Los discapacitados inician ayuno y piden audiencia a Morales

Una marcha ciudadana apoyó a las personas con discapacidad. La Policía usó el carro Neptuno y hubo forcejeo ante las vallas de seguridad. La vigilia en la vía pública tiene un nuevo lema: “¡Renta y vida!”.
sábado, 30 de abril de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia /  La Paz

Sirenas y ruido de motores amenazan con una emboscada entre las calles Indaburo y Junín. Al centro, una columna de fuego y  humo  crece y varias personas con y sin discapacidad corean: "Hermano policía/ te quedan dos caminos/ unirte a tu pueblo/ o ser su asesino”.
 
Tras su tercer intento  de ingresar a la plaza Murillo, ayer la Caravana de la Esperanza  instaló el primer piquete de huelga de hambre en demanda de un bono mensual   de 500 bolivianos. Después de los enfrentamientos con fuego y agua de ayer, la dirigencia de las personas con discapacidad formalizó mediante carta su  solicitud de audiencia con Evo.

Cerca al mediodía, una marcha de  ciudadanos, universitarios, voluntarios, dirigentes vecinales y representantes de otras instituciones llegan a la vigilia de personas con discapacidad, cerca a  la plaza Murillo. Con letreros y cánticos responden  a los intentos de la Policía de  evitar su ingreso. 
 
¡No están solos, estamos con ustedes!, repiten mientras el presidente de la Confederación  Nacional de  Personas con Discapacidad, David Cayo, agradece su apoyo. "Mis agradecimientos   a la población paceña. Picoverdes, solidarios nos  recibieron desde que entramos  a la ciudad”.     
 
La denuncia  de una agresión a  la prensa y  la presencia de efectivos de inteligencia alertan a los  bandos apostados frente  a frente, ya por tercer día. A empellones, las personas con discapacidad  emprenden su tercer intento de entrar a la plaza. 
 
Cuando el alambrado  que cerca la plaza comienza a ceder, un   policía trepa a la reja e intenta  asegurar la valla con  gesto nervioso. Desde el interior del cuartel policial, en total reguardo,   efectivos toman fotografías y con sonrisas burlonas filman lo que ocurre con sus camaradas.
 
Los movilizados enganchan una cuerda azul a la reja para tumbarla y en el intento, Jesús -un joven con discapacidad intelectual- termina herido  en el rostro por un fierro que se desprende. "No tenemos miedo, no tenemos miedo”, gritan y  desprenden parte de la malla metálica.
 
Ante el avance de los movilizados,  dos contingentes de policías en motos  tratan de emboscarlos  por la Indaburo y la Junín. A su paso salen la sillas de ruedas obligándoles a retroceder. Se acercan  ciudadanos pidiendo: "Por favor, no los provoquen, váyanse”.
 
Frente a las rejas, los manifestantes prenden una fogata,  corean y  buscan cualquier líquido u objeto que puedan arrojar   al otro lado. Desde  la UTOP  les responden con baldes de agua, y   desde la calle  el "Neptuno” arroja chorros de alta presión que sofocan la fogata y se genera un humo negro que se expande. 
 
Tras el enfrentamiento, la Policía  detuvo a cinco personas, de las cuales cuatro son universitarios. Se suman a otras cuatro (con discapacidad) detenidas en la jornada anterior;  de ellas  una fue liberada con dos garantes. De otra, de nombre Lili, se desconoce su paradero, según la Defensoría del Pueblo.
 
Después, la caravana instaló su primer piquete de huelga de hambre. "No habrá  muerte, hemos cambiado nuestro lema:  ¡renta y vida!”, grita la vocera Felisa Alí.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
9

Comentarios