Concejala solicita que no se estigmatice a la Wak’a Katari

Los que se reúnen en este punto, agrupados en una asociación, denuncian que fueron víctimas de agresiones cometidas por personas de diversas religiones.
domingo, 28 de agosto de 2016 · 00:00
Leny Chuquimia /  La Paz 
 
La Wak’a Katari en la denominada Curva del Diablo está dentro del relevamiento de lugares energéticos del municipio paceño. La concejal Beatriz Álvarez pidió que no se estigmaticen las prácticas rituales del lugar bajo los preceptos  que no corresponden a la visión andina.
 
El miércoles pasado la Asociación Wak’a Katari realizó el traslado del Tío de la Curva del Diablo, debido a que las obras de ampliación de la Autopista La Paz-El Alto requieren el corte de la loma en la que se encontraba su altar. La imagen del protector  de las causas desesperadas  fue trasladada al bosquecillo.
 
Para el traslado se hizo un ritual para pedir permiso a la Pachamama por mover parte de la wak’a. La ceremonia fue  acompañada con música alegre, baile y comida.  
 
"Este sitio está catalogado como una wak’a, con un Apu y un Achachila  (seres ancestrales). Obreros y otras personas dicen que vieron una víbora de tres cabezas u otras especies en las que la espiritualidad andina está representada”, dijo Álvarez. 
 
La autoridad dijo que  se debe explicar  que la cosmovisión de los pueblos originarios de Los Andes  hace referencia a lo impalpable. "Acudimos a esta práctica para solucionar los problemas que nos acongojan en lo íntimo de nuestro ser”, agregó. 
 
Aclaró que dentro de estas prácticas nadie obliga a nadie  a que participe o crea. Consideró que la denominación " Curva del Diablo” es errada.
 
"Por los preceptos de la religión católica y  evangélica o protestante este lugar ha sido estigmatizado. Hay que explicar que en la religión occidental existe lo malo y lo bueno, pero en el mundo andino esta división no existe. Para nosotros hay un equilibrio”, sostuvo. 
 
El Tío es la muestra  de este equilibrio de convivencia y complementariedad entre las energías, para no estigmatizar lo malo o lo bueno, explicó.  
 
 
"Es parte de una serie de rituales y ofrendas que forma el abanico de rituales del mundo andino que viene de civilizaciones prehispánicas. El Tío está entre las tradiciones mineras a quien se le da ofrenda y se le pide. Es el Achachila   y el protector que no debe ser estigmatizado”, dijo.
 
La presidenta de la Asociación Wak’a Katari, Adriana Ramírez, señaló que la "estigmatización” a la que se refiere Álvarez se hace evidente en ocasiones en que se reúnen en esta wak’a. Asegura que muchas veces fueron  víctimas de agresiones.
 
"La gente siempre viene a visitar el lugar los viernes por la noche y es cuando aparecen personas de grupos religiosos. Muchas veces sólo gritan desde el vehículo ‘¡Cristo vive!’, pero en muchas otras nos arrojan con barro, tierra, piedras y hasta  orines”, relató.
 
Otros devotos dicen que los han amenazado hasta de muerte, algo que califican como "increíble, viniendo de  personas que dicen ser muy religiosas”. "Es una lucha en la que  aún vivimos para reivindicar nuestros rituales”, dijo la dirigente.
 
Afirma que a la zona llegan personas con causas desesperadas. Muchas de ellas establecen un contacto directo con la energía protectora del lugar sin la necesidad de un yatiri   intermediario.  
 
"Es un  depósito de lágrimas de amargura, de quejas y de desesperación que a veces sin hacer una mesa encuentran la ayuda que buscan”, explicó.
 
La historia de la   Wak’a Katari  
  • Origen Los amautas dicen que la wak’a es más antigua de lo que es el altar que hasta el miércoles  estaba en la tercera curva de la autopista.
  • Montaña  La wak’a es parte de toda una cadena de lomas y piedras en forma de serpiente y sapos que fue partida en dos con la construcción de la Autopista en entre 1974 y 1977.
  • Altar La oralidad urbana señala que el primer altar fue creado por los obreros de la autopista al término de los trabajos en el sector  para pedir perdón por la invasión del lugar.
  • 2011 Ese año  tras el hallazgo de un cadáver en el lugar  se procedió a su destrucción.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

68
22

Comentarios