Abren primer Banco de Ojos del país que conservará 200 córneas

La Iglesia mormona brindó el equipamiento. El Instituto de Oftalmología trabaja en un plan para concientizar a la población sobre la importancia de donar órganos.
viernes, 26 de agosto de 2016 · 01:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

El Instituto Nacional de Oftalmología (INO) inauguró ayer el primer Banco de Ojos que lleva el nombre del actual director de la institución, Joel Moya. Este espacio iniciará  su trabajo  en dos semanas y se estima que  almacenará hasta 200 córneas.

"La infraestructura ya está concluida, sólo faltan detalles. Estimamos que comenzará a funcionar plenamente en dos semanas”, afirmó  Moya, ayer, en la inauguración de la unidad.

El Banco de Ojos tiene dos niveles. En el primero, hay  cinco ambientes con la tecnología necesaria para mantener "una cadena de frío”, que es necesaria  para el manejo adecuado de los órganos. En el segundo piso se  instalará la sala de cirugía.

El director del INO precisó que en el flamante Banco de Ojos trabajarán tres médicos. Estos profesionales   fueron capacitados en Colombia en la conservación de córneas y su trasplante.
 "Este aparato- un frigorífico- tiene la capacidad de almacenar hasta 200 córneas”, indicó Moya al mostrar el moderno aparato.  Ese y otros equipos fueron donados por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El frigorífico   no sólo almacenará córneas. También tiene capacidad para   conservar esclera (capa más externa del globo ocular) y   la membrana amniótica (tejido interno de la placenta el cual se usa para  tratamientos de úlcera corneal e  ictericia). "En la unidad  realizarán tres tipos de trasplante: de córnea, esclera y de úlcera corneal”, precisó Moya.

Actualmente, el INO realiza  trasplantes de córnea, pero  con tejidos donados por el Banco de Ojos de San Diego (EEUU). "Realizamos al menos 200 trasplantes por año, gracias a ese beneficio”, acotó el director.

Ahora, con el Banco de Ojos, se estima que se podrá conservar más  órganos y, por ende,  duplicar la  cantidad de trasplantes. "Nuestra gran tarea ahora es recoger  tejido humano boliviano para los pacientes”, dijo.

Sin embargo, Moya está consciente que esa tarea no será sencilla ya que en Bolivia aún existen prejuicios para las donaciones. Por ello, alista un plan para buscar donantes voluntarios en el mismo complejo hospitalario. "Nuestros residentes informarán a la población sobre la importancia de la donación”.

Además, se habilitará un cuaderno donde se registrarán los  voluntarios dispuestos a donar en caso de muerte cerebral. El nosocomio tiene una lista de espera de 200 pacientes que necesitan un trasplante.

 

En el laboratorio primero se analizará el tejido, luego se estudiará si  el trasplante es  viable. De ser así  en menos de 24 horas se hará  la cirugía. Un órgano tiene 15 días para ser trasplantado.
El presidente del Colegio Médico, Luis Larrea, destacó el aporte que hará el Banco de Ojos a la población boliviana.


46

Comentarios

Otras Noticias