En La Paz se duplica la cifra de los niños lustracalzados

El Hospital Arco Iris instaló un servicio de atención de primer nivel para los lustrabotas. La atención será gratuita y beneficiará a 3.500 personas.
viernes, 28 de abril de 2017 · 02:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

"He comenzado a trabajar desde este año como lustrabotas, porque en mi familia mi mamá no gana mucho. Ella lava ropa y tiene que mantener a cinco hijos. La mayor tiene 13 y mi hermano menor un año”, contó José, un niño de nueve años que afirma que pese a ese problema familiar, no abandonará la  escuela.

Es lustra zapatos desde las siete de la mañana. Le saca provecho a su bajada  desde la ciudad de El Alto, ya que  a su paso va  sacando brillo a los zapatos de  quienes corren presurosos a sus oficinas. "Trabajo hasta la una de la tarde. Almuerzo en la Fundación (Nuevo Día) y luego me voy a la escuela. A mi casa llego a las 20:30”, afirma el niño que cursa el tercero de primaria.

Como él,  varios niños y personas mayores que trabajan en ese oficio  acuden a la fundación para  almorzar pagando cinco bolivianos. "Les damos una sopa, el segundo, su fruta y un pan”, indicó el presidente la Federación de Lustracalzados de La Paz, Miguel Ángel Sumi, quien se sintió preocupado por el incremento de niños en este oficio.

Relató que hace dos años había  máximo 70 niños trabajando en esa labor; sin embargo,  el año pasado subió a 130 y este año se incrementó a 350. "Es mucho ese aumento”, lamentó.

Aseguró que ese número crece en época de vacación. "La principal razón es la falta de dinero.
 
La gente ya no tiene dinero y debe ganarse la vida a como dé lugar. Hay mucha pobreza en el país”, afirmó el dirigente.

La información la dio  luego de que se inauguró el centro de salud  Arco Iris que se implementó ayer en predios de la fundación.

 "Se está instalando un consultorio de medicina general y un consultorio dental. Las atenciones serán completamente gratuitas”, dijo el director del Hospital Arco Iris, Ramiro Narvaes.

Explicó que esta iniciativa nace debido a que esta población requiere atención médica. Pese a que tienen atención privilegiada en el hospital, ellos prefieren que el servicio esté instalado en la fundación. "El servicio de salud debe estar donde está la gente, para que eviten el gasto de pasajes, gastos extras y hacer filas innecesarias. Ellos necesitan trabajar”, declaró.

 Narvaes informó  que en el centro se atenderá a cerca de  3.500 afiliados de la federación y a sus familiares. Por eso, también se decidió que el pediatra acuda al centro una vez a la semana.

 "También vamos a instalar los equipos de telemedicina, para que los médicos  especialistas trabajen con los del centro, para un diagnóstico y tratamiento más efectivo”, remarcó el director del Hospital Arco Iris,  tras asegurar que con ese servicio buscan implementar el concepto de la "búsq   ueda de pacientes”.

 Sumi agradeció por ese servicio  médico,  ya que los lustrabotas  sufren de infecciones respiratorias agudas, quemaduras de piel y alergias producto de su exposición constante por varias horas al sol y al frío.  

Hay 3.500 lustracalzados  en La Paz
  •   Beneficios  En el espacio, los más de 3.500 afiliados a la federación de lustrabotas de La Paz almuerzan con costos muy reducidos. También pueden dejar sus pertenencias.
  •   Adultos mayores  Las personas mayores de 60 años  también son otra cantidad considerable que  ejerce ese oficio.
  •  Afecciones  Las enfermedades más comunes que tienen son las Infecciones Respiratorias Agudas, las quemaduras de piel por la exposición al sol y las alergias.

Buscan incrementar el costo de su servicio en  50 centavos
 
La Federación de Lustracalzados de La Paz pide que el pago por su trabajo se incremente en  50 centavos. Aseguran que lo que ganan ya no alcanza para la manutención de sus familias.

  "La mayoría de los afiliados a este gremio son personas que necesitan dinero para mantener a sus familias. Hay padres de familia, hermanos y estudiantes que requieren recursos”, afirmó el presidente de la federación, Miguel Ángel Sumi.

Por eso solicitó a la población que sea consciente e incremente    50 centavos por su trabajo.

 Según la organización,  lustrar un calzado negro o café actualmente cuesta 1,50 bolivianos y de otro color dos bolivianos, pero con el incremento sería dos y 2,50 bolivianos respectivamente. "Ya no alcanza, hasta el material ha subido”, resaltó el dirigente.

Aseguró que la determinación sobre el alza por su servicio la asumirán luego de que el Gobierno anuncie oficialmente el incremento de salarios para este año.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
54