Discapacitados refuerzan vigilia y recurren al nuevo Defensor

martes, 17 de mayo de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia /  La Paz

Tras un nuevo fracaso  de diálogo entre el Gobierno y las personas con discapacidad,   pequeñas  delegaciones de los movilizados  del interior  llegaron  ayer  a La Paz para reforzar la vigilia que está instalada desde hace 21 días  a una cuadra de la  plaza Murillo. La dirigencia del sector, que exige un  bono mensual de 500 bolivianos, anuncia que tomará contacto con el nuevo Defensor del Pueblo.
 
El pasado sábado,  la caravana nacional de personas con discapacidad y una comisión ministerial rompieron el diálogo, que habían iniciado un día antes, luego de dos encuentros  en los que  los movilizados argumentaron la necesidad de una renta mensual. Tras un cuarto intermedio, las autoridades reafirmaron que el único tema para tratar sería el acuerdo de 42 puntos que fueron conciliados con una dirigencia paralela no movilizada.
 
"Sólo quisieron hablar del acuerdo que nosotros hemos rechazado   porque no es parte de nuestro pliego petitorio.
 
Esos acuerdos ya están contemplados en una norma que no se cumple y  las personas que los firmaron no nos representan. Con papeles hemos demostrado  que son funcionarios del Gobierno, de los municipios y gobernaciones. Hemos recibido una bofetada y vamos a continuar con la movilización”, indicó la dirigente Feliza Alí.       
Como parte de la radicalización de sus medidas  convocaron  a las diferentes movilizaciones del interior del país a reforzar el punto de vigilia en La Paz, instalado en la calle Junín. Desde ayer, a este sitio arriban  grupos pequeños provenientes de Cochabamba, Chuquisaca y Potosí. 
 
Se prevé la llegada de discapacitados de Santa Cruz, Oruro y Tarija para los próximos días. También se reincorporó el dirigente David Cayo, que había sido dado de baja el jueves.
 
"También vamos a  enviar una  nota al nuevo Defensor del Pueblo porque requerimos de su apoyo.  Le vamos a pedir que nos ayude porque nosotros también somos del pueblo y lo necesitamos. Esperamos que tengamos su respuesta”, dijo la dirigente. 
 
 Alí señaló que durante el encuentro infructífero del fin de semana se vislumbró una esperanza de tratar el tema del bono a través  de uno de los puntos del acuerdo. Éste  establece realizar un análisis  casuístico  que pueda determinar la cantidad  de personas que realmente necesitan  el apoyo económico. 
 
"Pero al retornar del cuarto intermedio las autoridades dijeron que ése no era un tema a tratar”, sostuvo Alí. Reiteró que su propuesta de  500 bolivianos es flexible en cuanto al monto y al número de beneficiarios.
  
Hoy se realizará  una  mesa técnica  nacional que trabajará el tema laboral, para la que el Gobierno convocó a los movilizados a través de cuatro delegados. Las autoridades ratificaron, sin embargo, que el bono es inviable. 
 
"Estamos discutiendo y analizando y no vamos  a asistir porque las personas convocadas a nivel nacional y departamental son afines al Gobierno,  y como demostramos  no son nuestros representantes”, indicó la dirigente de la vigila.
 
Gobierno plantea  subsidio alimenticio pero no habla de bono

Verónica Zapana S.  / La Paz

El Gobierno plantea la entrega de un subsidio de alimentos o medicamentos para las personas que tengan discapacidad muy grave. La dotación se realizará luego de un estudio, informó ayer el viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre.
 
La autoridad explicó que el plan nacional para este sector plantea que las personas con discapacidad muy grave accederán a este beneficio. Para ello, afirmó, "se realizará un estudio casuístico que determine otras medidas de asistencia individual a las personas con discapacidad  muy grave. Con ello se busca  establecer  un diagnóstico situacional que coadyuve a la formación de políticas sectoriales y a medidas económicas”, apuntó .
 
Con ese planteamiento -aseguró Aguirre- existe la posibilidad de que se dé "un paquete alimentario, medicamentos u otras alternativas, previo estudio de factibilidad y sostenibilidad”. Aclaró que la entrega de ese "subsidio” será únicamente para los que no pueden trabajar y tampoco tienen familiares.
 
Ese planteamiento se discutirá hoy en la Mesa Nacional de Trabajo a la cual  el Gobierno convocó al sector movilizado. "Se ha invitado a cuatro miembros para que participen de la mesa de trabajo”.    Explicó que si se llega a un  acuerdo,  el estudio se realizaría en los siguientes seis meses y en ese plazo  las personas con discapacidad muy grave podrán recibir el subsidio.
 
Aguirre dijo que el estudio actualizará los  registros. "En esa lista se establecerá  qué persona accede a qué beneficios”.
 
Aseguró que el plan para el sector es integral. "Tenemos prevista la entrega de 900 casas en todo el país hasta fin de año”. El Gobierno se comprometió a asumir medidas coercitivas para las entidades que no cumplan con el cupo de emplear a un 4% de trabajadores con discapacidad.
 
El representante de las personas con discapacidad movilizadas, David Cayo, dijo que no asistirán a la reunión porque los asistentes serán afines al oficialismo y porque el Gobierno insiste en no tocar el tema del bono mensual de los 500 bolivianos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
96

Comentarios

Otras Noticias