Revilla condiciona transferencia de predio de oncología a Patzi

No existe oposición de la Alcaldía a dialogar para transferir el terreno, pero pide a la Gobernación paceña un proyecto a diseño final y conclusión de la obra.
jueves, 27 de abril de 2017 · 01:00
Wendy Pinto  / La Paz

El alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, manifestó ayer su predisposición de realizar la transferencia de propiedad de los terrenos del hospital oncológico, en Achumani, a favor de la Gobernación del departamento de La Paz, si es que ésta garantiza los recursos para su construcción.

"No habría dificultad (en hacer la transferencia a la Gobernación) si es que hay un proyecto serio, si es que se garantiza que van a haber los recursos, que se va a construir el hospital en este lugar; nosotros no tendríamos ningún inconveniente en ceder el predio, por supuesto que sí”, respondió Revilla.

El martes, el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Freddy Valle, realizó el pedido de los predios  porque  la Ley Marco de Autonomías  dice que   es competencia de la Gobernación hacerse cargo de la construcción de hospitales de tercer nivel, como  es un oncológico.

 "Vamos a entrar en conversaciones con el gobierno municipal para que nos cedan el predio”, dijo.

El burgomaestre reiteró las condiciones para ceder el predio,   que la Gobernación cuente con el dinero asegurado para la construcción del hospital, que se tenga el proyecto a diseño final  y que se construya lo antes posible.

Asimismo, la primera autoridad edil informó que como municipio se termina de elaborar un proyecto del hospital, aunque tiene conocimiento de otros diseños impulsados por la Gobernación y el Gobierno, por lo que los exhortó a todos a ponerse de acuerdo para la construcción. 

"Si el gobernador tiene la intención de conversar al respecto, tenemos toda la intención de hacerlo, en la medida en que tengamos un proyecto serio y garanticemos que ahí se construya un hospital oncológico como el que todos deseamos, por supuesto que sí”, reiteró.

La solicitud de la Gobernación surge a raíz del pedido de las personas que padecen  cáncer en la urbe paceña, quienes exigen que el Gobierno cumpla su promesa –que hizo hace dos años- de comprar el acelerador lineal.

Según Valle, el equipo de cobaltoterapia del Hospital de Clínicas tiene más de 50 años y cumplió su vida útil, por lo que debe  construirse con urgencia  este hospital de tercer nivel que incluye un acelerador lineal.

Revilla aclaró que el municipio no invirtió en este terreno a raíz de las competencias establecidas en la Ley de Autonomías, además que no se cuenta con el dinero suficiente para la edificación e implementación de éste.

 "No es responsabilidad directa municipal, por eso hemos preferido invertir los recursos en hospitales municipales como Cotahuma, La Portada, esa es nuestra obligación”, señaló.

 Hace 18 años la Fundación Boliviana Contra el Cáncer, junto con otras instituciones, adquirió el predio con el propósito de construir un hospital oncológico. Sin embargo, el proyecto no se ejecutó al 100%, tuvo un avance del 30%, con un presupuesto de algo más de 500 mil dólares.

 

Vecinos de Achumani piden se concluya la obra

Los vecinos de la Meseta de Achumani o bosquesillo piden a las autoridades del Gobierno  (Ministerio de Salud), Gobernación y Alcaldía de La Paz que más allá de los colores o diferencias políticas que tuvieran sus administradores, todas esas instituciones pongan voluntad política para el proyecto de oncológico que se encuentra en el lugar sea terminado y sirva a la población.

"Solicitamos a nuestras autoridades de Gobierno, Gobernación y Alcaldía a concluir este hospital especializado, para el bien de todos los bolivianos. Los vecinos no permitiremos la demolición de semejante inversión", dijo a Página Siete la presidenta de la junta vecinal de ese barrio, Catalina Ramírez. 

"Lo único que pedimos es que se concluya esta construcción, que cumpla la función social y se cumpla el sueño de poder contar con un lugar digno, para que los pacientes de cáncer sean atendidos dignamente”, insistió.

Ramírez señaló que la necesidad de la población está en situación de indefensión, ya que no existen muchos lugares especializados donde pueda   prevenirse el cáncer y eventualmente someterse a tratamientos, y los que existen son muy costosos.

 "Estamos hablando de tratamientos que pueden llegar a los 10.000 dólares o incluso superarlos y ¿quién tiene tanto dinero?”, cuestionó.

La dirigente vecinal señaló que ninguna de las autoridades y militantes partidarios de las organizaciones políticas que gobiernan la nación, la región y la ciudad están libres de sufrir de cáncer y ello les debiera hacer reflexionar sobre esta necesidad.

 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

122
52