Por falta de medicinas, centros alteños sólo atienden urgencias

Desde enero la Alcaldía dotó sólo el 30% de los requerimientos de 53 nosocomios. Atribuye el retraso a la burocracia el decreto edil 033. Galenos y pacientes exigen soluciones.
martes, 30 de agosto de 2016 · 00:00
Madeleyne Aguilar / El Alto

Debido al  desabastecimiento de medicamentos desde hace ocho meses, la atención en 53 centros   ediles de El Alto  se limita a emergencias. Los médicos anuncian un paro y los vecinos, movilizaciones. La dirección municipal  de salud atribuye     el retraso en la dotación a  la burocracia que implica el decreto  033.

 "Lamentablemente todos los  centros  de salud del municipio de El Alto nos encontramos en emergencia   porque no contamos con medicamentos, insumos, reactivos ni material de escritorio. Sólo se va a atender emergencias hasta que lleguen los requerimientos. El personal sólo trabajará hasta que se agote lo que les queda”, informó la directora del Servicio Regional de Salud (SERES), Marisol Quiroga.

Desde enero,   53 centros  municipales de Salud sufren  desabastecimiento. La principal causa  del problema, según la Alcaldía,  es la burocracia que supone el decreto municipal  033, aprobado en abril de 2015. La normativa delega    a la comuna    la compra de  los insumos.

En una reunión efectuada ayer en el Centro de Referencia Ambulatorio de la Ceja, dirigentes vecinales  alteños  denunciaron la suspensión de  atenciones en nosocomios ediles por falta de insumos. Mostrando  recetas médicas no cubiertas, los directores de los 53 centros exigían soluciones a las autoridades. 

"Para las  mujeres  embarazadas no tenemos  sulfato ferroso, que contiene  ácido fólico y  previene  malformaciones en el bebé. Con  esto   se está atentando contra ese nuevo ser. Los negligentes no somos los médicos, sino el municipio”, explicó el director del centro de salud Asunción San Pedro,  Rafael Otazo.

Precisó que además  de dotar de medicinas, la comuna alteña debe hacer el mantenimiento y equipamiento de los nosocomios, pero no  lo hace. Contó que en el centro  que  dirige "ni siquiera hay  tanques de oxígeno”.

     "En caso de  amenaza de aborto no podemos darles nada a nuestras pacientes, sólo mandarles a comprar afuera. No sirve tener una ley 475 porque no se protege la salud”, acotó el galeno.

Las denuncias de falta de insumos datan de enero, según  una investigación de Página Siete.
 
Tras la declaratoria de emergencia de los centros, la Alcaldía alteña inició un plan de contingencia que  dotó  algunos ítems. Sin embargo, éstos no abarcan el 100% de los requeridos.

"Estamos atendiendo el primer  pedido y  de ése se  cumplió el 60%; del  global llegamos a un 30%. El mecanismo aplicado no va a solucionar el  desabastecimiento, pero nos da pie para pedir la abolición del decreto 033,  causa del problema. No es fácil”, explicó el director municipal de salud, Marco Antonio Tito.

Reconoció  que la dotación " no es suficiente” pero enfatizó que se agiliza  el armado de carpetas para responder  los pedidos. 

¿Hasta cuándo?, ¡basta de mentiras! ¡Medicinas para salud!, eran algunos de los reclamos  de los vecinos y que participaron en   la reunión de ayer con autoridades municipales. 

 "Los pacientes pedimos medicinas en farmacia  y nos dicen que volvamos en una semana  y  así es cada vez. Creo que es hora de tomar medidas más drásticas. La junta de vecinos y la Fejuve deben tomar cartas en el asunto. Tendremos que salir a la calle”, advirtió  el vecino de zona Romero Pampa Lucio Quelca.

 

Van  8 meses de desabastecimiento de insumos

 

  Desde que la Alcaldía de El Alto asumió la tarea de dotar  de insumos a sus 53 centros de salud, hace ocho meses, hay desabastecimiento. Los planes ediles de contingencia  no solucionan el problema y en consecuencia  se suspenden algunos  servicios médicos.

 "Los  medicamentos que se nos  da no abastecen. Recibimos 70 jarabes, 25 inyectables... Por favor, esto alcanzará  para unos 10 pacientes en dos días y ¿qué pasa con los otros? En el Distrito 12 hay  26.000 habitantes y así no podemos atenderlos”, lamentó   el  médico     Alejandro Quino Rojas, del centro de salud San Martín.

  En gestiones pasadas la compra de insumos era responsabilidad directa de  los directores de los centros ediles. Esta situación cambió con el decreto municipal  033,  de abril del 2015. Según el director municipal de salud, Marco Antonio Tito, el proceso de compra es demasiado burocrático y pide derogar la norma.

 "Hemos tratado de agilizar las carpetas de pedidos pero el sistema tarda demasiado. Mientras cumplimos los plazos la dotación sigue, con prioridad para  atención  materno infantil. Esta semana nos llegará otro lote de insumos para los demás centros”, informó  la autoridad edil.

 Destacó que  la Alcaldía aplicó un nuevo sistema rotativo de compras y destinó dos  millones de bolivianos para la  reposición inmediata  de medicinas.       Después de las primeras denuncias, la alcaldesa Soledad Chapetón prometió que  se mejoraría la calidad de las medicinas y el proceso para su adquisición.

 

1
2

Comentarios