Fiesta y fe unieron a “discordes ” en la entrada alteña 16 de Julio

El Vicepresidente, La Sole y representantes vecinales rivales compartieron el palco oficial. Más de 15.000 bailarines derrocharon alegría, destreza y cerveza.
sábado, 16 de julio de 2016 · 00:00
Madeleyne Aguilar / El Alto

La devoción a la "Mamita del Carmen”, la emoción de  las fiestas julias  y el masivo movimiento económico  unieron ayer a los vecinos de El Alto en torno a la Entrada  16 de Julio.   La Sole, dirigentes de las dos Fejuve  rivales y el Vicepresidente compartieron el palco.

Una camioneta bien adornada lleva a la figura de la Virgen. Detrás,  los prestes -Óscar Parra y su esposa Nora Nacho- caminan con la imagen del Niño Jesús. "La  inversión es alta, pero lo hacemos con cariño”, dice el pasante. 

"Festejemos la gesta libertaria practicando nuestra libertad. Trabajemos  unidos y dando pasos agigantados por El Alto. ¡Qué viva La Paz!”, dice la alcaldesa  Soledad Chapetón, que desfila en la caravana de devoción. En las filas están dos dirigentes que se autodenominan presidentes de la Fejuve de El Alto: Rolando Huanca y Franklin Machaca.

  "Esta entrada folklórica es la más grande de la   ciudad, es parte de nuestra cultura”, comenta Huanca. Mientras que Machaca explica: "La invitación  es abierta, es una fiesta por devoción”.

 En las graderías    venden refrescos y golosinas,  pero sobre todo cerveza.  Sobre las casas de la zona 16 Julio se instalaron enormes inflables en forma de  botellas. Hay 700 comerciantes acreditados. 

"Para que podamos manifestar y vivir esta alegría en profundidad, evitemos excesos en bebidas alcohólicas y  todo lo que pueda dañarnos porque se altera la conciencia, la paz del  corazón. Así evitaremos peleas”, recomienda  el obispo de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini.

 Las  calles asfaltadas que  rodean al palco,  instalado en la plaza Libertad, lucen cuadros folklóricos que fueron pintados por   artistas de la UPEA. A las 10:30, la banda edil  Orlando Rojas  interpreta una cueca paceña   y La Sole   baila con los prestes.

Graderías  repletas reciben al primer grupo. Flameando la whipala, una  integrante de la Asociación de Amautas  marca el inicio de  danzas autóctonas. Cholitas  elevan sus polleras de colores brillantes y animan a los espectadores, mientras comunarios de  Machulli y  Llave  tocan bombos y zampoñas. 

  Hay  55 fraternidades inscritas y cinco invitadas. "Son 17 pesadas, 18 autóctonas y 25 livianas” señala el presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos, Jaime Nina, que recibió el galardón Illimani de Oro de la Cámara de Diputados por su aporte a la Entrada 16 de Julio.

Este año, en la versión 32 de la Entrada, Nina deja la presidencia de la asociación. "Me voy con la frente en alto por mi aporte a El Alto. Aquí se mueve al menos 50 millones de dólares”,  comenta.

 Luego de una alegre kullawada, entra el baile de Sicuri y después una danza  pesada. La gente intenta  agruparse  sobre las pasarelas y las aceras para observarlas, pero los oficiales   les piden transitar "por  seguridad”.   
  
   Las fraternidades de morenada impactan por su paso imponente y grandes trajes  con accesorios dorados. El presidente de conjuntos folklóricos explica que son fundadoras de la Entrada 16 de Julio y "cada año mejoran su presentación”.

Además de los bailarines, la gente aplaude a los músicos con trajes de colores vivos, que   interpretan sus instrumentos mientras realizan complejas coreografías. Niños y niñas    tocan los platillos, bailan caporal e incluso morenada. Muestran habilidad en imitar  los pasos de sus padres,  conservando  sus  trajes intactos.

En medio de la algarabía, un grupo de  Cebras  saludan a los espectadores y exhiben mensajes contra la violencia de género.  "Vive en igualdad”, se lee en  una de las pancartas.

A las 15:00 llega el vicepresidente Álvaro García . "El Alto es la segunda ciudad más poblada de Bolivia. Estamos  alegres de participar”, dice antes de aceptar un traje de moreno y bailar con una china morena.
 
  
 
 
 
 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

107
49

Comentarios