamente (tenemos) para el consumo”, comenta un productor.

El problema está relacionado con El Niño 

La disminución de lluvia en la región de Toropalca se debe a la presencia de un fenómeno de El Niño fuerte.
"Varios estudios muestran que Niños fuertes o extraordinarios generalmente causan sequías en el Altiplano y los valles secos”, explicó vía email el investigador del Instituto de Hidráulica e Hidrología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz, Jorge Molina Carpio.

Este fenómeno se presenta, desde hace millones de años, cada cuatro a siete gestiones, aunque hay que considerar si se trata de un Niño fuerte o extraordinario para efectuar el análisis. 
 
Hubo dos fenómenos de El Niño extraordinarios en los últimos 50 años: entre 1982-83 y 1997-98. El fenómeno de 1982-83 provocó una sequía catastrófica en el Altiplano y los valles próximos, especialmente en el Altiplano Sur y Oeste, indicó Molina.
 
El propietario Natalio Anze también habló de fuertes granizadas. Sobre este fenómeno el investigador del Laboratorio de Física de la Atmósfera (LFA) de la UMSA, Luis Blacutt, indicó que como hay escasez de lluvia y en la superficie se da un calentamiento bastante elevado, cuando hay un ingreso de humedad, ésta sufre un "empujón térmico de ascenso” muy intenso y cuando llega muy alto, se congela y forma granizo. 
 
Los investigadores consultados coinciden en expresar  que falta información sobre la variación del clima en Toropalca. El Senamhi se encarga de obtener datos, para lo cual contrata observadores de campo. En Toropalca no hay observaciones, pero se puede trabajar con las series de Vitichi o zonas aledañas, que están completas desde 1975, según la investigadora del LFA, Isabel Moreno.
 
También se pueden adoptar acciones para contrarrestar los efectos, como una modificación inteligente del paisaje, por ejemplo, reforestando los valles con especies que no se beban el agua, como eucaliptos y cipreses. Asimismo, se pueden crear cuerpos de retención y sistemas hidráulicos subterráneos, pero se requiere un trabajo de al menos cinco años, indica la especialista.
 
Blacutt considera que debe haber una preparación con sistemas de monitoreo. "Esto no evitará la falta de agua, pero por  lo  menos las alcaldías o defensa civil podrían desarrollar un plan de contingencia para abastecer con agua”.
 
Hay estudios que indican que con el cambio climático "los Niños” se harán más frecuentes e intensos, aseguró Molina. "El Perú tiene un mecanismo y organización muy fuerte para hacer el seguimiento de estos fenómenos y tomar medidas de prevención, como recomendar a los agricultores  con suficiente anticipación sobre el uso de variedades de ciclo corto, siembra tardía y  la entrega de las semillas correspondientes”. En el país, estas capacidades aún no están bien desarrolladas.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios