Alcaldía y Gobierno “conversan” para el desarrollo de La Paz

En la plaza Murillo se realizó la ofrenda floral al monumento a Pedro Domingo Murillo y una ceremonia interreligiosa. Los amautas pidieron “humildad”.
domingo, 17 de julio de 2016 · 00:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, informó ayer en los actos cívicos por los 207 años de gesta libertaria que "conversó” con el vicepresidente  Álvaro García Linera por el progreso de La Paz.

"Hemos conversado (con García Linera), sí. Hemos conversado un poco.  Ojalá hacia adelante se abran  posibilidades de trabajar de manera más estrecha con el Gobierno, para el beneficio de la población”, informó Revilla.

  Explicó que ambas autoridades "coincidieron” en que tienen un poco más de  tres años "para hacer gestión y  no para dedicarnos a campañas políticas o a elecciones. Así que hacia adelante veremos la posibilidad de sostener reuniones o continuar algunas gestiones que estamos haciendo ante algunos ministerios, de tal forma que el beneficio sea esencialmente para la población”, precisó.

El partido de Revilla es opositor al Gobierno;  pese a eso, ayer en varias oportunidades se observó al Alcalde conversando  con García Linera, quien  en pasados meses criticó la gestión de Revilla.

El Alcalde habló de ese acercamiento,   luego del desfile militar y la ofrenda floral que realizaron ayer en la mañana las autoridades nacionales, departamentales y municipales en homenaje a  Pedro Domingo Murillo y los protomártires, en el Kilómetro Cero, por los 207 años de la Revolución del 16 de julio de 1809.

El acto comenzó a las 7:50.  Más de 50 instituciones - entre ministerios y otras entidades- presentaron su ofrenda floral. Después, se izaron las banderas.

 El Vicepresidente izó el emblema nacional; el presidente del Senado, José Alberto Gonzales,  la wiphala; y el alcalde Revilla y el gobernador Patzi, las paceñas.

Al acto asistieron las autoridades mencionadas, ministros, asambleístas departamentales y municipales,  además de los  altos mandos militar y policial.

Después, se realizó la ceremonia interreligiosa, en la que  las autoridades de las diferentes iglesias pidieron paz y unidad.

"Queremos pedir a todos los achachilas y apus en este lugar sagrado (plaza Murillo) por la unidad, el desarrollo y el progreso del pueblo paceño”, afirmó uno de los amautas, antes de iniciar la ceremonia.

El amauta pidió a las autoridades nacionales, departamentales y municipales "humildad y unidad. Nosotros los guias espirituales estamos en busca de la paz y el amor”,  dijo.

Tras ese emotivo momento, las instituciones militares y policiales realizaron su paso por el Palco de Honor. 
Luego, se celebró una misa en la Catedral Metropolitana que concluyó con la procesión de la Virgen del Carmen, patrona de La Paz.

Revilla dijo que la celebración es un momento de "renovar el amor y civismo por La Paz, para aportar a su desarrollo”.

Afirmó que hasta noviembre seguirá entregando obras para La Paz y agregó  que  analizará la nueva línea del teleférico, la Celeste, que fue anunciada el viernes por el presidente  Evo Morales y que llega a El Prado. "No conozco a detalle”, remarcó.

  El gobernador Patzi afirmó que las obras anunciadas por  el Gobierno "no son suficientes”.  Reiteró la solicitud del 4% de coparticipación tributaria.  
 
Actos protocolares
  • Ofrenda floral  La actividad comenzó cerca de las  8:00. El acto se prolongó por más de dos horas. Mas de 50 instituciones paceñas realizaron ese reconocimiento.
  • Iza de banderas  El vicepresidente Álvaro García Linera elevó la bandera nacional; el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, la wiphala; y el gobernador  Félix Patzi y el  alcalde  Luis Revilla, los emblemas paceños.
  •  Ceremonia interreligiosa  En  la actividad participaron representantes de las iglesias católica, evangélica y los amautas.
  • Misa  Tras las actividades protocolares se celebró una misa en la Catedral y luego se realizó una procesión.

Don Ricardo se roba el cariño de las autoridades

Página Siete  / La Paz

Don Ricardo Roque no pasó inadvertido en el desfile militar que se realizó ayer en la plaza Murillo por los 207 años del grito libertario paceño, pues se robó el cariño del vicepresidente, Álvaro García Linera, y del alcalde de La Paz, Luis Revilla.

 "Es el último ‘mutilado’ que queda de La Paz. Él participó en la Guerra del Chaco”, dice orgullosa su hija, Laura Roque, quien muestra el brazo amputado de su padre.

Ella rememoró que ayer por la mañana su padre se levantó temprano y le pidió que lo lleve a ver a "sus camaradas” en el desfile. "Quería verlos y recordar viejos tiempos”, afirma.

Cuando ambos llegaron a la plaza Murillo, el Vicepresidente se le acercó a darle un abrazo y a conversar con don Ricardo, que estaba sentado en una silla de ruedas.

 "Es un tesoro”, dijo el vicepresidente García Linera mientras lo abrazaba y   pidió a su hija que lo acompañaran  en los actos oficiales. 

Casi sin poder hablar, don Ricardo dijo "solito estoy. Todos mis camaradas ya han muerto”.

Tras unos minutos, el equipo de seguridad del Vicepresidente lo llevó al palco para que se sintiera cómodo.
 Don Ricardo  cumplió su propósito. Observó atentamente el desfile y cuando concluyó se despidió.
Ese momento, el alcalde Luis Revilla también se acercó ante el hombre y lo abrazó. 

"Estamos muy emocionados. No creí que lo recibieran con tanto cariño”, dijo  la hija de don Ricardo, mientras se alejaba del lugar. Afirmó que será un gran recuerdo para su padre este momento, porque quería conocer a las autoridades.

 
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

151
94

Comentarios