El Alto tiene su primer CEA con guardería para evitar deserción

La guardería alberga a 20 niños, que son exclusivamente hijos de estudiantes. Las dos educadoras son egresadas de la carrera de Parvularia del mismo CEA.
domingo, 23 de abril de 2017 · 00:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

Un aula que hasta hace un par de años era ófrico y sin muchos estudiantes, hoy es colorido, con cunas y juguetes para   albergar a los hijos de los estudiantes del Centro de Educación Alternativa (CEA) Martín Cárdenas, ubicado en la zona de Villa Adela de la ciudad de El Alto. Este es el primer CEA de esa urbe que cuenta con ese espacio para evitar que los participantes abandonen sus estudios y los concluyan con éxito.
 
 "Me inscribí a este CEA porque me dijeron que tiene guardería. Me entusiasmé demasiado, porque soy madre sola, no tengo con quién dejar a mi hijo. Ahora ya cumplo uno de mis mejores sueños: el de estudiar gastronomía y ser profesional”, dice Hilda Callizaya, que  rápidamente descarga  a su hijo de su aguayo, lo coloca en una de las  tres cunas que tiene la sala y después de darle un beso,  corre apresurada  a su aula.
 
Los niños se quedan en el "nidito Cardenience”  desde las 19:00 hasta las 22:00. Ahí hay dos educadoras que el año pasado concluyeron su carrera  como técnico superior de Parvularia en el mismo CEA y ahora  además de trabajar y ganar experiencia,  contribuyen a sus compañeros.
 
Ambas se encargan de cuidar hasta 20 niños cada noche.   El nidito se creó hace un par de meses. "Diseñamos el proyecto hace tres años, pero se concretó este año”, afirma el director del CEA, Édgar Callizaya, que observa orgulloso el ambiente que ahora está destinado a acoger a los hijos de participantes  de la institución.
 
 En el CEA, que tiene participantes mayores de 15 años, estudian cerca de 1.300 personas. En humanidades, entre primaria y secundaria, están inscritos 430 personas y en  las 10 carreras técnicas un poco más de 800.
 
"A nosotros nos llena de satisfacción que nuestros participantes concluyan sus estudios, pero en pasados años hemos visto que las estudiantes mujeres y mamás que venían con sus hijos   abandonaban sus estudios porque no tenían con quién dejar a sus hijos”, asegura  el director.

La maestra de la carrera de Parvularia Éricka Delgadillo  contó que "las participantes pasaban calores cuando acudían a clases con sus niños, porque lloraban o gritaban”.  Ahora todas las mamás dejan a los niños en la guardería y se sienten confiadas en dejarlos "en buenas manos”.
 
"Yo prefiero traer a mi hija aquí (al nidito) porque aprende y está más cerca de mí. Y sé que si necesita algo inmediatamente me llamarán las  educadoras para colaborar a mi hija”, afirma Katherine Apaza, y asegura que estudia en el CEA porque en el día trabaja para mantener a su hija, ya que es madre sola.
 
La sala se decoró y alfombró  con recursos de los maestros  y de  los participantes de la carrera de Parvularia. Cuenta con cunas, juguetes,  material de trabajo y estantes para almacenar   las pertenencias de los pequeños.
 
 


  



AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

107
49

Otras Noticias