Cómo reconocer a los “curas falsos” que operan en el país

La Iglesia advierte que es difícil identificarlos porque visten y ofician misa igual que los auténticos, pero no tienen parroquia y celebran sacramentos “a domicilio”.
domingo, 17 de abril de 2016 · 00:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

La Iglesia Católica recomienda  a los feligreses no dejarse engañar por "falsos sacerdotes” -que proliferan en    El Alto y Cochabamba-  en la celebración de matrimonios y bautizos. Hay al menos tres señales para  identificarlos: los curas "truchos”  celebran sacramentos a domicilio, distribuyen tarjetas para ofrecer sus servicios y  no tienen una iglesia.

El secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal  Boliviana (CEB), José Fuentes, informó  que  hace tres años  en Cochabamba surgió el primer grupo de sacerdotes falsos, denominado Iglesia Católica Apostólica del Estado Plurinacional de Bolivia, que tiene unos 20 miembros. Hace menos de un año apareció en El Alto la Iglesia Católica Apostólica Nacional Boliviana, con 15 adscritos.

Explicó que ambos grupos se caracterizan por estar conformados por exsacerdotes y exseminaristas. El primero está liderado por una persona que fue elegida por los miembros y se hace llamar  obispo. "Pero un obispo,  dentro de la Iglesia Católica Apostólica Romana (la verdadera), es elegido por el Papa”.  

En el caso del segundo grupo, el responsable es un exsacerdote, "ya que mediante un proceso ante la Santa Sede fue dimitido del estado clerical”. Además, añadió, tiene a exseminaristas entre sus miembros.

Entre ambas agrupaciones  hay  personas que fueron apartadas de la Iglesia porque cometieron "cosas graves  en el manejo de los bienes de la Iglesia  y  en  la vida moral del sacerdote”, indicó Fuentes. Añadió que incluso uno de ellos pudo haber tenido hijos en la vida sacerdotal.

"Si  son alejados  de la Iglesia pueden casarse  hasta por la Iglesia. Son liberados de las obligaciones del estado clerical, por eso  tampoco pueden celebrar sacramentos”, recalcó.

Por tanto, ya no son sacerdotes, pero visten igual que los auténticos, ofician misas con todos los ritos, usan ornamentos de la Iglesia Católica, aunque ya no son miembros. Por eso son considerados, según la jerga boliviana,  "curas chutos”. Fuentes explicó que aunque  celebren los ritos, "tanto ellos como los sacramentos que hacen son  truchos”.

El representante de la CEB explicó que uno de los motivos que mueve a esta gente  es el "económico”.    "No pueden bendecir en el nombre de  Dios por pura plata, no deben engañar a la gente. Tienen que cuidarse de ellos”, alertó

Explicó que los fieles pueden identificarlos porque los "falsos curas” no tienen una iglesia donde oficiar misa,  normalmente ofrecen sus servicios a la población  a través de tarjetas y  celebran matrimonios y bautizos a domicilio.

"Ellos hacen bautizos, misas y  matrimonios a la carta, porque van a domicilio. Según las normas de la Iglesia boliviana, ese tipo de celebraciones está prohibido. La celebración se hace en los templos”, dijo y añadió que los párrocos de la Iglesia sólo ofician misas a domicilio excepcionalmente por fiestas patronales.

En un sondeo que este medio realizó  a al menos 50 personas de las zonas alteñas Tilata, Rosas Pampa, Río Seco, Viacha, Villa Yunguyo, San Martín, Villa  Santiago y Nuevo Amanecer, la gente sólo se asombró al ser consultada sobre estos "falsos sacerdotes”.  "Es que el padre verdadero no está en la Iglesia, seguro de eso se atienen los truchos”, comentó doña Susana Mamani, de la zona San Martín.

La parroquia de esa zona como la de Villa Santiago y Villa Yunguyo estaban cerradas. "Los padres no viven aquí, sólo vienen cuando se los llama y los domingos”, comentó uno de  los vecinos.

Sólo don Reynaldo Quispe, de  Villa Yunguyo, dijo que recibió una tarjeta de uno de ellos, pero la botó. "Medio raro me ha hablado. Me dijo que como nuestro padre no está en la iglesia, por cualquier urgencia lo puedo contactar. No quise”, contó.   

Pueden dar documentos religiosos falsos

Página Siete  / La Paz

Los "sacerdotes truchos” pueden otorgar incluso documentos de bautizo y matrimonio falsos, los cuales no tienen validez para la Iglesia, por tanto el sacramento no es legal.

El secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), José Fuentes, explicó que la Iglesia Católica cuando realiza un sacramento entrega un documento que lo acredita. "En cada parroquia existe un libro de bautizos y uno de matrimonio, donde se registra el sacramento de la gente, para cuando uno quiere renovar o sacar su documento sólo se apersona a la parroquia y luego de que el sacerdote lo busca, le otorga”.

Sin embargo, los  que "se  denominan” sacerdotes y son  falsos pueden otorgar uno de estos documentos pero no es válido.  "Como él no tiene parroquia, no está registrado en una, así que el documento es falso”.

Según un sondeo que hizo este medio a unas 50 personas que viven en la ciudad de El Alto, el certificado de bautizo es un requisito en las escuelas católicas y el certificado de matrimonio en la misma iglesia cuando a uno lo nombran padrino de matrimonio religioso.

"A mí me obligaron a casarme por la Iglesia, porque era la madrina de católico de mi hermano menor”, cuenta doña Rosa Aguilar, por eso sugiere  tener cuidado "con los curas chutos”.

Además, Fuentes precisó que si el documento está firmado por un sacerdote dimitido, se convierte "en un papel sin ningún valor para la Iglesia ni para la comunidad católica”.  

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios