El “Tío” de la Curva del Diablo deambula en busca de morada

La piedra “energética” fue llevada el pasado miércoles al bosquecillo. De allí la sacó la Alcaldía por poner en riesgo un área forestal. Aún no definen dónde colocarla.
jueves, 1 de septiembre de 2016 · 00:08
Leny Chuquimia /  La Paz 

En la tercera curva de la autopista La Paz-El Alto se ve una hilera de velas y mesas para la Madre Tierra que se consumen en el fuego. El lugar se llena  con el aroma de azúcar quemada, koa, cigarros, coca y  con las peticiones  de decenas de devotos del "Tío” de la Curva del Diablo. 

"Es el último martes de agosto y hay que despedir el mes de la Tierra”, dicen los presentes. Se reúnen no sólo por la fecha sino también para hacer una vigilia en torno a la piedra con la imagen del  "Tío” que hace una semana empezó su peregrinaje al ser desterrado de su morada. "Solito se ha vuelto, ha decidido regresar”, comentan entre susurros. 

Con rituales y música, el pasado 24 de agosto el "Tío” de la Wak’a Katari fue retirado de su altar  para ser instalado en el bosquecillo, a pocos metros de la llamada Curva del Diablo. Dos días después, la Alcaldía de La Paz procedió a su desalojo y lo devolvió a la  loma en la autopista, en la que moró por más de cuatro décadas. El argumento edil fue que "ponía en riesgo el área”.

"El miércoles nos llevamos al Tío porque una noche antes la ABC   nos dijo que iba a entrar la maquinaria al lugar. Pero el nuevo sitio no nos ha durado ni dos días”, lamenta la presidenta de la Asociación de Amautas Waka Katari, Adriana Ramírez.

    El viernes pasado, cuando los devotos  se preparaban para  visitar el nuevo altar en el bosquecillo, se enteraron que a las 17:00 el personal de la Alcaldía había    removido al "Tío”  otra vez. Cargado en la parte trasera de una camioneta fue devuelto  a su altar original en la autopista.  

Esta vez se fue sin  rituales ni  música  y sin más compañía que  funcionarios ediles que no lo quieren en su jurisdicción y obreros que al verlo guardan silencio en señal de respeto.  

"Llegamos y ya lo habían estado sacando. Había guardias y hemos tenido que llamar al Viceministerio de Interculturalidad. En tanta discusión decidimos que  vuelva a su lugar y ellos lo han traído de regreso”, relata Ramírez. 

La secretaria municipal de Gestión Ambiental, Mariana Daza, aseguró que tener al  "Tío” -manifestación  de una cosmovisión ligada a  la naturaleza, según Ramírez-   dentro del bosquecillo implica un riesgo para el lugar.

"El bosquecillo de Pura Pura es un  área protegida. Es un área verde  muy grande que en época seca es vulnerable a incendios. Las ofrendas a esta piedra generan un riesgo para el área  boscosa más grande de la ciudad y  principal pulmón de La Paz”,  aseveró.

Añadió que respeta toda  creencia pero que la comuna    determinó que la roca sea retirada del  bosquecillo y sea reubicada en otro lugar donde no implique ningún riesgo.  La Alcaldía   coordina con los amautas, la Subalcaldía  y la ABC para buscar ese sitio mientras se realicen los trabajos en la autopista. Negó que se haya actuado sin coordinación para la remoción.

 "Desde la Alcaldía se dicen que el trabajo de la autopista es competencia de la ABC y que no se pueden meter. La  ABC dice que es  la Alcaldía la que  ha devuelto  al "Tío”  del bosque. No escuchan al Viceministerio de Interculturalidad y ahora no sabemos dónde acudir o dónde nos lo vamos a llevar”, lamenta Ramírez.

La tarde de ayer,   todos los involucrados se reunieron y lograron firmar un acta. En ésta se comprometen  a realizar una inspección conjunta del  lugar para dar una solución al tema. 
En  la Curva del Diablo,  los tractores ya han comenzado el movimiento  de la Wak’a Katari y obreros talan  los árboles del bosquecillo que la rodean. Las huellas de la maquinaria se ven en toda la loma; pero han dejado intacto la piedra del  "Tío”. Allí vuelven los creyentes y piden  por salud, dinero, amor e incluso por  litigios de vivienda y desalojo. 
 
 
 



    

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

69
51

Comentarios