Aviones de papel vencen el cerco policial

Cuatro personas se colgaron en sillas de ruedas desde la pasarela de la Pérez y otros movilizados se extrajeron sangre para escribir carteles con su demanda.
martes, 10 de mayo de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia /  La Paz

Las personas con discapacidad intensificaron ayer los colgamientos en sus sillas de ruedas desde puentes y las extracciones de sangre,   por la negativa del Gobierno  a negociar  una renta mensual  de 500 bolivianos. En la plaza Murillo,  un "ataque aéreo” de cientos  de aviones de papel con mensajes para el Presidente  se sumó  a la protesta.
 
Con una marcha por el centro paceño,  las personas con discapacidad  -que mantienen una vigilia hace 13 días  a una cuadra de la plaza Murillo- retomaron ayer  sus  medidas de presión. Un enorme buzón acompañó a la caravana que recorrió el centro paceño. En su camino recolectó decenas de cartas escritas al paso por personas que  las doblaron en forma de aviones  para ver si  su vuelo llegaba al Presidente.
 
"Den bono de Bs 500”, dice un   avión   de papel que pasadas las 13:30 sobrevuela el cerco a la  plaza Murillo. La caligrafía temblorosa del mensaje -que   acompaña a un dibujo de un hombre de rostro redondo y  sonriente sentado en una silla de ruedas- delata  al autor: un niño que  apenas aprende a escribir.
 
Es tan sólo uno de los muchos mensajes que, pese a  tener el viento en contra, "bombardean”   las rejas de dos metros  que   fueron instaladas  en los ocho ingresos al Kilómetro Cero.

"Señor presidente, ¿de qué lado de la reja está? ¿en que momento cambió el rumbo del proceso que lidera?
 
Estoy decepcionada. Hemos luchado por la diferencia,  por la plurinacionalidad, por una vida mejor y hoy solo puedo preguntar  ¿de qué lado está?”, se lee en otra misiva.
 
Aquí va un avión presidencial”, gritan algunos mientras lanzan los mensajes frente al cerco que permanece custodiado  por una veintena de efectivos policiales y un par de carros neptuno. Desde la UTOP, oficiales observan y sacan fotografías de los estudiantes, peatones y personas con discapacidad que se suman a "ataque aéreo”, cuya base de operaciones es la calle Junín.     
 
"Es un primer intento de visivilizar el apoyo de la ciudadanía. Vamos a continuar con otras expresiones de solidaridad”, advierte una de las impulsoras de la protesta, Violeta Montellano.   
 
Algunos de los aviones logran vencer las vallas. Otros son arrastrados por el viento y, con suerte, alguien los recupera y vuelve a lanzarlos al cielo.
 
En la Pérez Velasco, otro grupo de los miembros de la vigilia realiza un mitin de protesta en el que los dirigentes de La Paz y Potosí deciden colgarse de la pasarela. Los  representantes junto a dos mujeres se suspenden alternadamente en sus sillas a más de cuatro metros sobre el suelo.
 
Bajo la sombra de las sillas de ruedas, otros movilizados proceden a extraerse sangre de sus venas para escribir carteles de protesta. A su alrededor,     no hay más control que una ambulancia, un grupo de paramédicos y decenas de peatones que observan, debaten o se toman selfies con el par de péndulos que cuelgan.     
 
"Ante el silencio de las autoridades no queda más que retomar las medidas de presión. Se van a ir colgando nuestros dirigentes todos los días  y empezarán las crucifixiones”, indica el dirigente de Chuquisaca, Álex Vázquez. 
 
En la calle Junín el ataque aéreo termina a las 14:30 con aplausos, con un "¡no están solos, estamos con ustedes” y con una advertencia: "!Estén atentos a nuestro próximo ataque!”
 
Próximo  "ataque”  
  • Jueves Para el jueves se convocó a un nuevo ataque. Las cartas también podrán ser colocadas en el enrejado que rodea la plaza Murillo. Cochabamba y Santa Cruz se suman a la recolección   de cartas. 
  • Cátedra El mismo día, en la calle Junín a las 12:30, se dará una clase sobre la discapacidad a partir de la mirada de  las crónicas de Guamán Poma de Ayala. Participarán  historiadores y  antropólogos.
Hubo marchas en apoyo a la vigilia  en siete departamentos
 
De manera simultánea, la Marcha por la Vida y la Dignidad de las personas con discapacidad  se replicó ayer en siete capitales sel país. Ciudadanos  apoyaron  la vigilia que desde hace 14 días  pernocta a una cuadra de la plaza Murillo. Los movilizados exigen un bono mensual de 500 bolivianos.

La dirigencia de La Paz, Cochabamba, Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz , Potosí y Oruro reanudaron ayer las medidas de presión regionales. Buscan una audiencia con el presidente Evo Morales para dar solución    al conflicto que empezó en enero en la ciudad de Cochabamba.
 
"Continuamos con el pedido del bono mensual, por eso tenemos compañeros en vigilia en la ciudad de La Paz; por eso Tarija nuevamente salió a marchar”, manifestó el dirigente tarijeño,  Merardo Serrano.
 
En Chuquisaca, la marcha llegó a la Gobernación portando globos blancos y  pancartas que solicitaban que el Gobierno  otorgue a los discapacitados el bono  que solicitan. Mientras que en Cochabamba varias organizaciones se sumaron a la protesta   y cuestionaron los "gastos” en los que incurre el Ejecutivo.
 
Similar panorama se vivió en Oruro, Santa Cruz y Potosí, donde hubo marchas que llegaron hasta plazas principales de cada ciudad. En La Paz, la marcha terminó con un mitin y el colgamiento de cuatro personas en sillas de ruedas y otra que se ató a la baranda de  la Pérez Velasco.
 
"Se dio inicio a la marcha nacional. Esperamos que  el Gobierno nos convoque y así nos podamos reunir para que nos escuchen y nos expliquen por qué  es o no es  viable la renta de los 500 bolivianos”, reiteró  el presidente de la Confederación Boliviana  de Personas con Discapacidad, David Cayo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

176
94

Comentarios