Sergio y Lucas, los bolivianos que brillaron en Zamorano

La Escuela Agrícola Panamericana Zamorano tiene un sistema de internado, con reglas estrictas. Deben trabajar desde las 6 de la mañana en labores rurales.
lunes, 15 de agosto de 2016 · 00:00
    Stefany Diez de Medina /La Paz  

Sergio Urioste Daza y Lucas Rocha Melogno dejaron el nombre de Bolivia en alto al graduarse con los mejores promedios de su generación de más de 250 estudiantes, en la Escuela Agrícola Panamericana Zamorano, en Honduras, los años 2014 y 2015, respectivamente. Se empeñaron en conseguir altas calificaciones para mantener becas que les permitían colaborar a sus familias. Adaptarse al sistema disciplinario de Zamorano no fue difícil, ya que estudiaron en colegios "estrictos”.

Los dos titulados en Ingeniería Ambiental y Desarrollo nacieron el año 1992. Lucas es de La Paz y salió del colegio Cumbre. Sergio es de Cochabamba, pero se mudó a la sede de Gobierno y cursó  sus dos últimos años en el colegio La Salle. En estos centros educativos, aprendieron a seguir reglas semejantes a las de Zamorano, como llevar uniforme, tener el cabello corto, estar sin barba y ser puntuales; pero en la universidad hondureña, las faltas se registran como deméritos que condicionan su beca y las pasantías del último año que pueden realizarse en universidades estadounidenses y europeas. 

La curiosidad por la ingeniería ambiental nació en Lucas cuando en primero de secundaria construyó, para una feria escolar de ciencias, una réplica de un sistema de tratamiento de aguas residuales para el río Choqueyapu.
 
Con ese proyecto notó que se necesitaban innovaciones de ese tipo para ayudar al avance socioeconómico nacional. A Sergio, desde el colegio, le interesó el desarrollo rural, pero no encontraba una carrera en el país que se aboque en ello con un enfoque técnico y social.

El joven cochabambino se enteró de Zamorano gracias al mejor amigo de su papá; y Lucas, por un profesor. Aunque ambos terminaron el colegio en 2010, el paceño recién se fue a estudiar a Honduras en 2011 y mientras tanto estudió Negocios Internacionales en la Universidad Católica  Boliviana San Pablo. 

Aunque ninguno ostentó los más altos promedios en sus colegios, obtuvieron becas y se esforzaron por mantenerlas para ayudar en los gastos a sus familiares y demostrarles su agradecimiento.  Lucas no sólo debía mantener su beca inicial del 50%, tenía que aumentarla para quedarse en Zamorano, porque sus papás atravesaron problemas laborales. Él logró ser el primero de su curso durante los cuatros años de carrera y su tesis fue elegida como la mejor de su generación. 

El sistema disciplinario de Zamorano está ligado a otra de sus particularidades: su método de "aprender haciendo”, por el cual los estudiantes realizan labores diarias en el campo que incluyen desde ordeñar vacas hasta trabajar en plantas procesadoras de alimentos.

"Más que el promedio, los viajes o las enseñanzas, lo más importante en la universidad fue lo que llaman el currículo invisible, que fue aprender esas cosas que están más allá del salón, como puntualidad, disciplina, desde aprender a ordenar tu cuarto todos los días hasta trabajar bajo presión y horas extras. Ése fue el regalo más bonito que me dejó Zamorano”, afirma con orgullo Sergio. Lucas también hace referencia al  "currículo invisible” que "te va enseñando la disciplina que necesitas no sólo en lo académico, sino en tu forma de vivir” para ser más eficiente y formarte como ser humano integral. Ambos concuerdan en que la sociedad debe aprender que las reglas tienen un sentido.

En septiembre de 2015, Sergio comenzó su maestría internacional en Desarrollo Rural en la Universidad de Gante, en Bélgica. Aunque no puede precisar cuándo, el ingeniero cochabambino quiere volver a Bolivia para trabajar e investigar sobre el desempleo juvenil en áreas rurales. A Lucas también le interesa dicho tema, porque afirma que hay más jóvenes que estudian carreras a nivel de licenciatura, pero insuficientes puestos de trabajo y por eso es importante tener habilidades para el negocio y los emprendimientos. 

Lucas trabaja como investigador en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, desde enero de 2006. Aplicó a un doctorado en Ingeniería Ambiental en la misma universidad para seguir enfocándose en el tratamiento de aguas residuales. Él explica que en ese país, si uno cumple con cierto perfil, puede pasar de la licenciatura al doctorado. Espera volver en los próximos cinco años a Bolivia para trabajar en su especialidad.
 
 Un zamorano, el invitado más joven de TEDx Kantutani
 
Cuando se graduó de Zamorano en 2013, el ingeniero agrónomo Diego Moscoso Balanza, de 25 años, "sentía que tenía mucho para devolverle al país” y no dudó en volver.

El joven paceño e ignaciano se especializó en "permacultura”, que impulsa proyectos de desarrollo urbano sostenible. Redactó un ensayo del tema que lo llevó a una cumbre internacional de seguridad alimentaria, en  2015.

En julio de 2016, su especialidad le valió una invitación al TEDx Kantutani. Fue el expositor más joven del evento, donde participaron figuras como Carlos D. Mesa y Francesco Zaratti. 

Ahora trabaja de consultor para una universidad de Frankfurt. Planea conseguir un terreno periurbano para aplicar la permacultura y demostrar que es posible producir alimentos en casa para autoabastecerse.

 Valenciana Gourmet, con la marca de esa universidad
 
Luis Badani Veintemillas, de 33 años, le contagió el amor por la Zamorano a su hermano menor Rodrigo, de 27 años. Luis se tituló en Agroindustria Alimentaria y Rodrigo, en Ingeniería Ambiental y Desarrollo. En  2014, los paceños e ignacianos abrieron una microempresa de alimentos gourmet libres de conservantes. 

"Lo que ha ayudado a que nos conectemos tan bien con mi hermano es la forma en que te enseñan a trabajar en Zamorano”, sostiene Rodrigo. El realizar labores desde temprano y el planificar su tiempo es un hábito que les dejó el pregrado.

Cuando retornó a Bolivia en  2012, a Rodrigo le frustró no conseguir trabajo en el sector público, porque su título tardaría por lo menos 10  meses en ser homologado. Ahora comparte un "bebé” con su hermano, pero planea hacer una maestría en Economía Ambiental.

Hoja de Vida
 
  • Origen    Sergio Urioste Daza nació el 19 de noviembre de 1992, Cochabamba.
  •  Colegio  La Salle (La Paz). 
  • Carrera   Ingeniería Ambiental y Desarrollo. 
  • Tema de especialidad  Desarrollo Rural.

Hoja de Vida


  • Origen     Lucas Rocha Melogno nació el 9 de octubre de 1992 en  La Paz.
  • Colegio   Cumbre (La Paz). 
  • Carrera   Ingeniería Ambiental y Desarrollo. 
  • Tema de especialidad   Tratamiento de sistema de aguas residuales.

 

 
 
 
 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

131
50

Comentarios

Otras Noticias