En Ch’utillos, 80 conjuntos hicieron gala de sus danzas

Debido a los bloqueos camineros, la tradicional fiesta de la Villa Imperial de este año comenzó ayer y durará hasta hoy; prevalece la devoción en el santo.
domingo, 28 de agosto de 2016 · 00:00
Página Siete /  La Paz 
 
Miles de bailarines en 80 diferentes conjuntos hicieron gala de sus pasos de baile en la tradicional entrada de  Ch’utillos en el departamento de Potosí. Los bloqueos no frenaron la   fiesta en honor de San Bartolomé.
 
Esta festividad se origina al rededor de  500 años atrás, en la época colonial, cuando  se difunde el relato en el que San Bartolomé luchó contra el demonio y ganó la batalla. La fiesta se realiza  los días 26 y 27 de agosto de cada año. Sin embargo, este año, debido a los conflictos sociales con bloqueos de caminos, se decidió recorrer  el festejo un día.
 
"Esta fiesta no es de la Alcaldía,  la Gobernación ni de las asociaciones. Es una fiesta de todos los potosinos en la que expresamos nuestra mayor devoción. Sobre la base de la fe    viene la tradición artística y cultural. Por esta razón y por la mayoría de votos decidimos que la fiesta se lleve adelante  el sábado y el domingo  cuando se realice la Entrada, para dar tiempo a los trajes y bailarines a llegar a Potosí”, indicó el burgomaestre potosino, William Cervantes.
 
La música y  danzas tradicionales son una  de las característica  importantes de esta entrada, que este año contó con la participación de 80 conjuntos. Varios de ellos invitados de La Paz, Cochabamba y Sucre presentaron danzas autóctonas.
 
La imagen de San Bartolomé con una capa roja fue quien encabezó la fiesta. A su paso   fue saludado con pétalos de flores, mixtura y pañuelos blancos.
 
No pudo faltar las cuecas  de antaño o  los jula jula y Thinkus de  Potosí. Los sikuris se ganaron la simpatía del público al igual que la diablada.
 
Los jalkas contagiaron su alegría a los espectadores y convencieron a muchos de unirse al grupo y seguirlos en su danza. La morenada    cautivó con sus chinas morenas y causó impacto con el paso cadencioso de los achachis morenos.
 
Como es costumbre, en los alrededores se ofreció platos típicos hechos a base de productos naturales, artesanía y textiles tradicionales hechos a mano.     

Comentarios