SEDES La Paz se excluye en la investigación del caso Obrero

El Servicio Departamental de Salud indica que ambas entidades deberían iniciar juntos la indagación a los nosocomios privados por la red de tráfico de insumos.
viernes, 17 de noviembre de 2017 · 00:00

Verónica Zapana S.  / La Paz


El Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz se excluye en la investigación que realiza la Autoridad de Fiscalización y Control del Servicio de Salud (ASINSA) a las clínicas privadas por el caso de la red de tráfico de insumos y pacientes del Hospital Obrero.


El director del SEDES, Freddy Valle, informó ayer que la institución no fue tomada en cuenta desde el inicio de la investigación de este hecho. “No tenemos conocimiento del caso y cómo vamos a hacer seguimiento de algo que no conocemos”, aseguró.


Explicó que si desde el inicio de la investigación comenzaban juntos, entonces se hubiese hecho el seguimiento, pero ahora “no tenemos por qué, no podemos actuar al final”, puntualizó.


El lunes, la ASINSA realizó una supervisión en la clínica Europa, denominada “El Obrerito” para indagar sobre el tráfico de pacientes e insumos que se denunció en el Hospital Obrero,  entre los primeros días de noviembre. Por ello, solicitaron información sobre a qué pacientes se atendió desde enero, quiénes son los médicos del centro privado y qué tipo de solicitudes de exámenes hicieron para cruzar con los datos que tienen del Hospital Obrero.


Entonces, el director de la ASINSA, Eduardo Ayllón, sostuvo que la institución convocó al SEDES para que los acompañe en la investigación en la clínica, pero que esa instancia solicitó una carta para ello.

Indicó además  que  una vez que se concluya el estudio (plazo que finalizó ayer) presentarán un informe al SEDES con recomendaciones para que proceda a alguna sanción si así lo amerita.


Por su parte, Valle explicó ayer que efectivamente, “ellos han venido a invitarnos para que investiguen, pero a la conclusión del proceso, cuando la reglamentación a la ley  indica que se debe coordinar desde el inicio y no  cuando ya está todo hecho”.


El inciso D del artículo cuarto del Decreto Supremo 3385, recientemente promulgado, indica que se debe coordinar con las entidades territoriales autónomas, los procesos de control y fiscalización en materia de gestión y atención en salud aprobados por la autoridad competente.


“Que la ASINSA cumpla  su función y que respete las funciones del SEDES. Nosotros tenemos competencias de rectoría ante todos los servicios públicos, privados y cajas, pero nosotros tenemos que intervenir a causa de una denuncia”, aseguró Valle. 


Aclaró que no están contra sus investigaciones, “pero tampoco estamos para dar el último toque”, apuntó y aseguró que serán los equipos de jurídica, transparencia y auditoría médica los que  acepten o rechacen las recomendaciones del SEDES. “Eso se debe analizar y estudiar”, dijo.


Valle remarcó además  que la ASINSA “se está introduciendo” en problemas que debe solucionar el SEDES.


 La ASINSA  comenzó la investigación después de que  el 31 de octubre, la Policía y la Fiscalía intervinieron la Unidad de Patología del Hospital Obrero, para verificar tráfico de insumos del nosocomio para privados y no para los asegurados. Por este motivo, 13 personas fueron arrestadas, de ellas cuatro están con detención preventiva en el penal de Obrajes y cinco con detención domiciliaria.


Ante esa situación,  la gerencia general de la CNS solicitó a la ASINSA investigar en los nosocomios privados. La institución indicó que hará la indagación en otros tres centros privados y que el informe final será concluido a fin de mes.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
7