Luego de un mes de fallecida Eva, se reúne la familia Quino

Los padres se ven muy bien, tanto física como emocionalmente. Los niños recuperaron su peso normal, pero deben alimentarse nutricionalmente.
miércoles, 19 de abril de 2017 · 00:00
Virgilia Mamani  / El Alto

Después de un mes y dos días del fallecimiento de la niña Eva por desnutrición, su familia (Quino)  se volvió a reunir. Los hermanos que estaban en el albergue 24 Horas, en la ciudad de El Alto, fueron trasladados a su nuevo hogar y ahora están con sus padres.

Antonio de 12 años, Andrés de nueve, Serafina de ocho y -la más pequeña- Paola de tres años llegaron al promediar   las 10:00  de ayer a su nueva casa, donde los esperaban sus padres. La situación se vio algo fría, pues casi nadie se animó a saltar de emoción por el reencuentro, quizá ello se debió  a que  estaban rodeados de periodistas y camarógrafos de varios medios de comunicación.

El gerente operativo de Aldeas Infantiles SOS de El Alto, Raúl Pacosillo, dijo: "Entre la familia no hay un vínculo fuerte y eso nos preocupa porque en cualquier momento pueden separarse”, pero aseguró que trabajarán en "potenciar los sentimientos y lazos” familiares.

Lourdes y Eliseo, quienes son los padres, se veían muy bien, inclusive  el padre  estaba  afeitado.
 Ahora su mirada es diferente, sus ojos se llenaron de lágrimas al ver la casa y estar nuevamente con sus hijos.

"Es una nueva oportunidad, no la voy a desperdiciar. Ahora voy a luchar hasta que Dios me dé vida”, dijo a este medio. 

Lourdes, la  madre , llora al recordar la partida de Eva. "No estábamos en su velorio, ni en su entierro. Quería escaparme del hospital para ir a verla. Me duele que haya muerto, ella era tan viva, siempre me ayudaba; pero los últimos días dormía mucho y así se me fue”.

Ambos padres lamentan no haber salvado a la niña. "Nos vamos a pedir perdón, sabe que la queremos y siempre estará en nuestros corazones”.

Alán, el hermano mayor, trató de consolar a su madre. Le dijo que esta era una etapa nueva y ahora debían apoyarlo para que sus hermanos estudien y no volver al pasado.

Aunque no lo demostró, Alan estaba muy emocionado y feliz. Cada que tocaban la puerta aprovechaba para correr por el patio, al retornar a la sala, retomaba su seriedad.

La nueva casa de la familia Quino es temporal. Vivirán allí hasta que el Gobierno les dé  la vivienda que les prometió, posiblemente  en septiembre.

El domicilio cuenta con cuatro habitaciones, una sala, una cocina, un patio y un baño. Tienen camas-camarote, Antonio y Andrés escogieron las  de arriba, Serafina y Paola, las de abajo. Sus padres tienen una habitación al lado. Alán tiene otro espacio, porque despierta muy temprano para salir a trabajar y no quiere "molestar”.

Pacosillo detalló que Aldeas Infantiles corre con los gastos del alquiler, cada mes pagarán 350 bolivianos. El precio parece algo bajo, pero es porque el dueño de casa decidió poner su granito de arena y disminuir el costo del alquiler de toda la vivienda.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

114
50