Cinco remedios naturales para combatir males del frío

Además de gripe y tos, el frío activa afecciones estomacales, articulares y renales. Médicos naturistas recomiendan cuidados a mujeres que acaban de dar a luz.
domingo, 5 de junio de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia  /  La Paz

Tras varios minutos de espera, Paz Alí abre la puerta del consultorio en el que atenderá a sus pacientes por este mes. Junto a su figura sale el aroma de una mezcla de yerbas que pasa por la garganta e infla el pecho de cuatro personas  que lo esperan. "Buen día”, saluda y me invita a pasar.  
 
Ante el brusco descenso de las temperaturas en la sede de Gobierno,  Paz Alí  - el amauta de turno del Centro Municipal de Medicina Natural, Qullañ Uta- recomienda a la población  que no falte en casa wira wira, coca, manzanilla y  nervio de toro. 
 
"Wira wira y manzanilla  son lo mejor  para su resfrío y tos”, me recomienda ni bien  me  acomodo  frente a su escritorio. Con paciencia acaricia un tari gris (una especie de  aguayo pequeño) en el que guarda una minuciosa selección de hojas de coca  que utiliza para ver  aquello que la " medicina académica” no ve.
 
"No sólo recomendamos medicina para un dolor. Miramos en la coca de qué está enfermo el paciente, porque muchas veces no es sólo del cuerpo  que se padece, sino el alma”, dice el amauta mientras prepara una serie  de remedios para invierno.
 
"Para esta época  de frío lo principal son  la wira wira y la manzanilla en mates o en pomadas tanto para la tos, el resfrío y  las gripes. Pero hay que saber preparar bien”, advierte.
 
Tomando algunos elementos de su mesa explica que para preparar una infusión se debe hacer hervir estas dos plantas por un máximo de tres minutos porque de exceder ese tiempo  "se pierden sus propiedades”. "O se puede preparar directamente en el vaso. Se pone las ramitas de las dos yerbas y se echa el agua hirviendo y luego se tapa por unos cuatro minutos. Se debe beber cuando está caliente”, explica.
 
Igual de efectivas para despejar las vías respiratorias son las fricciones con ungüentos en base a estas dos plantas -y otras como eucalipto y menta- que Paz prepara y que pueden ser adquiridos  en el centro edil en que atenderá por todo este mes.
 
Pero como él recalca,  las enfermedades respiratorias no son las únicas que aparecen en esta época. "Por el frío  también hay malestares estomacales, del riñón, de las articulaciones. Llegan también los sobrepartos”.
 
En este último caso, recomienda un hervido de nervio de toro. "Con eso a la mujer ya no le da sobreparto. Es especial para cuidar a las mujeres que   dan a luz en estas épocas, porque están delicadas y hace mucho frío”, dice.
 
Al remedio suma sahumerios e infusiones  preparados con 10 yerbas distintas que no detalla. "son secretos”, dice serio.
 
"Para los riñones, nosotros preparamos tónicos a base de ajenjo, cola de caballo y otras yerbas que también son muy buenas. Y para el estómago mate de coca o manzanilla”, menciona en un rápido  recuento de las plantas medicinales que las familias deben tener en el hogar para resistir al invierno.
 
"Esto también es bueno”, muestra mientras saca de su mochila una bolsa con muchas yerbas secas. "Es una mesa negra”
 
Este preparado, que también puede ser utilizado para los resfríos o la fiebre, sirve para limpiar las malas vibras, las envidias y las maldiciones. Además, combate  las enfermedades "que no son sólo del cuerpo”.
 
"A todas las personas les pasa alguna vez. A veces caminamos por lugares que no conocemos o que tienen energía. Pueden ser lugares malos donde cayó el rayo, donde murió alguna persona, donde echaron alguna maldición o hicieron brujería. Si pisamos o nos caemos en esos lugares nos podemos enfermar de  algo. Para eso también vemos la coca”,  explica Paz Alí.
 
Para eso son las hojas que tiene  guardadas sobre el tari en su escritorio. Con ellas, Paz decifra los males. "La coca habla y nos muestra todo clarito”, asevera.
 
En una pequeña clase básica   muestra al azar un par de hojas. La primera  es alargada y con la punta afilada. "Todas las plantas son hembra o macho. Esta hoja es varón. Tiene la punta demasiado alargada, es uno muy hablador”, descifra.
 
La mujer es representada por una hoja ovalada y con la punta redondeada. En ella se ven marcas, ya sea de manchas o de pequeñas  muescas.
 
"Esas cositas  nos dicen qué lugar le duele y qué parte del cuerpo está enferma”, comenta. Así ven si se trata de  algo que uno  atrajo de  "un mal lugar”. 
 
Por este tipo de males, asegura Paz y algunos de sus pacientes,  se sienten dolores de cabeza, infecciones estomacales o erupciones extrañas en la piel que no sanan con fármacos. "Eso los médicos no  conocen y no lo tratan como nosotros”.
 
El tratamiento que corresponde para estos casos empieza con la consulta con el amauta que debe diagnosticar la enfermedad. Dependiendo del resultado se hará una mesa para la tierra para despachar el mal o una mesa negra, en ambos casos se complementará con medicina natural.
 
"Pero no sólo vemos la salud. En este consultorio vemos también la suerte, los negocios, los estudios y todo tipo de problemas de manera gratuita. Todo eso atendemos”, sostiene.
 
Prueba de ello es el registro de las personas que pasan por el centro. Al mes se atiende a un promedio de 180 personas, pero en el turno de Paz este número se multiplica por su buena  fama.   
 
Hasta el mediodía ya dio consulta a 14 personas y ese será su promedio hasta el 30 de junio. Atiende   9:00 a 13:00 en el Centro Qullañ Uta, ubicado en la plaza Alonso de Mendoza.
 
Fuera el consultorio esperan otras cuatro personas. Se distraen viendo frascos con yerbas,  pomadas y  tónicos que se exhiben en una vitrina pequeña. Los precios de estos remedios naturales van desde los 13 bolivianos hasta los 35, dependiendo de la dolencia a la que están destinadas y su composición.       
 
El siguiente en ser atendido es Humberto Santander, uno de sus clientes de mucho tiempo que asegura que esperar por la consulta vale la pena. "Hasta pronto, no dude en venir. Aquí la atención es gratuita y personalizada”, se despide Paz Alí.
 

Manzanilla, para el mal estomacal
 
 
Para consumir la manzanilla en mates se utilizan las flores, las hojas y los tallos. Sirve  para calmar los dolores del estómago causados por enfriamiento o acidez y enojos.
 
También es antiinflamatoria y   antiséptica. Es ideal para lavar heridas. Asimismo, es recomendable para las infecciones respiratorias y la inflamación de las amígdalas.
 
Puede tomarse antes de dormir, para tener un mejor descanso y una pronta recuperación.

Wira Wira, para la tos y los resfríos 
 
 
Por el frío invierno de la parte altiplánica del país  muchas personas sufren de Infecciones Respiratorias Agudas, comúnmente conocidas como IRA. La  wira wira es una de las plantas más recomendadas por sus propiedades para  combatir  la tos, el asma, la bronquitis, el resfrío y la fiebre.
 
La característica de esta especie es una  pelusa  que cubre las hojas de color plomizo, que son alargadas y tienen un aroma dulzón. Las farmacias  la ofrecen procesada en   dulces.

La coca, para aliviar dolores
 
 
La coca es utilizada en todos los ritos de la medicina tradicional. Para hacer los mates  se utilizan ocho hojas de coca para una taza de agua hirviendo. 
 
Se puede tomar en caso de dolores estomacales,  cólicos o diarreas causadas por el frío. En el centro municipal se da estos mates a los  turistas que además de el resfrío sufren de mal de altura y dolor de cabeza.  
 
También se pude tomar el mate hecho con las hojas requemadas para un mejor resultado.

Chilka, para  dolor de articulaciones
 
 
Esta planta en emplastos sirve para el dolor de huesos y articulaciones así como para golpes y torceduras. Tiene propiedades  antiinflamatorias, por lo que está siendo utilizada en la industria farmacéutica.
 
Puede ser usada en emplastos, fomentos o en pomadas que son preparadas por los naturistas y amautas   del Centro Qullañ Uta. Si tiene duda sobre cómo usarla, en el mismo centro  el naturista o amauta  le hace la curación  y las fricciones en el consultorio.

Eucalipto, para sanitizar el aire
 
 
El eucalipto es un complemento extraordinario para descongestionar las vías respiratorias y ayudar a limpiar el ambiente a través de vaporizaciones. 
 
Este puede ser consumido  en infusiones o para lavar los pies o el cuerpo del enfermo. Se puede combinar con orégano o manzanilla, en caso de sinusitis.
 
Contra la inflamación de la garganta y la tos con sonidos fuertes de los niños se usa en  fomentos calientes que deben ser cambiados cuando se enfrían.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

72
16

Comentarios