Brasil, el “supermercado” de los cobijeños

Cada día, cientos de vecinos de Cobija se trasladan a Epitaciolandia y Brasilea para hacer compras.
domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
Gabriel Díez Lacunza  / Cobija
 
"La mayoría de los productos son mucho más baratos aquí que en el lado boliviano”, comenta Pablo C., un vecino de Cobija mientras hace sus compras en un supermercado en Epitaciolandia, Brasil. "De aquí me llevo todo. Lo que es arroz, azúcar, es mucho más conveniente venir aquí”, sostiene  la boliviana Elsa Quispe en el pasillo de un market en Brasilea.
 
Ellos, junto a otros compatriotas, de manera periódica, cruzan la frontera internacional para "hacer mercado” en el vecino país. A Brasil y Bolivia, en ese punto geográfico,  les  divide  el río Acre, pero hay dos puentes por donde transitan los bolivianos para ir a comprar productos.  Uno de los motivos para que esto suceda es la devaluación del real brasileño, lo cual deriva en la disminución de los costos de producción de los brasileños, lo que repercute, a su vez,  en  productos más baratos.
 
"¿Qué significa aumento de la competitividad de la industria brasileña? Significa que sus precios se han abaratado, precios de alimentos, precios de bebidas alcohólicas, no alcohólicas, de textiles, etc., se han abaratado”, explica el economista Hugo Siles.
 
Carlos Castro es cobijeño. Trabaja con maquinaria pesada. Cada fin de semana, cruza la frontera en su propio vehículo "sin problema” para abastecer su alacena. Prefiere comprar arroz, carne, aceite, cerveza  e incluso ropa en los supermercados de Epitaciolandia; esto, a la larga -asegura- le ayuda "hartísimo” en su economía.
 
"De Cobija venimos hartas personas para realizar nuestras compras. En Cobija hay supermercados pero los precios son más altos”, confiesa.
 
Esta fenómeno ya ocurrió en la zona,  hace seis años, pero a la inversa. La gente iba desde los municipios fronterizos de Brasil hasta Cobija para abastecerse de productos para su canasta familiar, dado que los precios en ese entonces eran más bajos en territorio nacional. 
 
Hoy en día, los bolivianos prefieren incluso pagar  un taxi para que los traslade hasta el lado brasileño porque les conviene la diferencia de precios. Jesús Subirana es mototaxista. Cuenta que trasladarse en la frontera es como ir de un barrio a otro, dado que no existe un control de peaje.
 
Mientras espera clientes en el lado boliviano del Puente de la Amistad -que une Cobija con Brasilea- Subirana explica que la gente de Cobija cruza la frontera para hacer sus compras "simplemente porque es más conveniente”.
 
"Brasil es como el supermercado de Bolivia siempre y cuando el real esté bajo. Esto no es siempre así, deben ser unos ocho meses que está así”, afirma.
 
Sobre esta situación, Siles explica que las importaciones se están incrementando y que ello significa una reducción de la economía boliviana, ya que no se consume la producción nacional. "Se está aumentando el crecimiento del país; a dónde vas a comprar”, refiere.
 
En esta línea, el director ejecutivo de la Cámara Boliviana de Fabricantes de Cerveza, Alfredo Candia, considera que este fenómeno económico deriva en una "fuga de capitales”,  lo cual significa -a su entender- que el dinero boliviano se está "yendo a bolsillos brasileños”. "Estamos dando de comer, estamos haciendo que los empleos en Brasil sean sostenibles, lo que debería ser al revés”.
 
El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez,  explica que debido a la  depreciación del real  la producción de ese país aumentó en su competitividad, lo cual se traduce en el mercado en precios "tan bajos” que el comercio desde Brasil hacia Bolivia "se ha tornado tremendamente agresivo”.
 
A cada momento los puentes que unen a Epitaciolandia y Brasilea con Cobija son escenarios del paso de vehículos y motocicletas que transportan a bolivianos que retornan  de comprar en supermercados brasileños. Incluso, hay quienes prefieren ir a hacer sus compras a pie por la cercanía de los municipios.
 
Eusebio Machicado vende celulares en la calle Comercio en Cobija. Cuenta que "casi toda la gente” compra en Brasil desde verduras hasta enlatados. "Todos los domingos vamos a comprar allá a Brasil y a pesar de que pagamos el taxi, nos conviene”, afirma.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

64
5

Comentarios