Evo y Gobernador de Oruro acusan a dirigentes de usar el Control Social para negocios

Vásquez comentó que en la cobra Caracollo-Confital, los dirigentes “han convertido el Control Social en un negocio”
sábado, 23 de abril de 2016 · 18:34

Erbol /

El presidente Evo Morales y el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, acusaron este sábado a algunos dirigentes del Control Social de convertir el rol de fiscalización en "negocios personales” y extorsión” en la construcción de carreteras en algunos departamentos.

Vásquez, durante su discurso con motivo de la firma de contrato de la carretera Colquiri-Caracollo, comentó públicamente que en la obra Caracollo-Confital, los dirigentes "han convertido el Control Social en un negocio”.

"Hay dirigentes que tienen hasta 10 carros alquilados a nombre de ellos y a nombre de sus familiares por 3.000, 10.000 y 15.000 bolivianos y eso no está bien porque perjudican y cuando no pueden acceder (a sus contratos) empiezan con las movilizaciones, bloquean y quieren tomar la empresa”, manifestó.

Vásquez dijo que esa actitud es una sobre posición del interés individual al interés colectivo y advirtió que en adelante, cuando ocurra esa situación, actuará con la fuerza pública, "así no les guste”.

Manifestó que hay caminos inconclusos porque el Control Social no permite hacer uso de los agregados en ciertas comunidades, cuando el rol debe ser exigir el cumplimiento del contrato y que la obra sea de calidad.

Por su lado, el presidente Morales manifestó que similares problemas tuvieron en la construcción de la Doble Vía La Paz-Oruro. "No son todos, algunos extorsionan, perjudican a las empresas y no les permite sacar agregados del pueblo”.

Morales señaló que esos problemas hacen que la empresa no cumpla su contrato y en muchas oportunidades ni siquiera se puede ejecutar la boleta de garantía, porque la constructora denuncia bloqueo y presiones de los dirigentes.

Explicó que en el Chapare pusieron una disposición interna por encima de la ley. Si la construcción de un camino afecta a una casa o un área de cultivo, el propietario debe recibir una compensación, pero si la tierra no produce el dueño debe ceder a la empresa de manera gratuita.

"(Los dirigentes) están negociando con intereses personales, no comparto”, dijo al recomendar al Control Social ejercer tareas de fiscalización.

Comentarios