Dan medidas sustitutivas para acusada de negligencia médica

Después del juicio oral que duró un poco más de tres horas, el juez prohibió que la ginecóloga se acerque a la clínica Sagrada Familia y también a los testigos.
viernes, 14 de abril de 2017 · 00:13
Verónica Zapana S.  / La Paz 

  La ginecóloga acusada de supuesta negligencia médica por el caso Capra Seoane, Marlene Zelada, debe presentarse una vez al mes al Juzgado Sexto de Sentencia  a firmar un libro de control;  además,  está prohibida de acudir a la  clínica Sagrada Familia y  tampoco puede comunicarse con los testigos del caso.

Después de una  audiencia que duró más de tres horas, el presidente de ese juzgado,  César Yampara, determinó otorgar esas medidas sustitutivas a la profesional.

"Luego de desvirtuar los riesgos procesales,  se rechaza la solicitud de detención preventiva que pidió la parte acusatoria y dispone la imposición de medidas sustitutivas. La primera será que  la acusada Marlene Zelada  deba presentarse una vez al mes ante el Tribunal Sexto de Sentencia para que firme el libro de control. Deberá acudir el primer día de cada mes, si cae sábado o domingo, deberá firmar el primer día hábil desde las 8:30 hasta las 18:30”, afirmó Yampara  en la conclusión de la audiencia.

Además, estableció "la prohibición de concurrir a determinados lugares que tienen relación con los hechos suscitados, es decir a la clínica Sagrada Familia y la prohibición de comunicarse con testigos que fueron ofrecidos como prueba de descargo en las acusaciones”.

La determinación la asumió  luego de escuchar  los argumentos de  la abogada de la parte acusatoria, Gilka Antezana, que solicitó detención preventiva contra la ginecóloga pero no logró convencer a los jueces.

Antecedentes

Este caso de negligencia se remonta a hace siete años, cuando se produjo una supuesta mala praxis de la citada  ginecóloga obstetra  en la atención de parto de Cecilia Capra Seoane.  

Según Antezana, la víctima se sometió a un parto en la clínica Sagrada Familia,  donde no la atendió la ginecóloga en el trabajo de parto, pero sí recién horas más tarde, cuando Capra tenía una hemorragia vaginal.

Después,   el anestesista  Alberto Tórrez  le suministró de forma equivocada una dosis de gluconato de calcio que le ocasionó una parálisis general. 

Un año y nueve meses después, después de recurrir a otros nosocomios del exterior y retornar a La Paz, Capra falleció.

En el proceso judicial el anastesista se sometió a un proceso abreviado y reconoció que incurrió en negligencia médica y fue sentenciado a tres años de prisión.

Notificaron sin pruebas

A su turno, el abogado de la acusada, Andrés Zúñiga, explicó que le llamó la atención que "el memorial con el que se los notificó  (a  la parte acusada) esté huérfano de elemento probatorial para poder debatir. Nos notificaron sin pruebas”, exclamó.

Aseguró que la otra parte solicitó detención preventiva, pero escuchando el argumento en la audiencia, el 95% "se refirió al requisito sustancial de la exigencia del deber de convicción”.

Argumentó que la ginecóloga  ejerce la profesión de médico cirujano desde 1985, luego obtuvo la especialidad y realizó varios cursos de actualización y especialización. Actualmente trabaja en dos consultorios, uno en Los Pinos y otro en Miraflores.

También demostró con documentos que tiene constituida una familia. Tiene esposo y tres hijastros.  Además, según la certificación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen  no tiene ningún antecedente. 

Tras escuchar la conclusión del juez, una de  las supuestas víctimas de la ginecóloga se acercó donde el abogado Zúñiga  para gritarle que la médica dejó huérfano a un niño. Los gritos fueron tales que el juez solicitó la presencia policial para hacerla desocupar la sala.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

125
127