“Chancheras ” de la Incachaca se quejan por perjuicios en ventas

Las comerciantes aceptaron alternar sus horarios de venta mientras se realizan los trabajos en el edificio quemado el viernes 19. Temen perder clientes en este lapso.
sábado, 27 de agosto de 2016 · 00:00
Madeleyne Aguilar  / La Paz

Las comerciantes de carne de cerdo de la calle Incachaca en la Garita de Lima     volvieron a sus puestos  después de  seis días y se quejan por la caída de ventas. La vía fue cerrada para  las obras de emergencia tras el incendio de la semana pasada. Mientras se realizan los trabajos, las "chancheras” venderán sólo los días jueves, viernes y sábado. 

"La carne de cerdo llega temprano y debemos venderla en el día. No se puede guardar. Desde la anterior semana no hemos vendido nada porque  no nos dejaban entrar (a la calle Incachaca).
 
Ahora los clientes ya no vienen, seguro se fueron a otros mercados”, reclamó  Candela Yanavico.

 Tras el incendio del viernes 19,  la Alcaldía evaluó el edificio quemado y determinó demolerlo.
 
Para los  trabajos de emergencia, se habilitó la calle Incachaca, que usualmente está llena de "chancheras”, para que ingrese la maquinaria pesada. 
 
"Desde la semana pasada, los  dueños de la vivienda  quemada cumplieron con el apuntalamiento de  las áreas debilitadas. Además  se debe desocupar el inmueble siniestrado de todo el material  quemado porque genera sobrecarga”, dijo el trabajador  de la Unidad de Gestión Integral de Riesgos, Mauricio Claros.

 Desde hace  días, volquetas ediles realizan constantes viajes para sacar el material quemado del edificio siniestrado y llevarlo al relleno sanitario de Alpacoma. Antes, los dueños de la mercadería escogen de  entre los escombros  lo que se salvó del fuego.

"Los funcionarios de la Alcaldía nos han indicado que nos arrinconemos para dar paso y que ingresen a la casa quemada. Antes nos querían mover  a la plaza cerca  al área del urinario. ¡Allí no podemos vender! Ahora nos dieron permiso para unos días, pero hasta ahora no hay venta”, reclamó  la vendedora de carne de cerdo Julia Espinoza.

Las federaciones de gremiales del sector acordaron con la dirección municipal de Mercados que  instalarán sus puestos en medio de la calle Incachaca los  jueves y viernes  hasta las 18:00, y los sábados, hasta las 20:00. Los días  domingo, lunes, martes y miércoles no armarán sus puestos para dejar expedita la Incachaca y  dar   paso a la maquinaria que realiza los trabajos. 

  Las "chancheras” de la calle Munaypata, ubicada en la misma zona, reclaman que también se afectaron sus ventas. Según las gremialistas, el  ingreso mínimo por día en un puesto de carne de cerdo es de 500 bolivianos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1

Comentarios